UN COACH CUENTA QUÉ LE ESPERA A JENSON BUTTON

Cuando un gran piloto de Fórmula 1 (Button) se siente un patán fuera de un circuito

Jenson Button va a tirarse a la piscina, al barro, participando este año en rallycross, disciplina en la cual no tiene "ni idea" cuando su vehículo pisa la superficie deslizante.

Foto: Jenson Button, piloto probador de McLaren y futuro piloto de rallycross, entre otras disciplinas.
Jenson Button, piloto probador de McLaren y futuro piloto de rallycross, entre otras disciplinas.

“Coincidí con él en la F3 del GP de Macao, también en Zandvoort… y, desde entonces, ya destacaba por tener el mismo punto fuerte que le ha hecho famoso en Fórmula 1: cometer muy pocos errores. Es un piloto muy preciso, así que aunque al principio le cueste -si no se lo toma a la ligera- pronto estará con los mejores”. El expiloto Peter Sundberg cuenta para El Confidencial cómo intuye que será el paso de Jenson Button desde la F1 al rallycross, una modalidad en el que se combina asfalto y tierra, elemento que se le escapa al británico tal y como ha reconocido estos días: “No tengo ni idea”.

["Son las emociones, estúpido... ¿Qué cambiar en la F1 sin Ecclestone?]

También se trata de un volante, cambias de marchas, acelerar y frenar, pero es un deporte diferente. Sentir el límite del asfalto y llegar a jugar con el barro afilando al máximo una curva requiere técnicas distintas. Peter Sundberg, expiloto de fórmulas (campeón en 1999 de la F3 italiana y probador aquel año del Minardi de F1, en dichas pruebas, entre otros pilotos, se encontraba Fernando Alonso), ganador en GT (España, 2007 y 2008) y actualmente coach de pilotaje para todo tipo de superficies (especialista en nieve), tiene una buena visión de qué es lo que se puede encontrar Button o cualquier otro piloto que desee dar el salto del asfalto a suelos menos adherentes.

In action at Sebring with @olsbergsmse @hondaracing_hpd #puredriving #purejoy #rallyx #rallycross #rx

Una foto publicada por Jenson Button (@jensonbutton_22) el

“La mayor diferencia se la encontrará tanto en la tierra como en el 4x4 y en la tracción delantera en lugar de trasera. La primera vez que fui a competir con un vehículo de tracción delantera, en los dos primeros entrenamientos, estaba a 1,5 segundos de los primeros… hasta que me entró en la cabeza que el diferencial se encontraba delante y que tenía que entrar en cada curva con un pelín más de gas”, recuerda Sundberg. Button necesitará realizar ese 'click' para no volver reconocer que no tiene ni idea de cómo sacar el mayor partido a una pista de barro. “También, este comentario, puede que lo haya dicho para quitarse presión...”. En la F1 no hay puntada sin hilo.

Un motivo sentimental detrás de su salto

Button 2017 quiere tomárse 2017 “como algo más que de relax. Me gustaría hacer algo de WEC, también algo como Super GT, una carrera en Suzuka… y también rallycross. Pero tengo que aprender mucho”. Hace unos días, en Florida, se puso a los mandos de un Honda Civic de rallycross, disciplina que está en auge con marcas como Audi, Ford o Peugeot y con pilotos del nivel y renombre de Mattias Ekstrom, Sebastien Loeb, Peter Solberg, Nelsinho Piquet o Scott Speed. Aunque la ilusión de Button por mancharse en estas pistas es por la de imitar a su padre.

“Aunque al principio se tomara el rallycross como algo para divertirse, pronto le volvería el instinto y orgullo para querer hacerlo bien. Con el talento que tiene, estoy seguro de que terminará haciéndolo bien… Al fin y al cabo esto no es rally, que tiene muchos más conceptos, no es el cambio que hicieron Raikkonen o Kubica. Quizás el primer año le costase, pero el segundo debería estar sacando la cabeza”, opina un Sundberg que a los consejos teóricos que reciba Button añade que, después de todo, es el de Frome quien debe “encontrar el punto. Cuánto ángulo para ir más rápido en curva, el no ir demasiado de lado ni demasiado recto… O cómo pisar para conseguir una 'wheelspeed' (derrape) de un 10%...”.

[Lea más noticias de Fórmula 1]

Sensibilidad y precisión en rallycross para un pilotaje en el que tendrá su cabeza más despejada para pensar en atacar, sin tantos botones en el volante y parámetros como en F1, y con el que “disfrutará de un estilo más puro y robusto, apoyándote puerta con puerta con el rival”. Nueva vida y mentalidad para el todavía piloto probador de McLaren, que a sus 37 años está deseando aprender trucos nuevos.

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios