EL VALENCIANO DEJA DE SER SOCIO DE AGAG

Enrique Bañuelos vende su 25% de la Fórmula E al gigante Liberty Media

Liberty ha dado un nuevo paso en la Fórmula E -la competición dirigida por Alejandro Agag- convirtiéndose en máximo accionista como hace unos días hizo con la Fórmula 1

Foto: La Fórmula E Championship cambia de dueño.
La Fórmula E Championship cambia de dueño.

Nuevo paso de la gigante norteamericana Liberty Media Corporation en el espectáculo de la velocidad en monoplazas. Si la semana pasada se confirmó la toma de control de la Fórmula 1, este viernes, según ha podido saber El Confidencial, se ha hecho con los mandos de la Fórmula E que gestiona Alejandro Agag. El inversor Enrique Bañuelos, uno de los fundadores de este sueño eléctrico, ha vendido su 25% al gigante Liberty Media, compañía propiedad del magnate John Malone, que ya era accionista de referencia (33%) desde comienzos de 2015. De esta manera, la productora estadounidense se convierte en el máximo accionista de la Fórmula E.

La Fórmula E caminará de la mano de uno de los grupos de comunicación más potentes del mundo y soltará la de Enrique Bañuelos, quien deja de ser socio de Alejandro Agag después de un final de relación algo complicada por las diferencias que fueron surgiendo, hasta el punto de distanciarse casi por completo. Un buen ejemplo de este divorcio es que el inversor valenciano no acudió a ninguna de las carreras de la segunda temporada, según reconocen fuentes cercanas a los protagonistas. Sin embargo, la unión entre ambos ha sido provechosa, permitiendo a Bañuelos, el inversor mayoritario original, lograr unas plusvalías millonarias.

[La Fórmula E o cuando el mismísimo Prost te enseña su monoplaza eléctrico]

Liberty (Liberty Global) entró en la Fórmula E Holdings en marzo de 2015 cuando recaló en el accionariado tras inyectar cerca de 100 millones de dólares mediante una ampliación de capital en la que Bañuelos no participó. En esa ocasión, la Fórmula E buscó un 'caballero blanco' hasta dar con en el bolsillo del conglomerado que hace unos días se comprometió a revolucionar, digitalizar, modernizar y llevar a más hogares la Fórmula 1.

“Recibir el impulso de dos de las mayores compañías de comunicación (Virgin Media y Discovery Communications) es un significativo paso hacia delante para la Fórmula E. La experiencia que tienen dará un buen empujón a la competición”, comentó Agag en aquella primavera de 2015. Fruto de ese primer acuerdo, entre otros movimientos, facilitó que la Fórmula E se retransmitiera en Eurosport, Turbo o Velocity... compañías pertenecientes a Virgin y Discovery, dos ramas de Liberty (otras filiales son Southeastern Asset, Berkshire Hathaway, Ashe Capital, Seizert Capital, Vanguard Group, Live Nation Entertainment, Time Warner, Viacom…).

Este es un nuevo paso de la Fórmula E en su consolidación como competición auspiciada por la FIA. Nació con una inversión aproximada de 100 millones de euros y el acompañamiento de empresas automovilísticas como Renault, Mahindra, NextEV (rival chino de Tesla), Audi y BMW, además de la tecnología de McLaren y Williams. Este año se les ha unido Jaguar en un nuevo paso en su crecimiento. ¿Se animará alguno más con el aterrizaje de Liberty?

Fórmula 1
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios