BUTTON PARECE TENER CLARA LA RESPUESTA

¿Por qué McLaren-Honda se pegó semejante 'leche' en Japón?

No existe una respuesta clara ya que, de lo contrario, alguien en el equipo hubiera previsto que Japón no irían bien. Button, quizás, es quien más claro tenía que McLaren no iba a funcionar

Foto: Jenson Button, este fin de semana, en el GP de Japón.
Jenson Button, este fin de semana, en el GP de Japón.

“Es un circuito que tiene largas rectas, muchas curvas de media y alta velocidad sin frenadas fuertes, nuestra debilidad. Somos muy sólidos con las curvas de frenada fuerte y de baja velocidad, pero no en las curvas donde no se frena fuerte”. Jenson Button encendió la linterna e iluminó a un rincón del de la oscura habitación en la que se metió McLaren-Honda en Japón. Dentro del desconcierto por el pobre rendimiento del MP4-31 en Suzuka, el piloto británico fue el único que alumbró con algún tipo de respuesta el porqué Fernando Alonso acabó decimosexto y él, decimoctavo en una carrera a la que acudían con buenas sensaciones.

[Alonso, McLaren y Honda: el cielo se desplomó sobre sus cabezas]

“Nuestro doble resultado dentro de los puntos en Sepang fue un gran impulso psicológico y una recompensa al trabajo duro sin descanso que se está desarrollando en Woking y Sakura, y con esta motivación llegamos a Suzuka, donde esperamos conseguir resultados similares”, decía Eric Boullier antes de poner el el coche sobre la pista. Qué diferente fue la previa a la revista hecha a toro pasado… Con todos los medios que un equipo de Fórmula 1 dispone para prever por dónde irán los tiros, ¿cómo McLaren-Honda pudo ir tan desencaminada en sus cálculos iniciales? Alonso, después de verano, también indicaba que circuitos como “Suzuka, Austin o Abu Dabi” eran trazados que le venían bien a su monoplaza y en los que intentaría pelear por ser el primero del resto.

[¿Sabéis a quién debería llamar Hamilton en estos días?]

Frente a estas opiniones se encuentra otra de Button, a toro pasado: “Hay que estar a las duras y las maduras y no creo que nadie esperara que fuéramos a ir tan bien como fuimos en Sepang y Spa”. Sabiendo que el inglés intuía lo que su compañero y jefe no, tal vez su razonamiento sobre su “debilidad en largas rectas y curvas de media y alta velocidad” sea válida para explicar el motivo de la hecatombe de McLaren-Honda. Sin embargo, si fuera así de sencillo y siendo Suzuka un circuito que un equipo de F1 se lo conoce como el salón de su casa, ¿por qué no advirtieron de que iban a pasarlo mal o, al menos, a no ir tan bien como en Malasia? Fue el peor gran premio del año y se tenía la esperanza de que fuera uno de los mejores fines de semana del año.

Dudas de una Fórmula 1 de otra época

En la F1 de los setenta y ochenta, antes de que la aerodinámica marcara tendencia, el calendario era una montaña rusa con subidas y bajadas de las escuderías más agudas que en la actualidad. De repente, había 'circuitos Ferrari', 'circuitos McLaren', 'circuitos Williams', 'Ligier'… Las diferencias entre los equipos estaban más marcadas que en la actualidad y posibilitaban sorpresas de grandes altibajos de un fin de semana a otro. Ahora existe la tecnología suficiente como para predecir cómo irá aproximadamente cada monoplaza en cada pista y un reglamento más cerrado y con menos posibilidades de que existan grandes diferencias entre los equipos (las montañas rusas no son tan acentuadas), pero hay ocasiones puntuales en las que las previsiones saltan por los aires y surgen dudas como en otras épocas. Sin comparar cuál fue la 'leche' más grande, este año ha habido otros desencantos como el de McLaren: Red Bull en Singapur o Ferrari en Montmeló. También la de Toro Rosso en Alemania o el pasado año la de Mercedes en Singapur… Un 'Expediente X' que posteriormente en fábrica se investiga, a veces con respuestas y otras no.

[Carlos Sainz o cuando dan ganas de tirar la toalla e irse a Renault]

“Espero que este fuera un excepcional y único fin de semana y que volvamos al trabajo para la siguiente carrera como normalmente, en Austin. Regresaremos a casa, analizaremos lo sucedido y nos recuperaremos de esta decepción”. Este lunes, la cuenta oficial en Twitter de 'Honda Racing F1', envió este mensaje optimista de Fernando Alonso (también otro de Button).

El tirón de orejas de Hasegawa a McLaren

En Estados Unidos sabrán más sobre el misterioso episodio de Japón, en el que se descubrió, como había dejado caer en Singapur Yusuke Hasegawa (Honda), que el chasis no es tan bueno como lo habían pintado en McLaren: “Esperaba una buena carrera en Singapur, pero Toro Rosso terminó por delante de nosotros. Debemos analizar los datos, pero que estuvieran por delante nuestro solo puede significar que el chasis de Toro Rosso es muy bueno... porque el motor Honda es mejor que el viejo motor de Ferrari. Imagino que su chasis se ha adaptado mejor al trazado”. Alonso, antes de la carrera, también habló de la “configuración” de su monoplaza y de un posible mal “equilibrio”. En Woking tendrán mejores respuestas y en su mano estará hacerlas públicas o no.

[Lea más noticias de Fórmula 1]

En cualquier caso, este mal trago no debe preocupar de cara al objetivo final: estar lo mejor posible en marzo de 2017. Las normas en la aerodinámica cambian radicalmente y los puntos fuertes y flojos del chasis variarán, no así la unidad de potencia, que seguirá siendo clave. En este sentido, sí que influirá la evolución del motor en el desarrollo del chasis puesto que el actual está concebido con poca carga aerodinámica para, ante la falta de potencia del motor, no penalizar tanto en las rectas. De ahí que en las curvas medias y rápidas lo pasen mal (les falta carga). Cuestión de balance. Si tuvieran un propulsor que en las rectas proyectara un monoplaza rápido, el diseño del chasis podría enfocarse en las curvas medias y rápidas… Todo está relacionado y nada es tan sencillo como parece.

opta

 

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios