LA POLÉMICA DECISIÓN SOBRE ALONSO EN BAHRÉIN

¿Por qué no corrió Alonso? Y en estas, vino Herbert a tocarle las narices

McLaren intentó que la FIA reconsiderara su decisión inicial de impedir que Alonso corriera e Bahrein, seguro el equipo británico de la condición física del piloto español para correr

Foto: Fernando Alonso se tuvo que quedar en los boxes (EFE/EPA/VALDRIN XHEMAJ).
Fernando Alonso se tuvo que quedar en los boxes (EFE/EPA/VALDRIN XHEMAJ).

Vale la pena repasar  las imágenes de Fernando Alonso y su lenguaje corporal del pasado jueves. Rostro duro y afilado, ojeras, a veces con gesto y ojos apesadumbrados, en otros nervioso, de preocupación, enfado... Un amplio abanico de emociones poco después de ser tumbada inesperadamente su participación en el Gran Premio de Bahrein.

¿Por qué los servicios médicos de la FIA rechazaron todos los informes médicos aportados que confirmaban su idoneidad –a pesar del dolor– para participar en la carrera? Si de algo tan serio como la salud del piloto se trataba tras el bestial accidente de Australia, ¿por qué siguió insistiendo McLaren? ¿Por qué cuestionó Ron Dennis a los servicios médicos de la Federación? En definitiva, ¿qué pasó este fin de semana con Alonso, McLaren y la FIA? Y en estas, vino Johnny Herbert a tocar las narices a Fernando Alonso…

¿Por qué no corrió Alonso? Y en estas, vino Herbert a tocarle las narices

Despachado con dos frases

"Two sets of chest CT scans were compared and it was decide that there was insufficient resolution of the signs to allow him to compete on safety grounds”. En inglés, en el original, y con un sentido ambiguo como poco. Sorprendía la escasa y poco fundamentada argumentación técnica  para una decisión de semejante calibre. Se esperaba algo más de unos servicios médicos. Pero no. Hasta qué punto la decisión sorprendía al piloto y equipo que Vandoorne tuvo que aprenderse el libro de instrucciones del MP4-31 en el precipitado vuelo que hubo de coger desde Japón.

[Lea aquí: Cómo meter la pata por varios motivos con Alonso]

Alonso dejó claro en la rueda de prensa que hubiera corrido. “Hubo días con dolor, pero estaba dispuesto a soportarlo en el coche y asegurarme de poder correr, porque al final el dolor es manejable si no piensas mucho en ello, y con la adrenalina del pilotaje...”. Entonces, si la FIA consideraba que el piloto –y téoricamente sus rivales– corría peligro, ¿por qué McLaren siguió intentando que Alonso corriera durante el fin de semananbsp;

El contraataque de Ron Dennis: "Da igual"

Esta es una de las cuestiones que hacen sospechar del mar de fondo en este asunto. Sobre todo, porque Ron Dennis el sábado cuestionó los métodos de los servicios médicos de la FIA. Después de perseguir sin éxito que la autoridad médica de la Federación revirtiera su decisión. “Cuando el equipo llegó aquí trajo dos escáners que se tomaron el lunes –explicó Dennis– los dos equipos de doctores dieron luz verde a Fernando para pilotar y volar, así que nos quedamos muy sorprendidos de tener aquí otra interpretación”.

[Lea aquí: Vandoorne da el primer punto a McLaren]

Alonso tampoco se rindió. Quería correr a toda costa a pesar de la decisión oficial, con un MP4-31 muy competitivo el viernes. “Volvimos a la FIA y dijimos, «si trajéramos un nuevo escaner tomado esta mañana y este apoyara la posición de los doctores (españoles) cinco días después, ¿le permitirían correr?». Dijeron que no, no importaba lo que mostrara el escáner, no le iban a permitir pilotar”. Entonces, no se trataba de la idoneidad del estado físico, sino de otras cuestiones, como el principio de autoridad, por ejemplo.

 

"No creo que la FIA cuente con todos los expertos”

Que luego Dennis defendiera la gestión de McLaren en este asunto, daba a entender diferencias de criterio entre el equipo y la Federación. “No creo que sea un asunto de la FIA, para ser sincero, los mejores especialistas están ahí, vamos a los mejores expertos del mundo para tener su opinión. Ponemos la seguridad del piloto por encima absolutamente de todo, no vamos a médicos generales, vamos a expertos en su campo. No creo que la FIA tenga la habilidad para contar con cada experto en cada área”.

[Lea aquí: ¿Deberían haber sido sancionado Pérez?]

Parece que McLaren siguió un camino distinto a lo que se especifica en el capítulo 2 apartado 3 del Apéndice (vuelta a la competición tras un accidente) al Código Deportivo de la FIA: “aunque la incapacidad sea mínima o dure menos de diez días, el piloto ha de informar ante la próxima competición en la que desea participar al Delegado Médico de la FIA que, por su naturaleza o tratamiento requerido, pudiera tener consecuencias que afectaran a la participación (en una carrera) incluyendo el caso de accidente”. Que cada uno deduzca…

Y entonces llegó el bueno de Herbert

Se dice que Alonso se puso a hacer fondos delante del equipo médico de la FIA para demostrar que podía correr. Cierta o no la historia, en todo este contexto llegó el bueno de Johnny Herbert, comentarista de 'Sky', expiloto de Fórmula 1 y ganador de las 24 Horas de Le Mans. “Cuando un piloto tiene un accidente normalmente quiere volver al coche, pero incluso con su accidente en Australia, tampoco escuchamos eso [de Alonso]". "Falta de pasión, falta de motivación” el británico aportó sus razones para  concluir que “Alonso debía colgar el casco”.

[Lea aquí: Vandoorne amenaza a Button en McLaren para 2017]

“Alonso no tiene término medio. O tiene el termostato en frío, o lo tiene en caliente, y cuando lo tiene caliente…”, dicen de él quienes bien le conocen. A quien venía del peor accidente de su carrera, recordando la rueda de prensa del jueves, viendo frustrado desde los boxes al McLaren más competitivo de los dos últimos años, pegado como ‘coach’ el fin de semana a un debutante... Adivinen cómo le puso el termostato  Herbert a Fernando Alonso  para ser tan cruelmente humillado delante de sus propias cámaras. A tal ofensa, tal respuesta.

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios