Es noticia
Menú
Adiós a los días de vino y rosas para Sainz... "Hasta ahora no pinta muy bien"
  1. Deportes
  2. Fórmula 1
EL DÉFICIT DE SU MOTOR SE MULTIPLICA EN SPA

Adiós a los días de vino y rosas para Sainz... "Hasta ahora no pinta muy bien"

Este fin de semana en Bélgica y el siguiente, en Monza, el motor Ferrari (de 2015, sin evolucionar) de su Toro Rosso dejará en evidencia la falta de potencia en su monoplaza

Foto: Carlos Sainz fue uno de los encargados de probar el halo en Bélgica este viernes.
Carlos Sainz fue uno de los encargados de probar el halo en Bélgica este viernes.

“Ha sido un viernes difícil. Nuestro principal objetivo ha sido intentar y compensar nuestra falta de velocidad punta en Spa. Definitivamente estamos sufriendo en esta pista, hay muchas subidas y bajadas… Pero necesitamos seguir trabajando duro, hasta ahora no pinta muy bien. E incluso sabiendo que este fin de semana iba a ser un desafío, esperábamos estar un poco por encima de donde estamos ahora”. Se acabaron los días buenos para Carlos Sainz en este 2016. Este viernes, el piloto de Toro Rosso reflejó en Bélgica la dificultad de pilotar un coche condenado desde el principio de año a tener el peor motor de la parrilla hacia mitad de la temporada. Este punto de inflexión ya ha llegado. Y quedan unas cuantas carreras.

[Alonso recibe 35 puestos de sanción para el GP de Bélgica]

Quizás este fin de semana, el de Monza -el siguiente- y el de Suzuka sean los peores para Sainz en lo que resta la temporada. Trazados exigentes para un propulsor que toda la parrilla ha evolucionado a lo largo del año, salvo Toro Rosso. El equipo de Faenza, con el pacto in extremis firmado el año pasado para llevar el motor Ferrari de 2015 (imposible de evolucionar), era consciente de que al inicio de 2016 llevaría un coche con una potencia aceptable. “El motor Ferrari nos debería dar una ayudita, sobre todo en la primera mitad de la temporada”, señaló en la pretemporada, siendo también consciente del bajón a partir de ese momento con la evolución por parte de sus rivales.

[A pesar de haber hecho los deberes, Sainz sufrirá desde el verano]

“Los demás están mejorando carrera tras carrera. Se nos está complicando la cosa. Hay que sacar el máximo rendimiento del coche y sumar puntos. No digo que haya que acabar séptimo u octavo... sino que meterse décimo ya será un logro. Entrar en la Q3 será un milagro, pero los puntos no tanto, ya que en carrera puedes hacer más cosas. Hay que levantar la cabeza tras lo de Alemania”, reconocía el madrileño de 21 años este jueves.

“Esto es lo que hay”

De Hockenheim (otra pista de potencia) se fue de vacaciones siendo decimocuarto en carrera y decimotercero el sábado. Pese a que aquel fin de semana era el primero en todo el año en el que habían introducido mejoras aerodinámicas, el motor lastró cualquier signo de avance: “Cada carrera que pasa ya podéis ver que sufrimos más los viernes y nos cuesta cada vez más la calificación. Esto es lo que hay”.

Sus rivales de la zona media, Force India, Williams y McLaren han ido evolucionando con el motor Mercedes (los dos primeros recibirán la última actualización que acaban de estrenar Hamilton y Rosberg en un par de carreras) y Honda en esta última parte del año “está por delante, es preocupante su evolución”, entrando Haas (con motor Ferrari de 2016) como nuevo rival para los de Faenza (en Alemania, los dos coches norteamericanos terminaron por delante de Sainz). Los problemas crecen a medida que el campeonato pasa.

[Alonso se relame ante los nuevos avances de McLaren]

“El coche cada vez da para menos”

“El coche ya vemos que cada vez da para menos”, resumía antes del parón veraniego y son nueve carreras las que le quedan a Sainz y Kvyat para intentar defender el sexto lugar en Constructores que actualmente ocupa (el objetivo, al inicio del año era ser quinto), aunque lo tiene complicado ya que McLaren está a solo tres puntos.

[Lea más noticias de Fórmula 1]

Para este fin de semana, Toro Rosso intentará hacer encaje de bolillos y salir lo mejor parado con las cartas que tiene. “Aunque pongamos el alerón de Monza y los demás lleven el de Mónaco no les ganaríamos en la recta. Tenemos que tomar la decisión de si nos conviene más perder un segundo en la recta y luego recuperar en el segundo sector o perder un par de décimas en las rectas y luego perder un poquito también en las curvas... estamos en una situación tan complicada que tenemos que ir moviéndonos y probando varias cosas para ver donde estamos mejor”, admitió este viernes Sainz en 'Movistar F1'. Táctica e ingenio para tratar de suplir el déficit con el que cuenta, aunque sin pasarse: "Si otros son más rápidos que nosotros, mala suerte. Ellos tienen un motor mejor y no podemos hacer nada con ello... creo que lo ideal es no volverse locos y simplemente poner en el coche lo que nosotros sabemos. Sería muy fácil reaccionar demasiado", aseguró a una entrevista este viernes para Formula1.com.

“Ha sido un viernes difícil. Nuestro principal objetivo ha sido intentar y compensar nuestra falta de velocidad punta en Spa. Definitivamente estamos sufriendo en esta pista, hay muchas subidas y bajadas… Pero necesitamos seguir trabajando duro, hasta ahora no pinta muy bien. E incluso sabiendo que este fin de semana iba a ser un desafío, esperábamos estar un poco por encima de donde estamos ahora”. Se acabaron los días buenos para Carlos Sainz en este 2016. Este viernes, el piloto de Toro Rosso reflejó en Bélgica la dificultad de pilotar un coche condenado desde el principio de año a tener el peor motor de la parrilla hacia mitad de la temporada. Este punto de inflexión ya ha llegado. Y quedan unas cuantas carreras.

Fórmula 1 McLaren Honda
El redactor recomienda