CONVERSACIÓN CON ALGUNOS PROTAGONISTAS

"¿Y si ahora me quieren pagar en libras?". Dudas del Brexit en F1 y el automovilismo

El automovilismo es un deporte dominado por equipos ingleses que tiene en sus filas pilotos de diferentes nacionalidades y también algún que otro trabajador forastero

Foto: Nico Rosberg en el circuito urbano de Bakú.
Nico Rosberg en el circuito urbano de Bakú.

Este fin de semana, la Fórmula 1 visitará Austria y para los trabajadores del Gran Circo será un fin de semana más caro de lo planeado porque la gran mayoría cobra en libras. “El Brexit ha sido un palo, una faena”, comenta a El Confidencial un ingeniero europeo que percibe su salario en la moneda británica, devaluada desde el pasado jueves en casi un 10% con respecto al euro y un 13% al dólar (y cayendo). Un piloto inglés, que este fin de semana estaba disputando una prueba, durante un briefing estaba atento al desarrollo y consecuencias de la votación sin entender cómo había salido este resultado. En el lado opuesto estaban compatriotas suyos que desempeñan labores dentro del box -mecánicos y algún ingeniero- que sí que aplaudían el Brexit con una idea generalizada: “Los de fuera nos quitarán menos puestos de trabajo”. Presuntamente la F1 y el automovilismo es un deporte global, presuntamente.

[McLaren: señalar al horizonte para no mirar dónde están los pies]

De la misma manera que la parrilla de salida de una carrera de coches se caracteriza por su variedad de países y continentes, dentro de un equipo suele haber un alto porcentaje de trabajadores ingleses, muy por encima del resto de nacionalidades: un 80-20 o un 75-25, aproximadamente, en F1 y más de un 90% en otras competiciones. Aquí es donde adquiere relevancia aquello de “es un deporte inglés”. Eso sí, la Fórmula 1 ejecuta el reparto económico a los equipos en dólares, moneda que tiene como referencia en sus operaciones. Desde este punto de vista de las escuderías, ahora su plantilla de trabajadores es más económica.

 

“Es brutal que haya gente por aquí que esté de acuerdo. Y, principalmente, es por el tema de la inmigración”, comenta a este periódico un piloto 'made in UE' dentro de un equipo británico, quien depende de las ideas y manos de mecánicos e ingenieros ingleses, cuya mayoría daban su visto bueno al Brexit. “Opinan que durante dos años lo van a pasar mal, pero que luego les va a ir mejor”. El piloto ha comprobado esta misma semana con asombro cómo las ideas de algunos compañeros de equipo -acostumbrados a viajar por toda Europa y con la mentalidad que ello proporciona-, coinciden con las del perfil del votante a favor del Brexit: persona mayor que vive fuera de una gran urbe.

“Tengo algunas facturas en libras”

Pese a esta circunstancia, “y más allá de que en el futuro tenga que hacer más burocracia y papeleos, mi mayor preocupación en estos momentos es el sueldo; lo de que salgan de la UE me da más o menos igual”, indica otro empleado del Gran Circo, aspecto en el que coincide otro piloto de una categoría de turismos que también tiene “alguna factura en libras”. Hoy cobrará menos que ayer, pero quizás más que mañana…

[Bregret, los que se arrepienten de haber votado por el Brexit]

¿Qué pasa con los pilotos europeos en equipos británicos que cobren en euros? Dando un paseo por el paddock también está la figura de quien recibe su sueldo en euros por conveniencia de su equipo y, tras el desplome, teme que ahora los dueños le pidan cobrar en libras. “Tengo que estudiarme todo esto para no salir perdiendo”, asegura otro piloto de la Unión Europea a este periódico, al tiempo que está seguro que la caída del 'pound' será progresiva y todavía más significativa.

 

[Lea más noticias de Fórmula 1]

Bernie Ecclestone siempre se ha mostrado favorable al Brexit ya que no considera que Europa aporte algo a Gran Bretaña, “si tenemos algo que vender lo haremos a buen precio si es un buen producto y la gente lo comprará tanto si son de China, como de Italia, Alemania... la gente simplemente lo superará y volverá a sus vidas”, indicó a Reuters recientemente, opinión contraria de otros protagonistas como Ron Dennis. Quien advertía antes del 23J en 'The Times' que “es un voto con consecuencias potencialmente graves. McLaren tiene la fábrica en el Reino Unido, y más de 3.000 familias se verían afectadas entre empleados y proveedores británicos. Seguir en Europa es fundamental para la prosperidad de los negocios de McLaren”.

[Lea la última hora sobre el Brexit]

La F1 y el automovilismo, como la sociedad británica, también muestra su división y manifiesta sus dudas, argumentos y temores.

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios