"¡Nunca olvidaré tu cara en la parrilla!"

Carlos Sainz le echó "hue...": ganó la apuesta con su jefe en contra

Sainz consiguió el mejor resultado al que aspira Toro Rosso en condiciones normales, pero en una carrera sin ellas, el piloto español brilló tanto en la estrategia como luego en la pista

Foto: Carlos Sainz, durante el GP de China. (Reuters)
Carlos Sainz, durante el GP de China. (Reuters)

“Teníais que haber visto las caras de mis ingenieros cuando les dije que iba en superblando, me miraban como si estuviera loco”. Carlos Sainz recordaba tras la carrera el momento en que tomaba una increíble decisión ante un complicado contexto del Gran Premio de China. Al final de la prueba, Marco Matassa, su melenudo ingeniero, le abrazaba como al futbolista que hubiera marcado el gol decisivo en el partido. El siguiente fue su padre. "A veces, ¡echarle un poco de hue... vale la pena!", señaló al final del día en su cuenta de Twitter.

Sainz logró su primera 'victoria' particular en 2017 bajo la lógica actual en la Fórmula 1: ser el primero tras Mercedes, Ferrari, y Red Bull. Pero su séptimo puesto fue algo más. Porque Sainz puso en evidencia un rasgo adicional, el de una gran personalidad y confianza en sí mismo al osar salir a la carrera con neumáticos lisos frente a la estrategia totalmente opuesta de todos los equipos. Un rasgo que no habrá pasado desapercibido en los muros de boxes. Como buen futbolista, confirmó un personal ‘toque de pelotas’ como piloto que contribuye a modelar su perfil en un año decisivo para su carrera, el último en Toro Rosso.

"¡Nunca olvidaré esa cara tuya en la parrilla!”

“Cuando estás en la pista, a punto de empezar una carrera, y tomas una decisión como la de hoy, sientes una gran presión sobre tus hombros, sabiendo que podías tirar por tierra un buen resultado para el equipo. Pero entonces, me dije a mí mismo: "¡Vamos, confía en ti mismo, es lo que hay que hacer!"”. Sobre todo, cuando lo hizo con la oposición radical y vehemente de Franz Tost, el responsable del equipo, antes de comenzar la carrera. "Te prometo que va a funcionar", le contestó primero el piloto español. "Nunca olvidaré esa cara tuya en la parilla, pero sabía que era la decisión buena", le dijo después de la prueba el español.

La habilidad de Sainz sobre agua es bien conocida. Pero con su decisión el madrileño se la gritaba al resto. Con una pista en parte húmeda fue de enorme audacia. Apostar por unos neumáticos lisos para arrancar, de gran dureza y difícil gestión de su temperatura sobre un asfalto mixto, como confirmaron Giovinazzi, Bottas, Palmer... Se convertían en piedras. Era jugarse todas las fichas para hacer ridículo en la primera vuelta. “Fue un momento divertido, pero cuando vi a todos con intermedios, no me lo podía creer. Seguro que era muy arriesgado”.

Pero Sainz gestionó hábilmente esos momentos cruciales, a pesar de una pequeña excursión a la hierba. “Sabía que todo el mundo me iba a pasar en las primeras cuatro curvas, pero de repente en la sexta la pista estaba totalmente seca, y pude alcanzar al pelotón y todo el mundo empezó a parar en boxes, y me dije: “Cuando he visto que salía el coche de seguridad he pensado que ahí parecían los demás tontos y yo el listo, y me he quitado una presión grande de encima”.

Carlos Sainz.
Carlos Sainz.

"Incluso hubiera logrado un mejor resultado"

Pero hubo algo más. Porque si la decisión le dejó bien colocado, había que defender sus complicadas ventajas. “No creo que hayamos ganado solo la carrera aquí”, explicaba el piloto de Toro Rosso tras la carrera en referencia a esos momentos en que estaba alcanzando al grupo de cabeza. “El ritmo con los superblandos, alcanzando a los Ferrari, a los Red Bull que este sábado estaban uno o dos segundos más rápidos en una pista húmeda fue también un gran logro”. Incluso el color púrpura que iluminaba el nombre de Sainz en un par de ocasiones seguidas delataba que era el piloto más rápido en pista en esos momentos.

En una asfalto de complejas condiciones varios pilotos estuvieron por encima de sus monoplazas. Otros por debajo. Raikkonen y Bottas en este último apartado, por ejemplo. Un inmenso Verstappen o un Alonso que convierte en rutina lo imposible en el primero. Y con ellos, Carlos Sainz. Impagable la media carcajada de alivio por la radio de Sainz al terminar la carrera. “Hizo una carrera fantástica, sin los coches de seguridad, hubiera incluso logrado un mejor resultado”, admitía quien se habia opuesto a la decisión antes de arrancar, el propio Franz Tost.

“No os podéis imaginar lo contento que estoy”, explicaba casi ingenuidad al final de la carrera. “Esto también puede ayudar”, apuntaba. Y tanto. Porque este año, muchas sillas van a moverse en la Fórmula 1. Si el futbolista, además de clase, tiene ‘toque de pelotas’, tanto mejor.

opta

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios