NO ES CAPAZ DE LLEGAR A ACERCARSE A MERCEDES

Ferrari se dio una 'leche' importante y no sólo en la pista: "¿Qué coj... hacemos aquí?"

Vettel destacó el sábado que tenían un buen coche con un gran ritmo para la carrera, sin embargo, esas virtudes son insuficientes para poner en peligro el dominio de Mercedes

Foto: Vettel tras sufrir el doble golpe de Daniil Kvyat.
Vettel tras sufrir el doble golpe de Daniil Kvyat.

“Por el amor de Dios. Alguien me ha dado en la jod... parte trasera del coche. ¡En serio, joder! ¿Qué coj... hacemos aquí?”. Sebastian Vettel se mostró furioso en el momento en el que se vio empotrado junto a un muro de Sochi. Sin poder avanzar y con su monoplaza destrozado, su única salida fue la de abandonar el Ferrari y dirigirse al box. Ese golpe recibido por la Scuderia no fue el único que se dio en este GP de Rusia, metafóricamente Mercedes le dio otro al demostrar una superioridad evidente y aparentemente inalcanzable.

Tanto Maurizio Arrivabene como Sergio Marchionne recordaron durante la pretemporada que el objetivo era “ganar”. Desde Maranello continúan trabajando y evolucionando los componentes del SF16-H y hasta el trazado ruso llevaron partes aerodinámicas nuevas y una renovada unidad de potencia, “la hemos traído porque pensamos que es mejor”, apuntó el sábado Vettel. Si en clasificación el Mercedes de Rosberg, sin apretar a fondo, sacó 7 décimas al primer Ferrari, en la meta del domingo, el alemán entró con más de medio minuto de ventaja sobre Raikkonen.

[Rosberg gana con un sorprendente sexto puesto de Alonso]

 

Un buen Ferrari es insuficiente

La superioridad ha sido tan grande este fin de semana que Rosberg no tuvo que arriesgar el sábado -“en Q3 tenía la seguridad de que el primer intento había sido suficiente porque en la Q2, Ferrari estaba lejos”- y el domingo simplemente se aseguró de mantener los diez segundos de ventaja con respecto a su compañero. Ferrari no era un problema, sólo Hamilton, que saliendo desde la décima posición y gracias a una buena salida -quinto- se fue 'comiendo' poco a poco a sus rivales demostrando también él incontestable dominio de Mercedes en Rusia.

[Fernando Alonso y el McLaren que está "donde no debería"]

Rosberg logró la vuelta rápida y fue el más veloz en cada uno de los tres sectores. Y eso, ante el presuntamente mejor Ferrari de la temporada. “El coche se siente bien. Creo que todo el fin de semana se ha mostrado muy sólido. Sabemos que los sábados somos, probablemente, un poco peores que los domingos. Pero hemos hecho los deberes, espero una carrera sólida”, aseguraba tras la clasificación un esperanzado Vettel, quien dejaba entrever que tenía poco que objetar sobre su coche. ¿Este es el techo de este Ferrari? De ser así, hay que buscar otros caminos.

 

“¡Malditos alemanes! Siempre pesimistas”

El sábado, un perdiodista germano le cuestionó a Vettel si no tenía la impresión de que en este 2016 la diferencia con Mercedes no sólo no se había reducido, sino que parecía ser mayor. “No lo sé. ¡Malditos alemanes! Siempre pesimistas. ¡Muéstrame algo de optimismo! Sólo llevamos tres carreras y media y, sí, es cierto que no todo ha ido según lo planeado. Pudimos haber ganado la primera carrera si las cosas hubieran ido diferentes. En general, no es tan malo. Tenemos un gran ritmo de carrera. Sabemos que necesitamos apretar más, pero no es fácil. Mercedes está haciendo un gran trabajo”.

El tetracampeón del mundo se molestó porque su compatriota no veía el vaso medio lleno, calificó que este año no está siendo “tan malo” y aseguró que tenían un “gran ritmo” de carrera. Los datos que hay después de Sochi son que Mercedes suma 157 puntos y Ferrari 76 (a más del doble) y que en carrera su “gran ritmo” no ha inquietado al de Mercedes.

¿Es Sochi un trazado particular? En Montmeló y Mónaco, las dos siguientes citas, la potencia del motor no será tan capital y quizás esta diferencia se reduzca (para alegría, sobre todo, de Red Bull). Pero no parece que este motivo sea suficiente como para inquietar a las flechas plateadas. Rusia ha dejado la sensación de que Mercedes volverá a llevarse el campeonato de calle. Todo lo bueno que es el actual SF16-H, resulta insuficiente para llegar al actual W07. No es una apreciación pesimista, es realista. Ferrari necesita algo más a partir del GP de España para lograr su objetivo: “Ganar”.

 

Acercarse a Red Bull, acercarse a Mercedes...

Hubo revolución en la dirección con el nombramiento de Arrivabene, también en la presidencia con la de Marchionne y en los pilotos con la marcha de Fernando Alonso y el fichaje de Vettel… pero poco o nada ha cambiado la situación de cuando Ferrari peleaba por alcanzar a Red Bull y ahora a Mercedes. Alonso en cinco años fue tres veces subcampeón (por este motivo cambió de aires, no veía que pudiera romper ese registro) y el año pasado Vettel finalizó tercero.

[Alonso, contento: "Ha sido un paso adelante importante. El coche era competitivo"]

En este 2016 Raikkonen es tercero y Vettel quinto, entre medias está Daniel Ricciardo, alguien que 'amenazó' a la Scuderia en Rusia con estas palabras… “En Montreal deberíamos dar un paso adelante de verdad. ¡Y entonces con suerte podré cargar mi cuello con unas cuantas fuerzas G!”, y es que para el GP de Canadá, la escudería energética recibirá una nueva especificación de su motor Renault, aspecto -el de la potencia- en el que están por detrás de sus rivales. Que Red Bull llegase a su altura sería una verdadera bofetada, mayor que la que Kvyat propinó este domingo en Sochi a Vettel.

opta

 

 

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios