PRIMER EQUIPO DE ESTADOS UNIDOS EN 30 AÑOS

Haas: ¿un equipo genuinamente americano? Sí, aunque no tanto

Desde 2010 no llegaba un equipo nuevo a la Fórmula 1. Gene Haas ha intentando evitar los errores de sus predecesores, y el VF16 F1 es su primera criatura

Foto: Así es el VF-16, el monoplaza de Haas para la presente temporada.
Así es el VF-16, el monoplaza de Haas para la presente temporada.

"La mayor de las ventas en el mundo en los cuatro o cinco próximos años serán en el extranjero y mi objetivo es cambiar Haas Automation de ser un constructor de maquinaria a convertirse en una marca premium". Con este objetivo, Gene Haas creó un equipo americano de Fórmula 1 cuyo primera criatura fue presentada este domingo y rodará por primera vez en Montmeló estos días.

Han pasado casi tres décadas desde que otro equipo americano, Beatrice, pusiera sus ruedas en los asfaltos de la Fórmula 1. Curiosamente, su propietario se llamaba también de apellido Haas -de nombre Carl-, famoso empresario dedicado a la competición asociado con el actor Paul Newman. Desde entonces, Estados Unidos no contaba con ningún representante en las parrillas de Fórmula 1. Gracias a la estrecha colaboración técnica acordada con Ferrari, Haas será el primer equipo norteamericano en la Fórmula 1 desde 2010 -USF1-. Con la bandera americana en su flanco lateral, no podía ser menos.

Haas: ¿un equipo genuinamente americano? Sí, aunque no tanto

Sin dejarse toda la cartera

Aunque el debut estaba previsto para 2015, Haas y los suyos no quisieron precipitarse. "Incluso nos han sobrado tres meses". El empresario americano fichó para dirigir el proyecto a Gunther Steiner, un tipo duro y práctico fogueado tanto en Fórmula 1 (Jaguar y Red Bull) como antes en el Mundial del Rallies. El objetivo de Haas era muy claro desde el principio: un programa económicamente racional por las sinergias con Ferrari.

"Vamos a apoyarnos tanto como podamos en nuestros socios", era la declaración de principios siempre mantenida por Haas, para quien es un "desafío" estar presente en la Fórmula 1 sin dejarse la cartera. "Nuestro objetivo no es reinventar la rueda. Sí, esto es caro, pero los números que he visto son razonables. Demasiados equipos tiran demasiado dinero, pero nosotros no vamos a hacer esto. Vamos a tener nuestro propio estilo de hacer las cosas".

Un mensaje, en todo caso, escuchado a numerosos recién llegados que luego se ven atrapados por el agujero negro de la Fórmula 1. El tiempo dirá. "Conocemos las carreras, vamos a gastar el dinero inteligentemente, y vamos a hacerlo con el sabor americano de la eficiencia".

Un medio Ferrari por dentro

Haas no es un advenedizo. Propietario de una de las empresas de maquinaria industrial más importantes del mundo, también cuenta con un equipo en la Nascar americana. De hecho, su sede estará en Kannapolis (Carolina del Norte), y será con Sauber, Toro Rosso y Ferrari el cuarto equipo cuya base no está radicada en Gran Bretaña. Gracias a su posición empresarial, cuenta con infraestructura de base para construir su monoplaza e incluso un túnel de viento en Windshear, cerca de la sede "con un tapiz rodante que alcanza los 240 km/h. ¡Ya ahorro dinero antes de empezar!".

¿Y cuál es el truconbsp;Aprovechar de Ferrari todo aquello que un equipo puede adquirir de otros y construir por sí mismo aquello a lo que está obligado: el monocasco y toda la parte exterior del monoplaza, como la carrocería, los difusores, alerones, tubos de escape… Maranello ofrece el motor, transmisión, electrónica, suspensiones, frenos, depósito de combustible. Un medio Ferrari, vamos. También Haas ha utilizado el moderno túnel de viento italiano para el desarrollo del VF-16, aunque en régimen de alquiler y con su propio personal.

Un enfoque inteligente y pragmático

Pero Haas cuenta con una base en Europa, tanto en Banbury (antigua sede de Marussia), como en Italia. Porque el equipo americano también ha utilizado los servicios de Dallara, el mismo constructor independiente que Adrián Campos contrató inicialmente para el proyecto del equipo español Hispania. Sin embargo, todo el control del proyecto está en manos del propio equipo y su responsable técnico, Rob Taylor, aunque haya subcontratado personal e instalaciones de la propia Dallara. En total, unas 130 personas trabajan para Haas en Europa. Aunque con ciertas resonancias, el VF16 ofrece su propia personalidad. Sus iniciales proceden de referencias para Gene Haas y su trayectoria empresarial. La VF1 fue la primera maquinaria CNC (máquinas mecanizadas de control numérico) construida en 1988 por su empresa.

No puede negarse que, en principio, el enfoque empresarial de Haas es inteligente y pragmático. Su vinculación con Ferrari -con quien también tiene acuerdos industriales- ha sido crucial para su nacimiento. Lo sabe bien Romain Grosjean, que buscó a Haas para ganar visibilidad y presencia en Ferrari ante la marcha de Raikkonen en 2017. Y a Esteban Gutiérrez ya sabemos quién le ha posicionado en el equipo americano. Luca Montezemolo siempre apostó por un tercer 'coche cliente' de Ferrari en un equipo de Estados Unidos. Haas es lo más cerca a lo que se ha llegado.

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios