McLaren y Honda se la juegan en Montmeló: ya no hay tiempo que perder
  1. Deportes
  2. Fórmula 1
SEMANA CLAVE PARA PREPARAR EL GP DE AUSTRALIA

McLaren y Honda se la juegan en Montmeló: ya no hay tiempo que perder

El equipo británico prácticamente perdió la primera semana de pretemporada. Pendiente de que Honda resuelva sus problemas, para McLaren sería un desastre repetir otra igual

Foto: El McLaren-Honda MCL32 pilotado por Fernando Alonso la semana pasada en Montmeló (Alejandro García/EFE)
El McLaren-Honda MCL32 pilotado por Fernando Alonso la semana pasada en Montmeló (Alejandro García/EFE)

Retraso importante en el programa. Problemas inesperados en el motor Honda cuyo alcance está aún por determinar. Este sería el primer balance de McLaren antes de comenzar la última semana de la pretemporada 2017. “Teníamos mayores expectativas al llegar a Barcelona, pero no empezó exactamente como esperábamos”, reconocía Eric Boullier con obviedad en la página oficial de la Fórmula 1. “Estamos en mejor situación que en 2016, aunque, para ser sinceros, no lo suficientemente bien según nuestras expectativas y las de nuestros aficionados después de tres años”. Más claro, agua.

Foto: Pedro de la Rosa, este miércoles en el circuito de Montmeló.

“No hay solución para recuperar el tiempo que hemos perdido, ahora necesitamos priorizar la lista de cosas que debemos hacer”, explicaba Boullier tras los primeros entrenamientos. McLaren no puede permitirse más problemas en una segunda semana crucial para el equipo británico, que dependerá una vez más y decisivamente de Honda.

Cinco motores en cuatro días

“Creo que hay trabajo que hacer en Japón para investigar por qué tuvimos esos problemas (sobre todo el sufrido por Stoffel Vandoorne, aún por determinar) que en absoluto esperábamos y, por supuesto, tampoco Honda”. He aquí la madre del cordero que más preocupa a McLaren y Yusuke Hasegawa, jefe del fabricante japonés.

Aunque desde McLaren se dejaba caer que los problemas no eran de gran envergadura, el japonés arrojaba sombras de incertidumbre en la entrevista con 'Movistar+' la pasada semana. El problema con el depósito de aceite, según Hasegawa, puede solucionarse con modificaciones puntuales y a lo largo de la temporada. Pero el sufrido en la cámara de combustión abre un agujero negro que necesitaría cerrarse esta semana. “Del problema mecánico todavía no sé lo suficiente para tener confianza. Por supuesto estoy preocupado con ello”, dijo.

Honda tuvo que utilizar cinco propulsores en cuatro días. Si la fiabilidad se resiente nuevamente para condicionar el necesario kilometraje, saltarán todas las alarmas. Tanto Fernando Alonso como Vandoorne llevaron a cabo numerosas tandas en las que ni siquiera llegaban a las diez vueltas seguidas. Las 29 de la primera jornada “no eran de calidad”, según dijo Alonso al terminar. Al completar el belga las 69 del día siguiente reconocía que ni siquiera había podido llevar una tanda en condiciones.

Semana clave para preparar Australia

El tiempo que McLaren está perdiendo es crucial, pero no solo para el equipo. “Necesitamos conseguir mucha información en un período muy corto de tiempo”, explicaba Alonso la pasada semana. "No solo desde el punto de vista técnico, también del piloto; tienes que encontrar tus límites, un estilo de pilotaje para este coche y los neumáticos, tienes que familiarizarte con muchas cosas: con el volante, con los paradas en boxes… Muchas, muchas cosas que este año son distintas”.

En todo caso, los propulsores utilizados hasta el momento estaban capados, a la espera de una versión más potente que debería ser utilizada esta semana. Según Hasegawa, el fabricante japonés estaba pendiente de los análisis en los propulsores averiados para que Honda trajera a Montmeló la evolución prevista para el Gran Premio de Australia (26 de marzo). Un tema clave, ya que Boullier apuntaba también que el MCL32 visto la semana pasada será muy diferente a la versión que debute en Melbourne, y que vería condicionada otra vez su desarrollo si la fiabilidad vuelve a limitar el trabajo en pista.

Aprovechar los viernes de gran premio

El panorama habría tomado un cariz muy delicado si los pasados entrenamientos hubieran puesto en evidencia problemas estructurales graves en el nuevo motor de Honda para 2017. Antes de comenzar la pretemporada, algunos rumores apuntaban a que el fabricante japonés iba a sufrir con su nuevo propulsor. Así ha sido.

"Desafortunadamente, tendremos que usar algunos viernes al comienzo del campeonato como sesiones de prueba por lo que tendríamos que haber hecho aquí (en Montmeló)", explicaba Boullier para ilustrar el terreno perdido por McLaren ya en la primera semana. Que no ocurra lo mismo en la última sesión de pretemporada. Resultaría demoledor para la ya maltrecha imagen del equipo. Si así fuera, valdría la pena pagar por escuchar a Fernando Alonso de puertas para adentro.

Fórmula 1 McLaren Honda Éric Boullier Yusuke Hasegawa Fernando Alonso Stoffel Vandoorne
El redactor recomienda