UNA DE LAS GRANDES PROMESAS DE LOS OCHENTA

Stefano Módena, 'Il Diverso': la historia del primer "próximo Senna"

El italiano Stefano Módena fue una de las grandes promesas de los ochenta. De espectacular talento hasta llegar a la F1, no llegó a cuajar al no lograr subirse a la ola buena

Foto: 'The next Senna', Stefano Modena.
'The next Senna', Stefano Modena.

Max Verstappen no ha sido el único piloto bautizado como el “Next Senna”. En realidad fue el enigmático Stefano Módena uno de los primeros en recibir tal etiqueta. Pero su brillante ascenso hacia la Fórmula 1 fue otro ejemplo de cómo, en ocasiones, no siempre se cumplen las expectativas de un gran talento en potencia.

Tanto el brasileño como el italiano destacaron estelarmente en el karting, en la Fórmula 3, Módena ganó el título de la 3000 antes del salto a la F1, ambos derrochaban talento en los circuitos urbanos…Pero el sendero deportivo seguido por el italiano al llegar al Gran Circo y su singular personalidad no cuajaron como se esperaba. 

[Verstappen despilfarró demasiadas balas para Canadá]

Stefano Módena, 'Il Diverso': la historia del primer "próximo Senna"

Rival del propio Ayrton Senna

Reflexionando a posteriori, el propio Módena ofrecá algunas claves del porqué de su destino deportivo. De personalidad introvertida y tímida, parecía forjado en el molde de los caracteres singulares en la línea de Senna, aunque con personalidades diferentes. “Competimos el uno frente al otro en los karts, ambos éramos difíciles, con grandes batallas, los dos muy competitivos. Más tarde fuimos amigos, no teníamos grandes conversaciones sobre las carreras, sólo nos relajábamos y nos reíamos”.

Módena reconocía “no tener la ambición de Senna, era solo la pasión por competir y ganar, no la ambición loca de ganar mucho dinero y grandes recompensas”. Sin embargo, sus caminos deportivos fueron de alguna manera paralelos. Campeonatos del mundo de karting, el podio de Mónaco en la Fórmula 3, la pole en Macau, “pistas donde tenías que sentir el coche de verdad, donde podías marcar las diferencias”. 

["Me creo mejor que Verstappen en todo"]

"El Diferente"

“No era sociable en absoluto, y siempre fui muy tímido”. Introvertido, de inconfundible pelo largo y rizado, Módena parecía alguien diferente. Por no hablar de sus supersticiones al volante. De hecho también era conocido como “Il Diverso” (El Diferente). Pero con su talento logró el apoyo directo de Marlboro. Quedaba la decisión crucial. Por quién apostar en la Fórmula 1 dadas las opciones disponibles. Senna apostó por Toleman, y confirmó su talento. Módena no tuvo tanta suerte.

Stefano Módena, 'Il Diverso': la historia del primer "próximo Senna"

“No creo que a Marlboro le gustara mi carácter, mi apariencia, mi forma de hacer las cosas”, reflexionaba años después el piloto italiano. Pero en aquellos años ochenta se le rifaban. El equipo Onyx, tras verle en la primera prueba con el Fórmula 3000, se fue directamente a Marlboro para pedir que le subieran en su equipo. Antes de acabar la temporada, que lideraba, le ofrecieron probar el Benetton de Fórmula 1. Se negó hasta que no terminara la temporada. Así era Módena. Ganó el título de la 3000 y en Adelaida 1987 ya debutaba en la Fórmula 1. Su curva ascendente era casi vertical.

[Todas las noticias sobre Max Verstappen]

El rechazo a Ron Dennis

Pero Módena se encontró con uno de los hándicaps que no sufren las nuevas generaciones actuales, formadas de manera casi científica en las categorías inferiores, como los Verstappen, Sainz, Werhlein y demás: no estaba suficientemente preparado para las exigencias físicas de un Fórmula 1. O los Fórmula 1 actuales tampoco eran como los del pasado… “Curiosamente, cuando tenía luego los músculos fuertes, no podía sentir el coche demasiado bien. Y las carreras eran muy largas, sin paradas para combustible o neumáticos, era como una maratón”.

En aquella carrera de Adelaida no pudo con el coche, con la dirección, con la potencia del turbo. Tuvo que abandonar roto físicamente y así lo reconoció al equipo. Pero al final de aquella misma carrera, Ron Dennis le ofreció ser probador de McLaren, pagarle la F3000 japonesa, y desarrollar el motor Honda. Módena, genio y figura se negó. “Le dije, muchas gracias, pero no quiero ser probador, quiero correr. Prepárame un coche y así compito con Prost y Senna en el equipo ”. Allí se acabó su relación con Dennis, quien ni siquiera volvió a saludarle. “Quién sabe, pudo ser el mayor error que he cometido”.

Ferrari: "Demasiada presión para un piloto"

Los resultados en la carrera de un piloto dependen, en gran parte, de sus decisiones. Ecclestone decidió vender Brabham, y Modena tuvo que recalar en el modesto Eurobrum. Ya empezó a marchar con el pie cambiado. En 1989, Ecclestone se volvió a hacer cargo del Brabham entre bastidores, con el equipo en trace de desaparecer. Le ofreció un contrato ‘lo tomas o lo dejas’. Quedó tercero en el Gran Premio de Mónaco. En 1991 sonó para Ferrari. “Demasiada presión para un piloto, no era para mí”. Ken Tyrrell, siempre fue un lince para los pilotos, se lo llevó a su equipo. Con un motor Honda a sus espaldas poco competitivo, quedó segundo en Canadá.

[10 claves por las que Verstappen ha reventado la historia de la F1]

Pero el equipo británico comenzaba a languidecer económicamente. Módena, a perder la motivación y ganas de luchar. En el Fórmula 1 aun se creía en su talento, pero que no terminaba de explotar. Eddie Jordan le fichó. Los motores Yamaha de aquella temporada fueron un desastre. En Adelaida 1987 comenzó su carrera deportiva, y en 1992 terminó en la misma pista.

"Ayrton me dijo lo bueno que era"

“Pudo haber sido una figura significativa de la Fórmula 1 durante mucho tiempo”, decía Mike Earle de Stefano Módena, el dueño del equipo Onyx que apostó por el italiano en la Fórmula 3000, contaba que “compitió con Senna en los karts, y Ayrton me dijo lo bueno que era, lo competitivo que hubiera sido en un Fórmula 1".

[Lea más noticias de Fórmula 1]

“Estuvo en la Fórmula 1 en unos años que no fueron fáciles”, explica a El Confidencial el ex de Fórmula 1 español Luis Pérez Sala, rival en la pista en su día, y quien sigue manteniendo muy buena relación con Stefano Módena en el presente. “No estuvo en los sitios en que tocaba estar. Hoy esta casado, tiene hijos, es un hombre de familia, trabaja para Bridgestone. Y como persona es alguien muy íntegro”. Así se escribe también la historia de la Fórmula 1.

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios