Es noticia
Menú
La puñeta de perder las 24 Horas de Daytona (y un Rolex) por 34 milésimas
  1. Deportes
  2. Fórmula 1
IRREPETIBLE EMOCIÓN LA DE ESTE DOMINGO

La puñeta de perder las 24 Horas de Daytona (y un Rolex) por 34 milésimas

34 milésimas representa el 0,00004% de las 86.400.000 que forman un día y esa es la diferencia, expresada en números, por la que perdió el Corvette de Antonio García este domingo en Daytona

Foto: El Corvette de Gavin superando por 34 milésimas al de García.
El Corvette de Gavin superando por 34 milésimas al de García.

Por menos de un parpadeo. 24 horas pisando el acelerador, cambiando de marchas y gestionando curvas. Un día corriendo con relevos para exprimir a tres pilotos, entrando a boxes a cambiar gomas, echar gasolina y limpiar el cristal. 24 horas luchando contra el cansancio y el reloj… Un día corriendo para ganar y perder por tan solo 34 milésimas. ¿Qué son 34 milésimas dentro de 1.440 minutos? 34 milésimas representa el 0,00004% de las 86.400.000 que forman un día y esa es la diferencia, expresada en números, por la que perdió el Corvette de Antonio García (y sus dos compañeros) en la 54ª edición de las 24 Horas de Daytona. En sentimientos, dicha distancia es más compleja de explicar: "Demasiado cerca, prefería haber 'perdido'por unminuto ;-)", indicó tras la carrera el piloto español.

"Un final brillante. Espero que los fans de Corvette disfrutaran de este final. ¡Nos encanta pelear de esta forma!". La positiva reflexión de Jan Magnussen al término de la carrera no evocó frustración por concluir segundo, sino que ensalzó el espectáculo por encima de todo... incluso de un Rolex, uno de los premios que otorgaban a cada uno de los vencedores por ser el esponsor principal del evento. "#ComoUnaMona. Algo pasó a 2h del final con alguna bomba de del depósito y no usábamos toda la gasolina. Una parada extra que vale un Rolex...", espetó Antonio García en tono jocoso. Sucoche llegó 34 milésimas tarde.

Este domingo fue imposible añadir más emoción al final de carrera en la categoría GTLM de la carrera de resistencia que tuvo lugar este fin de semana en el templo floridense de la velocidad. El Chevrolet Corvette número 4 -de Gavin, Milner y Fassler- cruzó la línea de meta con poco más de medio cuerpo sobre el de sus compañeros de equipo -el Corvette número 3- Magnussen, García y Rockenfeller.

Estos, el número 3, debieron realizar una parada extra (el mencionado problema con la bomba de la gasolina)cuando a menos de media hora lideraban la prueba. Estaba pilotando el madrileño, Antonio García, y con gomas nuevas salió de boxes en tercera posición. Adelantó al Porsche de Bamber y cuando el Rolex marcaba 4 minutos para finalizar la carrera tomó la delantera. Un error de pilotaje volvió a situarle en segunda posición aunque poco después se situaría nuevamente tras Gavin, a quien presionó hasta la mismísima línea de meta. Corvette, en ningún momento, realizó órdenes de equipo y el cuerpo a cuerpo fue libre.

Antonio García, de esta manera, no ha podido revalidar el triunfo conseguido en este escenario el año pasado, mismo lugar donde en 2009 -con Porsche- cosechara la victoria absoluta. Este honor, en 2016, ha correspondido al prototipo de Honda Ligier pilotado por el brasileño Pipo Derani y los americanos Sharp, Brown y Van Overbeck.

Por menos de un parpadeo. 24 horas pisando el acelerador, cambiando de marchas y gestionando curvas. Un día corriendo con relevos para exprimir a tres pilotos, entrando a boxes a cambiar gomas, echar gasolina y limpiar el cristal. 24 horas luchando contra el cansancio y el reloj… Un día corriendo para ganar y perder por tan solo 34 milésimas. ¿Qué son 34 milésimas dentro de 1.440 minutos? 34 milésimas representa el 0,00004% de las 86.400.000 que forman un día y esa es la diferencia, expresada en números, por la que perdió el Corvette de Antonio García (y sus dos compañeros) en la 54ª edición de las 24 Horas de Daytona. En sentimientos, dicha distancia es más compleja de explicar: "Demasiado cerca, prefería haber 'perdido'por unminuto ;-)", indicó tras la carrera el piloto español.

El redactor recomienda