Por qué en 2016 Mercedes puede sentir el aliento de sus rivales en el cogote
  1. Deportes
  2. Fórmula 1
¿CUÁL SERÁ LA EVOLUCIÓN DE LOS MOTORES RIVALES?

Por qué en 2016 Mercedes puede sentir el aliento de sus rivales en el cogote

Varios factores invitan a pensar en un certamen más disputado porque Ferrari, Honda y Renault podrían estar más cerca no sólo de Mercedes, sino también entre sí

placeholder Foto: Lewis Hamilton en Yas Marina (Reuters).
Lewis Hamilton en Yas Marina (Reuters).

“Sabemos exactamente cómo trabaja McLaren con su enfoque de la información, así que van a lograr grandes avances”, reconocía la pasada semana Andy Cowell, el máximo responsable de motores de Mercedes: “También la determinación de Renault; cómo han confirmado su mayor presencia en la Fórmula 1 dejando de ser sólo un suministrador de motores y con una gran reestructuración. Va a haber grandes historias de las que hablar”.

Si las unidades híbridas representan el principal factor diferenciador de rendimiento en la Fórmula 1 actual, ¿conservará el fabricante alemán su ventaja en 2016 con la tecnología híbrida por tercer año consecutivo? ¿Podrá Ferrari finalmente alcanzar a Mercedes? ¿Darán Renault y Honda un salto similar al de equipo italiano el pasado año? Salvo protagonistas privilegiados, pocos tendrán respuestas precisas en estos momentos. El asfalto las responderá, pero algunas señales invitan a pensar en una mayor convergencia entre los grandes fabricante que en las dos ediciones anteriores.

Dónde estarán Ferrari, Honda y Renault en verano

En el pasado GP de Italia, el fabricante alemán ya se permitió poner en pista el V6 de 2016 para perfilar su evolución en las carreras restantes. Recordemos el habitual margen de Rosberg y Hamilton al activar su programa de máxima potencia en el Q3; no resulta descabellado intuir que Mercedes seguirá siendo la referencia. El margen, está por ver.

La dinámica tradicional de la Fórmula 1 invita a apostar este año por un progresivo cierre en el diferencial de rendimiento debido a varios factores. Uno, el tiempo; los meses disponibles en invierno para implementar las lecciones recogidas de la temporada anterior. En segundo lugar, la propia experiencia tecnológica ganada durante estos dos años por cada fabricante ayudada por el baile de técnicos entre equipos como, por ejemplo, algunos ingenieros de Mercedes a Ferrari. Por último, también debería crecer la convergencia entre rivales hacia las soluciones técnicas que se han mostrado más competitivas estos dos años, como el redimensionamiento del tamaño de los turbos y compresores.

Además, los rivales de Mercedes respirarán en 2016 con el oxígeno de los 32 'tokens' disponibles para desarrollar cualquier área del motor. Un gran margen de evolución durante la temporada que quizás permita a Ferrari, Honda y Renault un mayor recorrido frente a las menores ganancias incrementales que se intuyen para fabricante alemán. Puede que Mercedes comience por delante, pero habrá que ver dónde están los demás en verano.

“Se espera un gran campeonato de Ferrari”

Ferrari sorprendió en 2015 con la gran evolución de su unidad híbrida, tanto en prestaciones como en fiabilidad. Los técnicos italianos modificaron inicialmente el sistema de recuperación de los gases de escape para, durante la temporada, mejorar la cámara de combustión con la ayuda de Shell. Se rumorea que un combustible bien 'elaborado’ puede proporcionar una dosis suplementaria de hasta 40cv de potencia. En Austin apareció una nueva versión más eficiente del motor italiano y Niki Lauda reconocía, a final de temporada, que la unidad de potencia de Maranello estaba ya al nivel de Mercedes.

La presión del presidente Marchionne sobre su equipo es además extraordinaria aunque las señales de humo parecen, a priori, positivas. “El proyecto para esta temporada ha nacido con los mejores auspicios y se espera un gran campeonato de Ferrari. Creo que con la unidad de potencia los técnicos han hecho un gran trabajo alcanzando a Mercedes. En el chasis se espera haber encontrado la competitividad que faltaba en el pasado”, anticipaba estos días Massimo Rivola, hasta hace poco director deportivo de Ferrari y hoy al frente de la academia de jóvenes pilotos.

Renault: “El mayor avance”

Ahora con otros objetivos en la Fórmula 1, Renault retrasó un alto porcentaje 'tokens' disponibles en 2015 con la mente puesta en 2016. En el GP de Brasil utilizó su versión 'D' con vistas a este año e importantes cambios en la cámara de combustión, su talón de Aquiles la temporada pasada. Desde Renault se destila un prudente optimismo: “No será pequeño para nosotros, es el mayor avance que hemos logrado desde que se introdujo la nueva reglamentación. El tema será ver cómo se compara con el resto y tiene que ver con lo que Mercedes, Ferrari y Honda han hecho”.

Honda y el efecto dominó

¿Conseguirá el fabricante nipón el mismo efecto dominó a la inversa al que se refería Arai en 2015? “Cuando el turbo está bajo estrés, no podía hacer lo que se suponía que debía: forzar más aire al motor. Por eso había menos potencia. Este es el resultado de un componente que está trabajando en contra de los demás”, explicaba Arai para visualizar los problemas en cascada que sufría la unidad nipona. Si Honda lograra -fiabilidad aparte- acertar con el rediseño del turbo, compresor y otros elementos clave de la parte eléctrica, ese efecto dominó en dirección contraria podría empujar a McLaren a un considerable salto cualitativo.

Yasuhisa Arai ya apuntaba el verano pasado -entre el jolgorio general- que su motor “estaba 40-50cv por detrás de Mercedes aunque 25 por delante de Renault”. Se refería a la parte térmica. Y si fuera cierto: ¿cuál puede ser el nivel en 2015 ? “Hay soluciones en marcha que son lógicas y bastante buenas”, nos recordaba Alonso en noviembre: “Y mantienen la motivación muy alta porque creo que la foto de 2016 será totalmente diferente”. El español hablada de una posible ganancia de dos segundos.

Recordemos cuando McLaren aprovechó las últimas vueltas del GP de Dubai para reglar el MP4-30 en modo “ 'full deployment', para descubrir cómo rendiría nuestro coche en esa configuración”, recordaba Eric Bouiller al terminar la carrera: “Los resultados fueron algo más que estimulantes. Fernando logró su mejor vuelta en la 52, con 1.44.796, y sólo dos pilotos lo mejoraron: el Mercedes de Hamilton y el Ferrari de Vettel”.

Como en los mercados financieros, en la Fórmula 1 también se venden expectativas y humo; especialmente al principio de una temporada. Ojalá en 2016 ese humo indique la presencia de fuego.

Honda Renault Ferrari Mercedes McLaren Lewis Hamilton Niki Lauda Fernando Alonso Fórmula 1 - GP de Brasil Fórmula 1 - GP de Italia Fórmula 1
El redactor recomienda