La clasificación de El Confidencial: los diez mejores pilotos de la temporada 2015
  1. Deportes
  2. Fórmula 1
QUIÉNES ENTRAN, Y QUIÉNES SE QUEDAN FUERA

La clasificación de El Confidencial: los diez mejores pilotos de la temporada 2015

El Confidencial elabora la lista de los diez pilotos más destacados en la temporada, en la que no siempre es fácil hacer justicia al factor humano. Invitamos a los lectores a hacer su elección

Foto:

Como cada año, El Confidencial elabora su lista de los diez pilotos más destacados. Antes de cualquier valoración, conviene recordar que los diez primeros clasificados en 2015 han terminado emparejados, definiendose casi el orden competitivo de los coches y posicionando a los pilotos según el monoplaza que hayan manejado. Por ello, la valoración tiene en cuenta este aspecto, así como su rendimiento en comparación al compañero de equipo. Por ejemplo, Raikkonen, que ha logrado tres podios en toda la temporada por los catorce de Vettel, quedaría así fuera de la lista.

No siempre resulta fácil conocer los condicionamientos técnicos que han determinado el rendimiento de cada piloto en la temporada, por lo que también cabe aceptar cierto subjetivismo en la selección. Por ello, invitamos también a los lectores a que lleven a cabo su propia clasificación.

1. Lewis Hamilton

No cabe duda que la temporada de Hamilton ha sido desconcertante. Implacable hasta que logró el título, insólita después de ello, porque resulta difícilmente comprensible que quien lograba once poles en doce carreras y diez triunfos hasta rematar el título en Estados Unidos tuviera semejante bajón final.

En todo caso, el británico se ha mostrado sublime en todas las áreas, dejando al margen las últimas carreras. Y lo ha logrado en paralelo a una amplia vida social que no ha obstaculizado su rendimiento cuando realmente importaba. Si su derrota final ha sido fruto de modificaciones técnicas en el W06 o de una menor tensión psicológica solamente lo saben los interesados. Pensando en los aficionados, que la etapa final haya dejado dudas pendientes para el próximo año es una buena noticia.

2. Sebastian Vettel

Ferrari necesitaba estabilidad tras la vorágine que se llevó por delante a toda su cúpula, excepción hecha de James Allison. Con su rendimiento consistente durante prácticamente toda la temporada, Vettel ha ofrecido a la Scuderia argumentos y oxígeno para vender la nueva etapa de Sergio Marchionne, enmascarando que un año más Ferrari no aspiraba al título ¿Qué hubiera sido de la Scuderia si esta hubiera dependido de Kimi Raikkonen como líder? El piloto alemán se sacó de la manga victorias de su propia cosecha, como Hungría y Singapur, a pesar de los problemas técnicos de Mercedes.

Vettel ha sacado el máximo partido a su monoplaza en la mayoría de las ocasiones, con la singular excepción de México. De talante relajado y afable pero de personalidad exigente y competitivo, su figura ha sido un bálsamo para Maranello

3. Max Verstappen

La combinación de juventud y cortísima experiencia en monoplazas –este era solo su segundo año tras la Fórmula 3 en 2014– le otorgan una mayor valoración de sus méritos frente a otros pilotos más veteranos y en lo alto de la clasificación. Durante la primera parte de la temporada fue superado por Carlos Sainz, pero cuando el español quedaba sin armas a mitad de año con su racha mecánica, Verstappen aprovechó para mostrar cualidades inusuales en un piloto de su edad y trayectoria.

Su ritmo medio en carrera es muy elevado. Ha sorprendido por su singular capacidad para adelantar, no solo por atreverse con maniobras a priori muy arriesgadas –a Nasr en Blanchimont, en Spa– como por su manera de ejecutarlas. Ha cometido más errores de los que se han destacado en la prensa, pero se entienden incluidos y aceptados en su paquete de debutante.

4. Nico Rosberg

Con un monoplaza de superioridad aplastante frente a sus rivales de otros equipos, su rendimiento solo puede juzgarse en relación a Hamilton. Con la excepción de Austria, Rosberg fue una sombra en todos los terrenos, y Hamilton le pasó por encima como una apisonadora. Las cifras hasta Austin hablaban por sí mismas. Su reacción final recuperó a ese piloto de 2014 capaz de llevar al límite a Hamilton pero aunque moralmente reconfortante, su racha resultaba meramente testimonial.

5. Sergio Pérez

Nunca ha destacado como un piloto espectacular, pero su efectividad y consistencia ha sido extraordinaria, evidenciando una evolución y madurez que ha sorprendido a propios y extraños. Desde la aparición de la versión B del Force India, el mexicano ha borrado del mapa a Nico Hulkenberg. Puede que la personalidad de Pérez no juegue en la misma liga ‘asesina’ de un Alonso o un Hamilton, pero quizás haya un antes y un después de 2015 para Pérez.

6. Daniil Kvyat

Temporada de altibajos, con errores importantes, pero también con momentos brillantes. Ricciardo ganó tres pruebas el año pasado, y aunque esta temporada la mecánica también le ha masacrado, Kvyat se ha defendido magníficamente frente al australiano en la que es solo su segunda temporada en la Fórmula 1, pero ya en el seno del equipo oficial, con toda la presión que ello supone. Su reacción al toque de Helmult Marko en Mónaco no se hizo esperar y elevó su nivel desde entonces.

7. Romain Grosjean

Temporada de un piloto con oficio que, sin cometer grandes errores ha optimizado al máximo el material y medios en un equipo agonizante como Lotus. Solo cabe comparar su rendimiento con el de Maldonado, capáz además de sacarse de la manga un increíble tercer puesto en Spa ¿Qué más se podía pedir?

8. Valtteri Bottas

Piloto habitualmente muy eficaz los sábados, con magníficas posiciones de parrilla, pero que pierde fuelle los domingos. Su referencia con Felipe Massa no ha sido tan contundente como se esperaría de quien lleva incorporada la vitola de estrella del futuro, y para haber contado en muchos circuitos con el tercer –el segundo en algún caso– mejor monoplaza de la parrilla.

9. Carlos Sainz

El piloto español comenzó la temporada con la desventaja de la predisposición de los medios de comunicación internacionales a jalear el mínimo logro de Verstappen por su singular historia. En el caso de Sainz, costaba que se reconociesen sus virtudes, sobre todo cuando superaba al holandés regularmente a principio de temporada.

Sainz logró batir a Verstappen los sábados, contando incluso con sus accidentes en el Q1 de Austin y Sochi, que penalizaron su posición de parrilla para el domingo. En este sentido, el español cometió algún error más que su compañero en los entrenamientos. Para un debutante, el tiempo en pista es crucial, pero el español no pudo completar siete carreras, dejando un terreno libre a su rival que este aprovechó magníficamente para ganar enteros en la comparación con el español. Como Verstappen, el piloto español también ha confirmado en carrera una agresividad extraordinaria cuando las circunstancias lo han requerido como, por ejemplo, en Singapur, Austin y Sochi

10. Fernando Alonso y Jenson Button

Si aparecen en la presente clasficación es de forma testimonial y para destacar que dos campeones del mundo han tenido escasas o mínimas oportunidades para hacer valer su talento en la presente temporada. Por primera vez en muchos años, Alonso desaparece de los primeros puestos. Solo con la información adecuada desde el seno del equipo se puede valorar la aportación de los dos pilotos dadas las carencias del MP4-30.

Fórmula 1 Lewis Hamilton Sebastian Vettel Fernando Alonso Sergio Pérez Max Verstappen
El redactor recomienda