el adiós del alemán abre muchas interrogantes

El adiós único de Rosberg: ¿y si Mercedes le pone a Alonso una oferta en la mesa?

Hasta qué punto los contratos de figuras como Ricciardo, Vettel o Alonso permitan dar un paso a Mercedes nadie lo sabe a ciencia cierta a día de hoy

Foto: Fernando Alonso y Nico Rosberg, durante una rueda de prensa (EFE)
Fernando Alonso y Nico Rosberg, durante una rueda de prensa (EFE)

“Di todo lo que tenía. No dejé ninguna piedra sin dar la vuelta, y no estoy dispuesto a repetirlo el próximo año. He seguido mi corazón. Solamente se vive una vez y la decisión es perfecta”. La frase de Nico Rosberg encapsula las razones que fundamentan el bombazo del piloto alemán. Rosberg fue siempre alguien diferente en la Fórmula 1. Con su retirada, lo ha confirmado una vez más.

Logró la puntuación más alta de cualquiera de los pilotos en los tests técnicos que realizaba el equipo Williams a sus fichajes. Habla magníficamente en cinco idiomas, y con sus correspondientes matices. Estuvo a punto de cursar una ingeniería antes de dedicarse a las carreras. Destaca por una articulada inteligencia y una singular contextura psíquica, como ha demostrado en su duelo con Hamilton. En definitiva, alguien con su personalidad y visión global alimenta una amplia perspectiva que le ha llevado a concluir que la Fórmula 1 había vampirizado su vida. Por el momento elegido, su decisión es única en la historia de la Fórmula 1.

¿Qué piloto ha anunciado su retirada el mismo día que recibe el trofeo que le acredita como campeón del mundo? Y en el momento culminante de su carrera deportiva. Stewart tenía decidida su retirada con el tercer título en la mano cuando se mató su amigo Cevert. Prost, otro tanto al ganar el cuarto con Williams en 1993. Mansell continuó pilotando en Estados Unidos cuando dejó al equipo británico un año después. La decisión de Rosberg confirma los particulares valores que guían su forma de ver la vida.

Nico Rosberg, tras ganar el Mundial (EFE)
Nico Rosberg, tras ganar el Mundial (EFE)

¿Por qué?

Durante la presente temporada, el piloto alemán ha tuiteado frecuentemente imágenes con su hija y numerosas escenas familiares, un año en el que ha agotado hasta la última gota de su energía física y mental para derrotar a Hamilton. Lo logró a costa de una odisea que no se ve preparado para repetir. Porque de su retirada se deduce implícitamente que duda si podrá batir nuevamente al británico. Probablemente no. Mejor irse por la puerta grande. Como nadie se ha ido antes.

¿Por qué alguien con su inteligencia toma semejante decisión sin dejar reposar cuerpo y mente? ¿ Por qué abandonar el mejor equipo del momento? ¿Qué lleva a renunciar al piloto alemán a un jugoso contrato y la rentabilidad económica posterior que proporciona un título en la Fórmula 1nbsp;“Ha sido un esfuerzo y un sacrificio para toda la familia, poner todo para alcanzar esta meta. No soy capaz de encontrar suficientes palabras para agradecérselo a mi mujer Vivian. Ha sido increíble. Ella ha entendido que este año ha sido el de nuestra oportunidad de hacerlo, y ha creado el espacio para que yo pudiese recuperarme completamente entre cada carrera, cuidando a nuestra hija cada noche y encargándose de cosas para poner nuestro campeonato por delante de todo”.

Rosberg padre dejaba entrever el domingo la vida absolutamente monacal de su hijo esta temporada. “No creo que haya mucha gente desde fuera que pueda apreciar el esfuerzo que (el título) ha significado. Hay un chico en Los Angeles, por aquí, por allá, y luego tienes a otro concentrado en una sola cosa. La nutrición, las diferencias horarias, limpiar el cerebro en el momento adecuado  concentrarte en el rendimiento, rendimiento, rendimiento…” Rosberg padre sabía de lo que hablaba el pasado domingo sobre el enfoque de su hijo esta temporada.

Las relaciones entre Nico Rosberg y Hamilton estaban cargadas de tensión (EFE)
Las relaciones entre Nico Rosberg y Hamilton estaban cargadas de tensión (EFE)

¿Qué pasará dentro de unos meses?

Hamilton también lo sabía. Y metía el dedo en el ojo con su primera reacción pública. “Probablemente soy uno de los pocos que no se ha sorprendido”, presumía el británico, “pero es porque le conozco desde hace tiempo. Es la primera vez que me ha ganado en 18 años, así que no es una sorpresa que haya decidido parar”. Para una vez que gana, no se atreve de nuevo, porque no habrá una segunda, viene a decir. “Pero también tiene una familia en la que concentrarse, con niños, y la Fórmula 1 le quita mucho tiempo”. “No como a mí, y ganarme le ha costado agotar todas sus reservas”, solo le faltaba añadir.

Por contraposición, la decisión de Rosberg pone en su contexto a los 'killer' como Schumacher, Alonso y Hamilton, capaces de vivir permanentemente en la dimensión competitiva a la que el alemán ha conseguido elevarse esta temporada, aquellos año tras año y sin el mismo desgaste psíquico y emocional. Con su decisión, Rosberg ha demostrado que puede ser campeón del mundo, pero no cuenta con la naturaleza de aquellos. Al menos, sus prioridades son otras.

“Final, absolutamente decidido” remataba Rosberg, asegurando que no habrá vuelta atrás. Pero cualquier deportista que haya llegado a sus límites absolutos sabe que se instalará en otra fase posterior donde se recupera la energía, la mente se límpia y entra en otra dimensión y todo se ve con otra perspectiva superior. ¿Qué hará Rosberg cuando llegue a ese momento, dentro de unos meses? ¿Se arrepentirá de su decisión? En alguien con su perspectiva vital e inteligencia cabe pensar que no. Pero varias décadas de carreras e intensidad interrumpidas de cuajo en lo más alto del éxito y la realización personal no se agotan en unos días. Solo  Rosberg sabrá la respuesta, y si salir al mar de Ibiza con su familia le realizará en la misma medida que luchar con Hamilton y sus rivales al límite a bordo de una increíble máquina de competición. 

Se abren muchos interrogantes alrededor de Fernando Alonso (EFE)
Se abren muchos interrogantes alrededor de Fernando Alonso (EFE)

¿Y ahora, qué?

La sorprendente retirada de Rosberg abre un fascinante panorama en la Fórmula 1 ¿Quién le sustituirá? De momento, es un duro golpe para Toto Wolff, quien ya ha anticipado que “llevará tiempo” elegir al rival de Hamilton en 2017. Se eleva un tsunami de especulaciones. Para empezar, si Mercedes quiere luchar por el título de constructores (donde está el dinero), necesita un piloto de alto nivel. Ni Ocon ni Wehrlein tienen todavía el cuajo suficiente, y en Mercedes ha funcionado a la perfección contar con dos pilotos que se han exprimido el uno al otro de manera continua. De aquí que no resulta aventurado presumir que Wolff necesite tirar los tejos a uno de los grandes. Otro tema es que tenga éxito.

Hasta qué punto los contratos de figuras como Ricciardo, Vettel o Alonso permitan dar un paso a Mercedes nadie lo sabe. O la voluntad de los posibles candidatos, porque la próxima temporada comienza una nueva era en la Fórmula 1, en la que tampoco se conoce todavía quién es caballo ganador.

Pero una pregunta fascinante queda flotando en el aire de la Fórmula 1. El responsable de Mercedes no ha ocultado en el pasado su interés por el piloto español ¿Y si Toto Wolff le presentara una oferta seria y concreta a Fernando Alonso? ¿Junto a Hamilton de nuevo? ¿Tiene una cláusula de resultados que le permita salir? ¿Diciendo adiós a McLaren y Honda después de tantas manifestaciones de compromiso? Este invierno, nos vamos a divertir.

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
11 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios