lewis-NICO, sainz-kvyat, mclaren-mclaren...

Cuatro duelos imperdibles para la segunda mitad de la temporada de Fórmula 1

El descanso veraniego ha posibilitado que la tendencia en algunos duelos cambiara. No es casualidad ya que la estrategia de cada equipo y la mentalidad del piloto puede variar

Foto: Fernando Alonso abandonando el box esta temporada (Instagram: FernandoAlo_oficial).
Fernando Alonso abandonando el box esta temporada (Instagram: FernandoAlo_oficial).

El parón veraniego en Fórmula 1 suele actuar como punto de inflexión para hacer cambiar alguna tendencia. Hamilton regresó de vacaciones en 2014 logrando seis victorias y un segundo puesto de ocho carreras para remontar a Rosberg, en 2015 también sumó cinco victorias en las seis primeras carreras para apuntalar se segundo mundial consecutivo. En 2013, Red Bull consiguió con Vettel nueve victorias seguidas (todas) cambiando el rumbo de un título que estaba peleado por el Ferrari de Alonso y el Lotus de Raikkonen… Un año antes, Vettel había logrado una solitaria victoria antes del verano y posteriormente logró cuatro consecutivas que le sirvieron para ganar (agónicamente) el campeonato. ¿Qué ocurrirá en este 2016? ¿Quién pasará de la noche al día y viceversa desde este GP de Bélgica?

[Objetivo de McLaren: pelear con Ferrari por llegar a algún quinto]

El parón obligatorio, en lo técnico, marca dos posibles caminos a cada equipo: continuar desarrollando el monoplaza de este año con una intensidad similar a la ejecutada durante la primera mitad de la temporada o ir a vela y dejarse llevar el resto del campeonato con lo puesto (más alguna evolución planificada para adaptarse a cada circuito). En lo psicológico, este descanso sirve para que quien ve normalmente el vaso medio vacío, arranque con la idea de que está medio lleno. Actitud reforzada y un espíritu más sólido para tratar de hacerse inmune en el fundamental aspecto moral. Estos dos aspectos posibilitan que realmente se produzcan cambios de tendencias significativos desde agosto

[James Key o cuando tu tarjeta de visita te recuerda lo mucho que paga Ferrari]

En El Confidencial hemos centrado la atención en cuatro duelos en cuyo desenlace puede resultar clave estos días de desconexión: Hamilton-Rosberg, Ferrari-Red Bull, Sainz-Kvyat y el McLaren-'McLaren'.

Caribe vs. Ibiza

Hamilton supera por 19 puntos a su compañero Rosberg, quien inició contundentemente el año con cuatro victorias consecutivas. El 'reset' por el doble cero de Montmeló provocó que la tendencia se invirtiera para ver cinco victorias del inglés por una del alemán. Actualmente, el favorito es el tricampeón, quien ha 'trabajado' su faceta mental (la física también, aunque no es un gran amante de ello) por el Caribe visitando a su familia de Granada, y también disfrutando de las mismas aguas que bañan a Jamaica, Barbados y Costa Rica. Un retiro casi espiritual -con rezos incluidos- para apuntalar su estado zen sobre el monoplaza. Nico ha preferido pasar sus días en Ibiza con su chica, un yate (vehículo que también utilizó Lewis) y rodearse de amigos para cargar las pilas y contraatacar a su mayor rival sobre la pista.

[Por qué Sainz debería marcharse cuanto antes (o no) de Red Bull]

Racionalidad frente al romanticismo de Ferrari

Antes de ponerse el bañador, Red Bull se colocó segundo en el mundial de Constructores, un objetivo al que aspiraba al inicio de año, cuando adelantó que podría ser más lento que Toro Rosso (cuestión de motor), pero que a medida de que avanzara el año le adelantaría. Renault hizo su trabajo y los planes de los austriacos se fueron cumpliendo, quizás incluso antes de lo previsto. En Ferrari ha ocurrido casi al contrario: comenzaron apuntando alto y queriendo arrebatar el trono a Mercedes. Tras doce carreras, las palabras siguen siendo las mismas aunque actualmente sean los terceros en Constructores. Su actitud es más romántica que realista, algo que no suele triunfar en un mundo tan pragmático y preciso como es la Fórmula 1. Otoño dirá si triunfa el corazón sobre la razón...

[Horarios del Gran Premio de Bélgica]

Kvyat quiere ser Kvyat, con permiso de Sainz

El duelo que mantiene el ruso, más que con su compañero, es contra sí mismo. “Últimamente hay mucha desilusión en mi vida. Perdí las referencias y cometí un par de errores en mi vuelta. Este que está conduciendo no es mi yo normal. Ahora no veo ninguna solución. Todo el mundo tiene rachas complicadas y yo estoy en una de ellas. Si estás bien todo sale, si no, simplemente mueres”. El anterior desnudo es prácticamente un tabú en F1, nadie suele mostrar sus debilidades psicológicas al natural, ¿habrá vuelto renovado moralmente? Competir a su nivel le ayudará a tratar de sumar más de los dos puntos que lleva desde que volvió a Faenza, maquillar el 7-0 que tiene de desventaja en carrera con respecto a Sainz o el 6-2 en clasificación. En estos resultados ha influido la mala fortuna mecánica que ha vivido en cada fin de semana (sin un gran premio limpio y con cuatro abandonos). “Creo que necesito algo más que un descanso de verano”, indicó en la última carrera, Alemania. Tal vez haya sido suficiente.

[Kvyat o cuando un (buen) piloto se hunde]

McLaren contra sí mismo

“Para nuestro nivel y dimensiones del equipo creo que deberíamos estar con Mercedes, Ferrari y Red Bull”, ha reconocido estos días el responsable de Honda, Yusuke Hasegawa. En el equipo de Woking nadie duda de que este sea su cometido, empezando por los pilotos: “He venido a McLaren para ser campeón del Mundo”, ha señalado en más de una ocasión Fernando Alonso. La realidad ha sido diferente hasta ahora. La unión McLaren-Honda comenzó a competir hace año y medio, llevando un año de desventaja en su proyecto con la mayoría de equipos (más de tres con respecto a Mercedes). Nadie ha ganado tantos caballos como Honda en los últimos 18 meses, señalaban en julio Alonso, sabiendo que los equipos punteros tienen más difícil rascar potencia y que Honda tenía mucho margen de mejora.

[Lea más noticias de Fórmula 1]

La meta de McLaren-Honda es estar a la altura de los coches punteros en 2017 y ahora restan 9 carreras de 2016 que serán utilizadas como banco de pruebas. Desde la prueba de Silverstone se ha dado un paso importante en el propulsor que invita a pensar que sí puede suceder… ¿Por qué no creer que “Honda estará muy cerca de Mercedes en 2017”? (Boullier). Cuando Honda gaste los 10 tokens restantes en su unidad de potencia se sabrá con más certeza si el McLaren del año que viene estará a la altura de la historia de McLaren.

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios