uno de los técnicos estrella de la f1 actual

James Key, o cuando tu tarjeta de visita te recuerda lo mucho que paga Ferrari

El ingeniero británico se ha convertido en una de las estrellas de la Fórmula 1. Con la marcha de James Allison, es sin duda, uno de los técnicos más codiciados para Ferrari

Foto: El británico James Key, ingeniero de Toro Rosso.
El británico James Key, ingeniero de Toro Rosso.

Mientras que un gran piloto coloca su monoplaza donde no se espera, un gran director técnico eleva el suyo sobre la jerarquía deportiva y económica de su equipo. Y puede que resulte más difícil encontrar al segundo que al primero. En este sentido, James Key es uno de los personalidades más solicitadas en la Fórmula 1 actual.

[Cuatro duelos imperdibles para la segunda parte de la temporada de F1]

El adiós de James Allison a Ferrari ha dirigido todas las miradas al director técnico de Toro Rosso. Sin duda, Maranello habrá sondeado su posición y un posible paso al equipo italiano. “Por supuesto hemos discutido esto”, reconocía estos días Franz Tost, “pero James tiene un contrato con Toro Rosso. Es una persona honesta y un caballero, y espero que respete su contrato. Tiene unas buenas condiciones laborales y un buen equipo en torno a él. Por lo tanto, espero que siga con nosotros” ¿Y si finalmente no fuera así?

Un trébol de cuatro hojas

“Cuando el estrés y las presiones sean insoportables, coge tu tarjeta de visita en Ferrari, pon detrás la cifra que te paga, y la miras en los malos momentos”, decía en su día Harvey Postlethwite, uno de los grandes ingenieros de la Fórmula 1  y con intensa experiencia vital y profesional en Maranello. La anécdota recuerda la disposición del equipo italiano para conseguir sus propósitos cuando se lo propone. John Barnard, Ross Brawn o Adrian Newey pueden dar fe de ello, aunque con diferente éxito para el equipo italiano. 

[El Toro Rosso de Sainz o cómo fabricar un coche a partir de una fotografía]

James Allison, ex de Ferrari.
James Allison, ex de Ferrari.

 

Maranello vive ahora una profunda crisis con la marcha de  Allison. Por su trayectoria y resultados, Key es un auténtico trebol de cuatro hojas en la Fórmula 1 actual y un candidato ideal para Ferrari. "Adrian Newey tiene, simplemente, mucha más experiencia, pero estoy convencido de que James será uno de las personalidades técnicas más importantes de la Fórmula 1 en los próximos años”, reconocía recientemente Franz Tost, consciente del impacto para Toro Rosso de su posible marcha.

[Por qué Sainz debería marcharse cuanto antes de Red Bull]

Como Newey, Key también ha ido dejando su sello en cada equipo donde ha trabajado. Su Force India logró la pole en Spa en 2009 con Fisichella. En Sauber, el C31 estuvo a punto de ganar con Checo Pérez en Malasia 2012 y obtuvo cuatro podios aquel año. Pasó entonces a Toro Rosso, donde hubo de reorganizar y fortalecer su estructura técnica. Estos dos temporadas pasadas los STR están considerados entre los mejores chasis de la parrilla. Una mala parada en boxes evitó un podio en Mónaco…

Un gran coche con un motor metido a martillazos

Con semejantes bases, Key apretó el acelerador en Toro Rosso a partir del STR9. “En los dos últimos años, hemos dejado de ser conservadores y hemos empezado a ser más atrevidos, haciendo cosas que iban más allá de lo que hacíamos hace dos o tres años, algo que no era tan obvio desde fuera” ha reconocido el británico. Ahí están los resultados. El rendimiento del actual STR11 tiene mayor mérito si cabe porque Key y su equipo tuvieron que integrar el motor Ferrari (“los híbridos son de complejísima instalacion”) casi “a martillazos” y en tiempo mínimo. En curvas medias, rápidas, y sobre asfalto mojado el monoplaza italiano es una de las referencias actuales de la parilla.

[Allison y su adiós de Ferrari: ¿munición para un Renault con Sainz?]

“El valor de un equipo siempre está en la calidad de sus empleados”, reconocía ya en 2015 el propio Tost, “en los últimos años hemos hecho todo los posible para reclutar gente de alto nivel y James Key, nuestro director técnico, ha sido la persona clave para hacerlo, y se ha rodeado de gente muy, muy buena y capaz”. Las claves en el éxito de Toro Rosso no se reducen solo al talento técnico de un individuo, sino también al grupo articulado en torno al ingeniero británico. Key es la brillante guinda del pastel italiano.

"No veo razones para que pueda dejarlo"

¿Conseguirá Ferrari captar algún día a  Key? ¿Le ofrecerá Red Bull la posición de Adrian Newey en el futuronbsp;De momento, el británico podrá aprovechar en 2017 las sinergias con Red Bull al contar con el mismo motor, así como una organización bien engrasada en torno a su dirección y visión técnica. Y con su talento ante los nuevos reglamentos, como nos recordaba Carlos Sainz este año, puede dar otra campanada el próximo año.

[Lea más noticias de Fórmula 1]

“Espero más éxitos en el futuro, y no veo razones para pensar que uno de los responsables del equipo pueda dejarlo, sobre todo después de la etapa tan dura para poner en pie todo”, explicaba Tost antes de la marcha de Allison, “por supuesto, uno puede hacer lo que quiera, sin embargo, James tiene un contrato con Toro Rosso, y espero que lo respete”. Quién sabe si, algún día, James Key también tendrá que mirar en el reverso de su tarjeta las razones con las que Ferrari le convenció para sentarse en su despacho de Maranello.

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios