senna llegó a ofrecerse gratis en 1992

Las claves de Fernando Alonso para decidir su destino en 2018

Fernando Alonso decidirá después de verano su destino en función de varios factores, porque el panorama todavía no está claro para 2018 en varios frentes, McLaren incluido

Foto: Hamilton y Fernando Alonso en el pasado GP de China. (EFE)
Hamilton y Fernando Alonso en el pasado GP de China. (EFE)

“¿Qué cantidad de su sueldo daría a cambio de un buen motor?”. “Cero”. “¿Disculpe?”. Nuestro compañero Manuel Franco le preguntaba directamente a Fernando Alonso en la última entrevista concedida en el 'As'. “Cero”…

Alonso afronta un año intenso para decidir su próximo destino. El piloto español esperará hasta después de verano para tomar decisiones, según ha podido saber El Confidencial. Por un lado, para calibrar la situación de McLaren para entonces. Por otro, para valorar el nivel del resto de los monoplazas y su proyección para 2018 ante un posible tope reglamentario para igualar los motores. Y para manejar la evolución de un revuelto mercado de fichajes en el que tantos pilotos acaban contrato este año.

Alonso afronta una situación ligeramente similar a la de otro piloto de McLaren en 1992. Alguien que incluso estuvo dispuesto a correr gratis y forzó hasta límites insospechados para subirse al monoplaza más competitivo del momento. Se llamaba Ayrton Senna.

Correr gratis, un enorme golpe de efecto

En 1992, Honda se retiraba de la Fórmula 1, y el equipo británico quedaba huérfano de un motor competitivo. Ron Dennis solo contaba con la opción de Ford. Nada que hacer frente al equipo del momento, Williams, con los ultacompetitivos motores de Renault y la suspensión activa a la que tampoco McLaren tenía respuesta.

Como el español, Senna terminaba contrato. Consciente de no contar con la mínima opción ya antes de empezar el campeonato del año siguiente, el brasileño dio un espectacular golpe de efecto: se ofreció gratis para correr con el equipo británico. Era su respuesta al veto incluido por Alain Prost en su contrato con Williams para volver a competir tras un año sabático: el brasileño no podría correr en el equipo mientras el francés estuviera en el mismo. Tanto Frank Williams como Renault lo intentaron, pero finalmente chocaron con la voluntad personal y contractual del francés.

Fernando Alonso y Lewis Hamilton fueron compañeros de equipo en 2007. (EFE)
Fernando Alonso y Lewis Hamilton fueron compañeros de equipo en 2007. (EFE)

"Se está comportando como un cobarde..."

Por aquellas épocas se jugaba muy duro en la Fórmula 1, dentro y fuera de la pista, en público y en privado. Solo hacía falta a escuchar a Senna en tantas ocasiones, pero especialmente en una rueda de prensa 1992 en referencia al veto de Prost para compartir el mismo monoplaza. Va de corrido: “Volvemos a la situación anterior (se refería a 1989, 1990) consecuencia de increíbles cuestiones políticas y el mal comportamiento de alguna gente. Creo que ahora estamos en la misma situación de nuevo, es imposible que en febrero del año anterior, alguien ponga un veto contractual firmado, a mí o a él (Nigel Mansell a su lado). Y creo que Prost, que se dice un tres veces campeón del mundo, y vuelve quizás para ganar otro… Debería ser más deportista. La forma en que está actuando, se está comportando como un cobarde. Si quiere ser deportivo, con cualquiera, en cualesquiera condiciones. Pero todo está establecido a su favor antes del comienzo. Es como si quisieras correr un sprint de cien metros con zapatillas de carrera, y el resto con zapatos”. Cuando acababa, Mansell, le dio una palmada en la espalda.

Puede que Alonso continúe en McLaren, pero se supone que también buscará la opción más competitiva posible. Mercedes podría ser una de ellas. Obviamente, los tiempos y las dinámicas son diferentes. Pero la historia resultaba vagamente familiar al escuchar estos días a Lewis Hamilton cuando rechazaba la presencia del español argumentando el equilibrio en Mercedes con Bottas a su lado: “No va a ocurrir, si quitas dos kilos y pones cuatro...” Por supuesto, no existe veto contractual en esta ocasión. Y la decisión última se supone que corresponde a Toto Wolff. Pero resulta inevitable recordar aquella famosa reunión de la cocina entre este y Hamilton este invierno. Seguramente se hablaría de muchos temas, sustituto de Rosberg incluído.

Hamilton y Alonso en la última carrera de 2016. (EFE)
Hamilton y Alonso en la última carrera de 2016. (EFE)

"No es cosa mía, yo no he fallado"

“¿Qué cantidad de su sueldo daría a cambio de un buen motor?”. “Cero. Daría cero”, contestaba Alonso en la entrevista mencionada, “esa pregunta no es para mí o Stoffel o las personas que están aquí trabajando día y noche, es una cuestión de diseños y de cómo se hacen las cosas, es cosa de Honda, no mía. Yo no he fallado. Definitivamente no se ha hecho bien en Japón, por lo que hemos visto hasta ahora, no son competitivos en esa zona, por lo que tenemos que averiguar lo que falla y cambiarlo”. Habrá que ver hasta qué punto Honda puede solucionar sus problemas para ayudar a la continuidad en McLaren.

De momento, resulta dificil imaginar a Alonso ofreciéndose gratis a otro equipo. O llamando “cobarde” a Lewis Hamilton. Precisamente el ídolo del piloto británico, Senna acusó a Prost de no atreverse a luchar con él en igualdad de condiciones en Williams. Hamilton suele presumir de buscar el cuerpo a cuerpo con sus rivales, pero no quiere a Alonso en su equipo. Como Prost con Senna. Definitivamente, son otros tiempos en la Fórmula 1. ¿O no tanto...?

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios