ECCLESTONE CRITICÓ SU POCA MEDIATICIDAD

¿Qué necesitaría Rosberg para ser un campeón recordado en el tiempo?

Nico Rosberg necesita ser tercero para proclamarse campeón del mundo de la Fórmula 1 en Abu Dabi. ¿Sería recordado como uno de los grandes o pasará desapercibido en el futuro?

Foto: Nico Rosberg entrenando en el gimnasio (@nicorosberg).
Nico Rosberg entrenando en el gimnasio (@nicorosberg).

“Si Nico (Rosberg) gana, el título sería bueno para él y para Mercedes, pero no sería algo que ayude al deporte porque no hay nada que escribir sobre él. Necesitas a alguien como Lewis (Hamilton)”. Bernie Ecclestone hablaba para un medio británico -el 'Daily Mail', como Hamilton-, pero el argumento que ofrece invita a pensar que no fue un simple discurso nacional y complaciente con el héroe local. El nivel mediático de Rosberg está lejos de los últimos campeones como Hamilton, Vettel, Raikkonen, Alonso o Schumacher. Sólo Jenson Button, también de un perfil discreto, estaría a la altura en el caso de que el germano políglota lograra el título dentro de dos domingos en Abu Dabi.

[La importancia de que Carlos Sainz se meta donde no le llaman]

Cuando Button ganó el título en 2009, la proeza de hacerlo en un equipo comprado por un euro a Honda, Brawn GP, se llevó por delante titulares y hasta galardones como el Laureus del deporte como mejor equipo deportivo del mundo, arrebatándoselo al impactante y hexacampeón FC Barcelona de Pep Guardiola. En este 2016, la publicidad de la Fórmula 1 fuera de sus aficionados habituales no será la misma pase lo que pase y, según apuntó Ecclestone, será de menor ruido si se lo lleva Rosberg.

[Si sólo sumó un punto, ¿por qué Alonso no olvidará fácilmente este GP de Brasil?]

“He hablado con él (Ecclestone) en persona y dice que no es lo que dijo. En cualquier caso no es importante. Yo me centro en lo mío... Habláis muchos de lo que otros dicen y yo estoy aquí para ganar carreras, no para complacer a todo el mundo. Todo el mundo tiene su opinión y así es este negocio, me centro en quien me apoya”, respondió Rosberg ante tal declaración de la cual no se pidió una rectificación. También Mercedes salió en su defensa: “Es una crítica injusta y excesiva al posible título de Nico. El campeón debe ser el que más puntos tenga al final del Mundial y si lo es Nico se lo merecerá y debe ser apreciado como un gran logro”, apuntó Wolff; Lauda las calificó de críticas “injustas”. Ahora bien, hay campeones y campeones, que es a lo que se refería Bernie, no a si merece el título o no.

El seguimiento en las redes, un dato

En redes sociales, Hamilton suma 11,3 millones de seguidores por los 4,8 de Rosberg. Una diferencia considerable y que puede servir de referencia para medir el impacto en medios de comunicación entre ambos pilotos. Al menos en El Confidencial, los lectores tienen más interés por noticias relacionadas con Hamilton que por Rosberg. En este caso alimentado porque Lewis fue un duro rival del ídolo local. 

[El día que Max Verstappen nos recordó a Ayrton Senna en la pista]

Retomando la frase de Ecclestone -“no hay nada que escribir sobre él”-, ¿por qué hay diferentes indicativos que reflejan que la exagerada frase de Bernie es un dardo hacia el alemán con cierto fundamento? La reacción de Rosberg fue la de permanecer tranquilo, no entrar al trapo y seguir concentrado en lo suyo. Sin embargo, el mensaje del magnate británico parecía más una invitación a que sacara el pie del tiesto en alguna ocasión para no pasar tan inadvertido.

[Carlos Sainz da la nota en Brasil y escribe su nombre entre los elegidos]

Correcto ante los micrófonos y también en la pista. Sin restar valor a sus 23 victorias de Fórmula 1, sólo la 'brillante' de Mónaco 2014, tras una ingeniosa clasificación, hizo un ruido mediático acorde al deseo de Ecclestone. El resto, en pista, su velocidad a una vuelta (lleva 30 poles en su carrera) y su constancia en carrera son las dos principales características que le definen. Alonso o Schumacher reunían algunas cualidades en torno a su atractiva y sugerente personalidad de 'killer', al igual que el talento natural de Hamilton y su rica vida social que tan popular también le hace y le hizo en su día a Raikkonen; o la juventud con la que Vettel comenzó a destrozar récords y la manera agresiva en la que lo constató con sus duelos ante Alonso y Webber. Todos estos campeones hicieron ruido en más de una ocasión, ya sea fuera o dentro de la pista. Y eso, como opina Ecclestone, da para escribir.

Thx @laureus for making possible to meet the legends @carles5puyol and @mrlennoxlewis 📸 by @paulripke

Una foto publicada por NICO ROSBERG (@nicorosberg) el

La traicionera Abu Dabi

Al margen de su mediaticidad, la inteligencia ha sido su mejor arma para medirse en estos tres últimos años a uno de los mayores genios que ha dado este deporte. Dio un agresivo zarpazo en Mónaco 2014 y sacó de sus casillas a su compañero hasta el punto de que este señalase que “alguien del equipo estudió mucho mi ritmo de Malasia”, asegurando que Mercedes pasó a Rosberg “un gran documento” referido a la telemetría del inglés. Meticuloso y astuto, Rosberg encadenó una serie de triunfos mientras Lewis trataba de encajar psicológicamente que estaba siendo superado por alguien teóricamente inferior a su talento. Finalmente, Nico perdió el título en la última carrera por diferentes fallos en su monoplaza. En 2015, el germano no tuvo opciones y sólo cuando Hamilton se hizo campeón comenzó a sacar la cabeza. Esta temporada, con ocho malas salidas del británico (el doble que el alemán), llegó a EEUU con una diferencia de 33 puntos. Le valía con ser segundo en las cuatro carreras restantes y lleva tres… vuelve a mostrar su perfecto manejo de la situación y llega a Abu Dabi como el gran favorito. Hoy nadie discute que este Rosberg es más fuerte que el que fichó por Mercedes e incluso que el de 2014. Aprende rápido y por eso está donde está.

La carrera en mitad del desierto ya se le resistió a Nico en 2014 y anteriormente, en 2010, ocurrió lo mismo con Fernando Alonso. Esa temporada inaugural con Ferrari, el asturiano terminó entre lágrimas porque sólo tenía que hacer un quinto puesto para ser tricampeón, como Ayrton Senna. Salió tercero y acabó séptimo. Han sido las dos únicas ocasiones en las que el título se jugaba en el desierto árabe y en ambas ocasiones salió vencedor el que menos posibilidades tenía.

[Lea más noticias de la Fórmula 1]

Deportivamente tendría que ocurrir una hecatombe para que Rosberg no se llevara el título (necesita quedar entre los tres primeros si gana Hamilton) y significaría una colosal derrota de un título que lleva acariciando desde hace un mes. El aura que existe en torno a las figuras de los campeones Hamilton, Vettel, Alonso, Schumacher y Raikkonen invitan a pensar que difícilmente hubieran permitido -con el mejor coche de la parrilla- que se les escapase el Mundial. ¿Tiene el mismo respeto Rosberg en cada una de las opiniones de los aficionados de F1? En un par de domingos dará motivos para pensar así o al contrario. Y, entonces, habrá que escribir de Rosberg.

PD: Fernando Alonso señaló, estando en Ferrari, que “en el recuerdo de la gente permanecían a veces pilotos que no habían ganado el campeonato”, como por ejemplo “Villeneuve”. El canadiense, como otras figuras históricas, no siguió el guion marcado y su talento dentro de la pista estuvo acompañado por una personalidad fuera de ella que marcó, entre otros, al propio Enzo Ferrari.

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios