ALONSO DEBUTARÁ EN LA EDICIÓN DE ESTE AÑO

Diccionario de las 500 Millas de Indianápolis: 9 claves antes del debut de Alonso

Alonso no disputará el Gran Premio de Mónaco para participar en una de las tres mejores carreras del mundo. Pero, ¿por qué es tan especial, y en qué consiste todo el evento?

Foto: Las 500 Millas de Indianápolis de 2016. (Imago)
Las 500 Millas de Indianápolis de 2016. (Imago)

“Ya he ganado en Mónaco, ahora quiero hacerlo en las 24 Horas de Le Mans e Indianápolis”. Fernando Alonso no ha escondido en los últimos años su deseo de igualar a Graham Hill como único ganador del ‘triplete’ mágico del automovilismo mundial. Una vez coronado en las calles de Mónaco, el asturiano disputará el próximo 28 de mayo las 500 Millas de Indianápolis, una disciplina en la que ya han participado anteriormente numerosos pilotos de Fórmula 1 y que ostenta una popularidad mayúscula incluso fuera de la órbita deportiva. Pero, ¿en qué consiste esta carrera y por qué es tan especial para los pilotos?

¿Cómo son las 500 Millas de Indianápolis?

Aunque sea una prueba más en el calendario del Indy Car americano, las 500 Millas de Indianápolis son uno de los eventos deportivos más especiales del año y todo un acontecimiento sociológico en Estados Unidos. 33 pilotos compiten sobre el óvalo del Circuito de Indianápolis, con 4,023 kilómetros de longitud (2,5 millas) y un total de 200 vueltas. Generalmente suele durar algo más de tres horas y se realizan una media de seis paradas en boxes. Es una prueba especialmente peligrosa que se ha cobrado la vida de 15 pilotos desde 1919. Si hace décadas apenas alcanzaban 123km/h de media, el ‘poleman’ del año pasado registró la friolera de 371,37km/h. El peligro y la velocidad son dos de sus grandes atractivos para el público.

¿Cómo son los coches?

Los monoplazas de la IndyCar no son tan complejos aerodinámicamente como los de la Fórmula 1. No obstante, destacan por sus altas velocidades punta y la igualdad entre todos los coches. La carga aerodinámica es cambiante y crucial según se modifican el estado de la pista y las condiciones ambientales. A excepción de los suministradores de motores –donde compiten Honda y Chevrolet– y el kit aerodinámico especial para cada fabricante, todos los coches son iguales. Y en 2018 se introducirá un nuevo diseño más agresivo que será ya común a toda la parrilla. El propulsor es de 6 cilindros y 2,2 Litros y también incorpora turbocompresores. La puesta a punto es crucial, variando para cada lado del coche, e incluso se utilizan neumáticos asimétricos para inducir el giro natural del coche en las curvas.

¿Cómo son los entrenamientos?

La acción empezará con los entrenamientos libres desde el lunes 15 de mayo hasta el viernes 20. En la sesión clasificatoria del sábado, los 33 pilotos dispondrán de seis horas para rodar todas las vueltas que quieran. Es ahí donde empezará a configurarse la parrilla definitiva con la famosa "bubble", donde se situán los últimos pilotos en la clasificación, siempre pendientes de quedar fuera de la carrera. El domingo, los nueve pilotos más rápidos del día anterior, conocidos como ‘Fast Nine’, se juegan la 'pole' en solitario. Los otros 24 ruedan en una sesión aparte donde sólo disponen de un único intento. La carrera se disputa justo una semana después, el domingo 28, a las 12:20 de la mañana hora local (18:20 en España).

¿Qué opciones tiene Alonso?

Tres de los grandes pilares de las 500 Millas son la gestión del consumo de carburante, saber lidiar con el tráfico y acertar con la configuración mecánica y aerodinámica del coche. Y aunque Alonso ya esté familiarizado con esta dinámica por la F1, su adaptación no será sencilla. En cualquier caso, la victoria de Alexander Rossi como debutante en 2016 sienta un buen e inusual precedente vistas sus similitudes con Alonso: también piloto de F1 sin experiencia en Indy Car y familiarizado con la tecnología híbrida. “Apenas tengo tiempo para prepararme, pero puede pasar de todo y daré lo mejor de mi”, avisaba el asturiano.

¿Es bueno Andretti, el equipo de Alonso?

A priori, no habría mejor elección de equipo con el que participar. Andretti Autosport es una marca consolidada en la IndyCar, y con la incorporación de McLaren serán ya cuatro las estructuras bajo su paraguas en las 500 Millas. Todos ellos corren con motor Honda, que ha resultado vencedor en las dos citas disputadas hasta ahora en 2017. En la edición del pasado año, sin ir más lejos, Alexander Rossi y Carlos Muñoz hicieron doblete con el mismo equipo, mientras que en 2014 también ganaron con Ryan Hunter-Reay.

¿Por qué es tan popular en Estados Unidos?

El circuito tiene capacidad para 257.000 personas, aunque congrega a más de 400.000. Quienes no tienen asiento en las gradas acuden a los alrededores, donde se respira un ambiente único con distintos eventos y actividades. De hecho, el pueblo donde se celebra la carrera se llama Speedway en honor al circuito. Y su popularidad ha ido en aumento, hasta el punto de que en 2016 se colgara por primera vez el cartel de no hay billetes. Además, coincide con la semana del Memorial Day y las fuerzas armadas son siempre homenajeadas antes de la carrera. Hasta Kim Kardashian y Cristiano Ronaldo se han pasado por la carrera.

¿Por qué es de las ‘tres grandes’ del mundo?

Las 500 Millas de Indianápolis son un evento muy particular. Los pilotos ruedan consistentemente a más de 300km/h en un óvalo, con múltiples maniobras de adelantamiento. Pero si algo cautiva por encima de todo es su fuerte combinación de tecnología y tradición como en ninguna otra categoría del mundo. Y si el espectáculo en pista ya es naturalmente atractivo, todo está pensado para el aficionado: sesiones de firmas de autógrafos, desfiles de los pilotos y sus múltiples tradiciones le convierten en una prueba verdaderamente mítica.

¿Cuáles son sus grandes tradiciones?

Una de las más especiales es que el piloto ganador no bebe champán al finalizar la carrera, sino una botella de leche enfundado en una gran corona de flores. Además, las 500 Millas no se disputan si llueve, pues no existen los neumáticos de agua. El sábado previo a la carrera, pilotos, integrantes de los equipos e incluso famosos participan por las calles de Indianápolis en uno de los desfiles más importantes del año en Estados Unidos. El trofeo es el más antiguo del automovilismo, mide 1,63 metros y nunca lo reciben los ganadores, sino que se guarda en el museo del circuito. A cambio, les dan una réplica de 46 centímetros.

¿Qué otros españoles han participado?

Hasta la fecha, sólo han competido tres. José Romero, que nació en Cuba, en 1984; Fermín Vélez, en 1996; y Oriol Servià, que ha disputado siete ediciones en la última década y también competirá este año. En 2016, Serviá salió décimo y terminó en 12º posición. Su mejor resultado lo firmó en 2012, cuando finalizó cuarto. Es el mejor resultado de un piloto español en la historia de las Indy 500.

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios