LA PRÓXIMA SEMANA, SEGUNDA MITAD DE LOS TEST

McLaren quita hierro a su incomprensible inicio y adelanta planes para el siguiente test

Boullier ha querido enviar un mensaje positivo tras la primera semana de entrenamientos de pretemporada de esta nueva Fórmula 1. La situación es delicada pero no insalvable.

Foto: Stoffel Vandoorne, este jueves sobre la pista de Montmeló.
Stoffel Vandoorne, este jueves sobre la pista de Montmeló.

“Creo, al menos, que por el lado del chasis... Ambos pilotos no se han quejado y sienten que la base es buena”. Eric Boullier, con la boca pequeña, intentó encender alguna luz este jueves dentro de la oscura pretemporada de McLaren en Montmeló. El día anterior, junto al responsable de Honda, Yusuke Hasegawa, advirtió a los más pesimistas que los problemas del motor no eran “estructurales -aunque sí inesperados-” y que el tiro se podía corregir. No ha sido la mejor manera de arrancar la nueva era de Fórmula 1 2017, pero a medida que ha ido avanzando la semana han querido ir quitando hierro al asunto.

[McLaren respira aparente tranquilidad para terminar los test]

“El chasis es bastante bueno, al menos la base. La plataforma es buena y podemos desarrollar el monoplaza a partir de ella, lo cual es positivo”, señala el jefe de McLaren-Honda, algo que no opinaba Pedro de la Rosa este jueves en una charla con El Confidencial, quien lo observaba demasiado 'nervioso'. No obstante, el tema del chasis ha pasado a un segundo plano sabiendo que las limitaciones del propulsor japonés han condicionado unas pruebas realizadas por el MCL32 'a medio gas', sin ir al límite y sin poder extraer los mismos datos aerodinámicos que otros rivales.

“Fernando está enfadado” o “perdón a los pilotos” fueron palabras que han salido de Hasegawa durante estos test y que simbolizan a la perfección la incómoda situación vivida durante unos días en los que el guion previsto no se asemeja en absoluto a la realidad. Honda, en su tercera temporada impulsando a McLaren, debe rediseñar ciertas partes de su propulsor y espera llegar a tiempo para la próxima semana, cuando vuelven los test (7 al 10 de marzo).

Honda adelanta trabajo previsto

Para la siguiente cita, viendo cómo ha ido esta inicial, McLaren adelantará el trabajo previsto y llevará la actualización planeada para Australia al circuito catalán en breves días. Con el estudio en Sakura del propulsor de Vandoorne (enviado directamente desde Barcelona) y los datos obtenidos durante estos días esperan no sufrir problemas la próxima semana.

[Vandoorne, el lobo con piel de cordero que también se ha comido el marrón]

Planes, palabras, previsiones, expectativas… humo que se debe confirmar en el asfalto de Montmeló desde este próximo martes. Ni McLaren está a la cola de los problemas en este inicio de 2017 -Toro Rosso también sufre con su motor y Williams no ha podido rodar todo lo que quería por un accidente-, ni tampoco van a convencer a estas alturas de la película las expectativas de Boullier sobre la carrocería de su MCL32. Ensalzar aspectos positivos, también forma parte de su trabajo.

¿Puede desencaminar esta pretemporada en un desastre similar al de 2015? Los datos dicen que no ya que en aquella ocasión sólo pudieron dar 79 vueltas en cuatro días y los fallos saltaban desde todos los puntos: eléctricos, sensores, refrigeración, aceite… En 2017 parecen tenerlo más controlado y, a menor ritmo, han rodado algo más (208)… Por otra parte, peor no se podía comenzar.

Históricamente, McLaren no suele tener pretemporadas convincentes y dominantes. El riesgo es parte de su filosofía en sus diseños y ya sin Ron Dennis es algo que perdura (en este caso, por el lado de Honda). El capítulo de esta semana se cierra con cal, la próxima semana deberá ser la de arena.

Tiempos del cuarto día en Montmeló

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios