Es noticia
Menú
La incógnita de los neumáticos Pirelli: el gran acierto o la gran pesadilla de 2017
  1. Deportes
  2. Fórmula 1
¿PERMITIRÁN ATACAR MÁS A LOS PILOTOS EN CARRERA?

La incógnita de los neumáticos Pirelli: el gran acierto o la gran pesadilla de 2017

El espectacular aumento de carga aerodinámica de los monoplazas supone un gran desafío para Pirelli. Pero ¿podrá lograr el neumático adecuado utilizando coches de 2015?

Foto: Pirelli es el suministrador de neumáticos de la F1 desde 2011 (Valdrin Xhemaj/EFE-EPA)
Pirelli es el suministrador de neumáticos de la F1 desde 2011 (Valdrin Xhemaj/EFE-EPA)

“Una Fórmula 1 en la que hay que ahorrar: combustible, neumáticos... Los monoplazas ya no son tan exigentes ni divertidos de conducir en carrera”. Ese es el mensaje que ha enviado Fernando Alonso en múltiples ocasiones este año para justificar su posible retirada la próxima temporadasi no cambia el panorama¿Quénos depararáen 2017uno de los factores cruciales que podrían influir en su decisión?

“Los futuros monoplazas(que probaba en el simulador) tienen más 'grip' por las mejoras aerodinámicas.Pero por ahora todo es una incógnita, especialmente los neumáticos”. Efectivamente, los neumáticos, tanto por rendimiento como por filosofía de degradación ¿Cómo responderáPirelli a uno de los mayores desafíos que un fabricante ha afrontado en cualquier temporada de laF1? ¿Lograráelneumático que piden encarecidamentelos pilotos? Porque este factor, el del 'arte negro' puede ser el gran acierto o la mayor pesadilla en 2017.

"Otra filosofía de degradación para atacar más"

Para lograr una mayor variedad estratégica,Pirelli ha ofrecidoun neumático dedegradación químicagracias a unos elementosplásticos en el compuestoque alteran suscaracterísticasy propiedadesal alcanzar una determinada temperatura, por lo que el piloto deberodar por debajo deun determinado ritmo para no 'freirlos'. Frente a estedegradación térmica inducida químicamente, lamás convencional se produce por el progresivo desgaste de la capa superior del neumático, mayor o menor según la blanduradel compuesto. Y hacia ellaquiere tender Pirelli a partir del año próximo. Otro tema seráhasta donde llega.

“Tendremos menos degradación en 2017 y los neumáticos ofreceránuna mayor ventana operativa”, explicaba este año Paul Hembery, responsable de Pirelli.“Quizás reste cierto nivel de estrategia, oal menos variaciones entre los equipos. Pero también intentaremos mantenercierto nivel de degradación”.Es decir, buscar unamáslineal y menos química, en la línea de los prototipos del Mundial de Resistencia con Michelin, que permiten atacar a fondodurante todo un relevo.

“Tendremos menos degradación en 2017 y los neumáticos ofrecerán una mayor ventana operativa”, aseguró Paul Hembery, responsable de Pirelli

Hasta un 45% más de carga en 2017

Pirelli se enfrenta a un gran reto para 2017. Por un lado, ante elmayor peso de los monoplazas. Por otro, por el espectacular incremento decarga aerodinámica.La publicación británica 'Motorsport' apuntaba en su último número que las simulaciones actualesya ofrecen un 25% más de carga sobre los actuales coches, paraalcanzarun 35% en la primera carrera de 2017y un 45% más sobre los niveles actuales al acabar la temporada por la evolución de los monoplazas ¿Logrará Pirelli neumáticos que soporten semejantes niveles de estrés, ofreciendo a la vez una degradación más convencional?

En la actualidad, Red Bull, Ferrari y Mercedesestán llevando a cabo las pruebas de desarrolloconmonoplazas de 2015 modificados yespecificaciones técnicas definidas por la FIA, con unacarga aerodinámica un 10% por encima dela actual, según la publicación británica, lejos todavía de reproducir enpistalos nivelesque se alcanzarán a lo largo de la próxima temporada.


No solo el rendimiento, también la seguridad

El propio Alonso tambiénapuntaba recientemente ala desventaja para quienes no participan en el desarrollo de la próxima generación de neumáticos.Al respecto, Hembery anunció que todoslos equipos dispondrán de la misma información que Mercedes, Red Bull y Ferrari, y que estosdesconocerían el tipo de producto que se prueba en cada una de las sesiones. Sin embargo, la experiencia sí puede resultarvaliosa para los tres equipos mencionados, al poder estudiarsobre el aslfatolos efectos aerodinámicos de un neumáticoque es un 25% más grande que el actual.

Pero orillando las posibles ventajas competitivas, el tema crucial es el enorme desafío que afrontaPirellipara responder aunosmonoplazas más pesados,de mayor carga aerodinámicay con motores cercanos a los 1000 CV de potencia. Y con unas condiciones de desarrollo en pista que no reproducen lasreales que se esperan en 2017. Un desafío tambiénen materia de seguridad, ya que losneumáticos tendrán quesoportar un ritmo 4 o 5 segundos por vuelta más rápido quelos actuales. Sin olvidar la nueva filosofía de degradación que se espera de ellos, como tantas veces han apuntado Alonso y sus colegas.Para el piloto español puede ser un tema crucial en su futuro.

Foto: Maurizio Arrivabene conversando con Toto Wolff.

¿Y si los neumáticos no respondieran a tantas exigencias y esperanzas? Ante los problemas surgidos con los actuales(recordemos a Vettel en Spa el pasado año), por ejemplo,Pirelli ha tiradopor la vía drásticaexigiendo a los equipos unas presiones mínimasque, en general, son consideradas muy elevadas por los equipos.¿Acudiría el fabricante italianoa parches semejantes si no se lograel resultado esperado, desvirtuando así algunos de los grandes cambios de 2017?Como apuntaba Alonso, por ahora todo es una incógnita.Pero es la incógnita más importante pordespejar.

“Una Fórmula 1 en la que hay que ahorrar: combustible, neumáticos... Los monoplazas ya no son tan exigentes ni divertidos de conducir en carrera”. Ese es el mensaje que ha enviado Fernando Alonso en múltiples ocasiones este año para justificar su posible retirada la próxima temporadasi no cambia el panorama¿Quénos depararáen 2017uno de los factores cruciales que podrían influir en su decisión?

Fórmula 1 Fernando Alonso Red Bull Sebastian Vettel
El redactor recomienda