LA EXITOSA AVENTURA DE CARLOS CORELL EN EEUU

"¿Te das cuenta de lo que has logrado?". La épica victoria de un español en Indianápolis

Alexander Rossi era un extraño hace una semana y ahora es el piloto de moda en Estados Unidos. Un español, Carlos Corell, su sombra, es un culpable de su éxito

Foto: Carlos Corell junto al piloto Alexander Rossi en Indianápolis. (Foto: @CarlosCorell)
Carlos Corell junto al piloto Alexander Rossi en Indianápolis. (Foto: @CarlosCorell)

“Realmente fue por mi mujer. Me dijo: “Carlos, si crees en ello, ve a por ello”. Y acepté”. Carlos Corell (Valencia, 1979), es el entrenador personal del piloto de moda en Estados Unidos, Alexander Rossi (California, 1991), ascendido a la categoría de legendario tras ganar este domingo la edición número 100 de las 500 Millas de Indianápolis, la bautizada como Carrera del Siglo. “En EEUU es algo similar a haber ganado un Mundial” ante casi medio millón de espectadores. Carlos y su piloto estadounidense llevan en una nube desde la tarde del domingo, durmiendo “dos y una hora” en el par de noches sucesivas a la victoria, respectivamente. Este martes, cuando Corell atendió a El Confidencial, estaba entre estudio y estudio de televisión en Nueva York. Eran las 7 de la mañana.

“Mira, según hablo contigo estoy viendo la repetición en una televisión y no me lo termino de creer… se me siguen poniendo los pelos de punta”, relataba este emocionado fisio de pilotos que comenzó su carrera en el equipo español Addax Team (Alejandro Agag), de GP2, y continuó por Caterham y Sauber, hasta que llegó a Manor, donde Rossi no encontró para esta temporada los padrinos (dinero) suficientes como para subirse al coche. ““Voy a irme a la Indy, ¿te vienes?”, me dijo. Y asentí tras darle algunas vueltas y la charla con mi mujer (mencionada al principio del artículo). Fue una apuesta porque realmente creía en él. Laboralmente, además, es una temporada intensa y corta, que me permitía regresar a casa cada tres semanas para dar un beso a mi mujer y a mi hija”.

[Vettel comienza a hablar como Alonso en Ferrari]

 

“Ojos llenos de sangre”

Cambió el glamour de la Fórmula 1 por la Indy. “Soy un ejemplo de no saber nada sobre esto, sobre qué me iba a encontrar aquí sin entender nada. Desde Europa, sobre todo el tema de los ovales, lo vemos como ir a tope y ya está, pero hay muchos matices que vas aprendiendo, como la temperatura, que va cambiando a lo largo del día y que afecta en el rendimiento del coche; o si hace viento que puedes hacer 1 milla/hora menos o tirarte al muro. También las fuerzas G… Hay veces que he visto a algún piloto que se ha quitado el casco y tenía los ojos llenos de sangre o que bajaba del coche mareado y haciendo eses. En otra ocasión, Alex quitó el casco a un piloto -no voy a decir su nombre- que estaba tumbado en el suelo, exhausto, tras una prueba para preguntarle qué tal estaba”.

Carlos presume de piloto, “a mí siempre me dice, cuando termina una carrera, “nada, fácil”, así que eso es que lo estamos haciendo bien. Quizás el mayor reto que he tenido con él fue en su temporada de Fórmula 1 del año pasado, cuando le debí redactar una dieta para perder peso y que no le penalizara en sus tiempos. Pasamos en poco de sus 80 a 76 kilos (batió en sus cinco carreras 4-1 a su compañero, Will Stevens). Este año está incluso por debajo del peso… ¡aquí hay pilotos que pesan 90 kilos y no pasa nada!. Pilotan coches con mucha fuerza”.

[Sergio Pérez, ¿cómo cicatrizar la herida que se hizo en McLaren?]

 

En automovilismo se dice que hay tres grandes: Mónaco, Le Mans e Indianápolis. Victorias diferentes con un gran denominador común: caché. Y no sólo económico: Rossi ha ingresado 2.548.743 de dólares, casi 2,3 millones de euros. “Al llegar aquí nadie se le acercaba. No le conocía mucha gente, pero conforme fue avanzando el fin de semana se iban acercando más aficionados al box a pedirle autógrafos hasta que el domingo fue impresionante”, cuenta Corell. Rossi había hecho su carrera en Europa y eso significa, poco más o menos, casi no existir para sus compatriotas estadounidenses.

“¿Eres capaz de crear gasolina?”

“Todavía no hemos absorbido bien todo esto. De hecho, estoy con él pero casi no hemos podido hablar”. Corell, desde el cuarto de baño de los estudios de televisión neoyorquino donde se encontraba en el momento de la charla, tomaba aire de vez en cuando para tratar de expresar lo mejor posible en qué estado mental se encontraba él y su piloto en esos momentos. “La noche de antes sí que pensamos que, con suerte, podíamos ganar la carrera. Aunque dependíamos de que los pit-stops fueran bien… y, al final, tuvimos problemas en ambos (con la manguera de repostaje) y decidió intentar aguantar las últimas 36 vueltas sin repostar”. La épica sobre el asfalto comienza aquí: “En la gala posterior a la carrera, algunos de los pilotos consagrados le preguntaron que cómo lo había hecho, ¡que si creaba él mismo gasolina!”.

[Rosberg se tuvo que tragar su propio orgullo en Mónaco]

 

Y aquí, en la siguiente narración de Carlos, se explica el porqué de dejarlo todo en Europa y echar un órdago por el californiano. “Rossi es talento puro y duro, tiene la mente fría, no le gusta nada perder -no he visto nunca a nadie como él en este aspecto- y aprende a la velocidad de la luz (la de Indianápolis era su segunda carrera en un óvalo, tras una en Phoenix). Cuando llegó al circuito, en sus primeras vueltas, seguía la estela de pilotos más veteranos para aprender de ellos. En carrera, el 'truco' fue ir lento, pisar embrague e ir a 'vela' y hacer vueltas a rebufo de otros coches para gastar menos combustible”. Milagrosamente y sin gasolina cruzó la línea de meta y, tras hacerlo, su vehículo se quedó finalmente parado. Lo dicho, épico.

“Una hora después de la carrera, Alex me enseñó su Whatsapp y tenía más de 1.100 mensajes de felicitaciones (risas). Creo que todavía no es ni persona”. Sin querer desvelar ningún secreto que el fisio prefiriese dejar para ambos, ¿qué os dijisteis cuando os visteis por primera vez tras la victoria? “Nos dimos un abrazo y unas palabras… “¿te das cuenta lo que hemos conseguido?””.

PD: A Alex y a Carlos no les dará tiempo a bajar de la nube en el que están. Este fin de semana corren en Detroit.

 

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios