'BATALLA' ENTRE SAINZ Y VERSTAPPEN EN AUSTRALIA

"¡Los demás coches se van y no me dejáis pasar a Sainz, esto es una jodida broma!"

El primer duelo de la temporada entre Verstappen y Sainz se lo llevó el español

Foto: Carlos Sainz en su STR11 en Melbourne.
Carlos Sainz en su STR11 en Melbourne.

"¡Los demás coches se van y vosotros no me dejáis pasar a Sainz, esto es una jodida broma!", fue uno de los gritos que se pudo escuchar de la radio de Max Verstappen, quien durante la parte final del GP de Australia no paró de quejarse a su equipo y de pedir que Carlos Sainz le dejara pasar ante la dificultad de este para superar a otros rivales. La tensión llegó a su punto álgido cuando el holandés tocó al español que le provocó un trompo (a Max). Pudo echar por tierra todo el trabajo de Toro Rosso del fin de semana... finalmente no pasó nada, aunque puso de manifiesto nuevamente el carácter de Verstappen y la manera de gestionarlo por parte del equipo de Faenza.

[Lea aquí: 'Sainz y la rabieta de Verstappen, o "cómo tirar los juguetes por los aires"']

"Carrera muy loca en la que todo podía haber salido perfecto o mal. Salieron algunas cosas bien y otras no. Al final novenos que pudo haber sido más", indicó Sainz al término de la prueba. Cuando fue cuestionado por su pelea en la pista con su compañero... "¿Se ha quejado mucho? (Risas). Cuando llevas gente con más velocidad punta que tú y DRS es muy difícil adelantar. Y eso que no he parado adelantar durante toda la carrera", no parecía ni preocupado ni nervioso pese a la situación vivida unos minutos antes, ante los micrófonos de 'Movistar'. 

"¡Dejadme pasar!", insistió Verstappen por la radio durante el tramo final. Todo comenzó cuando Sainz -que estaba séptimo- realizó su segunda parada antes que Verstappen -cuarto- y pegó un salto virtual hasta su compañero. Ganó la posición a los pilotos de entremedias y el holandés entró a boxes inmediatamente después. El problema es que pareció coger de improvisto a Toro Rosso y tardó demasiado en realizar el cambio de gomas. 

 

"¡Eso es lo que estoy haciendo!"

Con Sainz por delante y tras una mala estrategia del equipo en la elección de gomas (sus rivales montaron neumáticos medios y realizaron una parada menos), se situaron después de la última salida del pit lane en las últimas posiciones que dan acceso a los puntos. Con un mejor ritmo, el español no vio ninguna oportunidad para adelantar más allá del noveno puesto. Max le tenía justo detrás, inquieto y mandando mensajes por radio como los descritos anteriormente: "¡Los demás coches se van y vosotros no me dejáis pasar a Sainz, esto es una jodida broma!", "¡dejadme pasar!" o un "os dije que tenía un problema con los neumáticos, quería entrar antes" que provocaron instrucciones de Toro Rosso que nada gustan a un piloto: "¡Push now!", a lo que Sainz respondió "¡eso es lo que estoy haciendo!".

En cuanto a esa mala decisión sobre los neumáticos, Sainz también restó importancia a señalar un culpable, "es muy fácil decir ahora lo correcto, lo importante es que el coche va bien y en Bahrein habrá otra oportunidad de sumar".

Tres primeros puntos para Toro Rosso, que de haber acertado en la estrategia pudo haber sido un cuarto y quinto puesto (27 puntos) y, seguramente, se hubiera evitado este primer 'roce' entre Sainz y Verstappen porque la distancia en el asfalto hubiera sido mayor. El primer capítulo se lo ha llevado Sainz, el próximo de esta intensa historia tendrá lugar en el GP de Bahrein, en dos semanas.

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios