Es noticia
Menú
La comunicación entre McLaren y Honda, uno de los motivos culpables de su progreso
  1. Deportes
  2. Fórmula 1
BUENAS SENSACIONES EN EL MP4-31

La comunicación entre McLaren y Honda, uno de los motivos culpables de su progreso

Este martes dejó al equipo de Woking un buen sabor de boca que debe seguir confirmando a lo largo de esta semana, en lo que serán los últimos test antes de viajar a Australia

Foto: Fernando Alonso, este martes sobre el asfalto de Montmeló.
Fernando Alonso, este martes sobre el asfalto de Montmeló.

“Estamos muy orgullosos de haber construido el monoplaza en tiempo récord y en nuestras nuevas instalaciones en Faenza. Es muy importante que trabajemos ahora todos bajo el mismo techo”. Franz Tost, antes de que comenzase esta segunda y última semana de pretemporada de Fórmula 1, daba importancia al hecho de que este invierno Toro Rosso había trabajado codo con codo con su nuevo socio, Ferrari, para el correcto acoplamiento entre motor y chasis. Con Renault tenían una diferencia física que dificultaba los avances. Y en un deporte en el que se miden las milésimas de segundo, salvar estas distancias parece haber supuesto un alivio y algo efectivo a tenor de sus buenos presagios.

En el caso de McLaren la situación ha sido todavía más compleja puesto que al tema de la distancia se unía uno que ha resultado mayor: la brecha cultural. Eric Boullier ha realizado estos últimos meses viajes periódicos a Japón para estar seguros de que a ambos lados del planeta se habla el mismo inglés. “Debes construir un ambiente de entendimiento y ese nivel de entendimiento se elevó un peldaño este invierno. Probablemente siempre habrá algún tipo de desajuste entre Honda y McLaren, pero hay uno que nos une: ganar mañana. (…) Habiendo dicho esto, que no se me interprete: la comunicación entre ambas compañías siempre ha sido buena, las diferencias han sido más sobre procesos y protocolos. Tenemos que conversar a la misma altura y ha habido veces que no ha sido así”.

Mejor que el año pasado, ¿y la semana pasada?

El haber ensamblado las dos piezas del puzle -McLaren y Honda- ha ayudado a que este martes se haya sentido que el MP4-31 esté un paso por encima del monoplaza del año pasado. No era difícil “mejorar” lo de 2015, como apuntó el propio Fernando Alonso hace unos días, aunque nadie ponía la mano en el fuego apostando porque desaparecerían los problemas de fiabilidad. Así parece que ha ocurrido, aunque la confirmación será en Australia, China y Bahrein (tres primeras pruebas). Hasta entonces, precaución: "Es demasiado pronto para ver si hay una diferencia real con respecto al motor de la semana pasada (les impidió rodar todo lo que quisieron). Aun así, ha sido un buen comienzo a los segundos test ya que hemos podido rodar mucho y hemos extraído bastante información útil que podemos analizar", palabra de Alonso.

Este lunes, el asturiano confirmó que en 2015 su unidad de potencia sólo la podían “exprimir al 70% debido al calentamiento de las baterías”, ese es uno de los retos que esperan haber superado y así lo sugieren las buenas sensaciones de este martes. Un “leve problema con la telemetría” (resuelto a la hora de comer) ha sido la única complicación del quinto día de pretemporada.

Primero la base, luego las décimas

Con una base que aparenta ser solida se puede edificar con la tranquilidad de que los ladrillos no se tambalearán por estar sujetos de una manera inestable. Tienen tres días por delante antes de aterrizar en Melbourne para seguir explorando dónde pueden apretar en busca de décimas. Sin que sirva de referencia (nadie sabe con cuanta carga de gasolina rueda o cuál es el objetivo en ese momento de cada equipo), el McLaren de Alonso fue el tercero más rápido del día, primero de motor no Mercedes (las flechas plateadas parecen inalcanzables).

Un aspecto en el que han dado un salto de calidad es en la aerodinámica. En Barcelona se han confirmado las palabras del ovetense en las que aseguraba que este área era bueno y que para la primera carrera de Europa puede ser el “mejor chasis” en cuestión de “aerodinámica”. La clave, como desde 2014, está en el interior… el corazón.

Este miércoles rodará Jenson Button para la escudería de Woking en busca de confirmar sensaciones, hacer más kilómetros, buscar tiempos, asegurar la fiabilidad… "Los test de esta semana son los realmente importantes. Ahora tenemos que observar si realmente hemos conseguido las mejoras que esperábamos", comentó Button a 'Sky Sports', unas horas antes de que él mismo se pueda responder a alguna de sus dudas.

“Estamos muy orgullosos de haber construido el monoplaza en tiempo récord y en nuestras nuevas instalaciones en Faenza. Es muy importante que trabajemos ahora todos bajo el mismo techo”. Franz Tost, antes de que comenzase esta segunda y última semana de pretemporada de Fórmula 1, daba importancia al hecho de que este invierno Toro Rosso había trabajado codo con codo con su nuevo socio, Ferrari, para el correcto acoplamiento entre motor y chasis. Con Renault tenían una diferencia física que dificultaba los avances. Y en un deporte en el que se miden las milésimas de segundo, salvar estas distancias parece haber supuesto un alivio y algo efectivo a tenor de sus buenos presagios.

McLaren Fórmula 1 Honda Fernando Alonso
El redactor recomienda