El roto que Fernando Alonso haría a la Fórmula 1 con un año sabático
  1. Deportes
  2. Fórmula 1
¿QUÉ SE ECHARÍA DE MENOS EN SU AUSENCIA?

El roto que Fernando Alonso haría a la Fórmula 1 con un año sabático

Aunque tanto el propio Alonso como Ron Dennis han desmentido estos días la posibilidad de un año sabático, una retirada temporal sería un duro golpe y no solo para el equipo McLaren

placeholder Foto: Fernando Alonso, durante el Gran Premio de Abu Dhabi (EFE)
Fernando Alonso, durante el Gran Premio de Abu Dhabi (EFE)

Puede que el impacto resulte espectacular en España, pero Bernie Ecclestone sería el primer interesado ante un hipotético año sabático de Fernando Alonso. Bien es sabido que el 'Boss' interviene en todos los grandes 'asuntos de estado' que afectan a la Fórmula 1. En momentos como los actuales, que el español decidiera tomarse un respiro resultaría demoledor no solo para Honda y McLaren, sino también para el deporte y espectáculo.

“Es dueño de sí mismo, hace las cosas a su manera, pero ya le hemos visto este año llegar al punto de ebullición. Creo que la temporada invernal será interesante”, volvía a insistir este fin de semana Mark Webber, quien había calificado a Alonso como una “bomba de relojería”. Y como solo ante las ausencias se valora el peso específico, la marcha de Alonso dejaría un enorme vacío en la Fórmula 1. Demos por buena, una vez más, la confirmación de Dennis y el propio Alonso de que el español próximo 2016 estará en la parrilla. Pero, por unos instantes, imaginemos que no fuera así...

Una aplastante seguridad en sí mismo

Sobra insistir en el impacto de la ausencia de quien ha convertido a la Fórmula 1 en el segundo deporte en popularidad en nuestro país. Pero incluso para la 'marca España' se perdería la proyección que representa el protagonismo que otorga cada dos semanas la presencia y prestigio de un deportista español de tal calibre en uno de los espectáculos más globales del mundo.

En un plano más personal, la Fórmula 1 echaría de menos el carisma de Alonso. Porque sobrevivir en lo alto de semejante pirámide deportiva durante más de una década requiere una personalidad dura, rocosa y asertiva, arma imprescindible para defenderse en un mundo de presión extrema e intereses cruzados. Alonso destila una seguridad interior aplastante en sus propias referencias y ante las mayores presiones. “Su termostato personal es frío o caliente, y cuando se pasa la línea no hay nada que hacer…”.

“Los animales competitivos no conocen límites”,

“Los animales competitivos no conocen límites”, llegó a decir del propio Alonso Ron Dennis en relación a la turbulenta temporada 2007. Numerosos episodios durante la etapa de Ferrari o este mismo 2015 han vuelto a ofrecer ejemplos de esa personalidad combativa que tanto llena a la Fórmula 1. Sus respuestas y diálogos por radio con el equipo en Canadá o en Japón serán solo la punta de un iceberg que, ojala, hubiéramos podido conocer en toda su intensidad durante 2015, y que hubiera hecho las delicias de cualquier aficionado. Porque incluso en una temporada tan desastrosa como la vivida con McLaren, el seguimiento de tan singular odisea ha suscitado un interés excepcional. Solo cabe recordar el ‘tsunami’ en las redes sociales que el propio Alonso provocaba con su archifamoso 'baño de sol' en Interlagos.

En un mundo donde los protagonistas son amordazados para exteriorizar sus opiniones, Fernando Alonso se expresa con una autoridad allí donde otros pilotos no pueden o quieren permitirse. Por poner un ejemplo reciente, tras el Gran Premio de Abu Dabi, uno de sus principales protagonistas pegaba un auténtico sartenazo, del revés y a dos manos, a la Federación Internacional. “La Fórmula 1 se pregunta por el ruido de los coches y por qué cada vez hay menos espectadores, pero creo que hay que tener más sentido (la sanciones por incidentes en pista) , porque no veo esto en el WEC (Mundial de Resistencia) o Moto GP y otras categorías que son mucho más divertidas que la nuestra”. En estos años encontraríamos ejemplos similares como para llenar un libro.

En definitiva, con sus luces y sombras, también con tintes ásperos al expresarse en muchas ocasiones, sería una gran pérdida para el espectáculo global de la Fórmula 1 si desapareciera la rotunda y asertiva personalidad de Alonso dentro y fuera de la pista.

"Para McLaren hubiera sido catastrófico..."

Y por supuesto, se echaría de menos su talento competitivo, pólvora mojada estos últimos años, especialmente en su retorno a McLaren. “Fernando es el piloto más completo del mundo”, declaraba estos días Martin Withmarsh en la revista 'Motorsport', en la primera entrevista pública concedida tras su marcha de McLaren. “De acuerdo, las cosas salieron mal por varias razones, pero ha madurado mucho. Es el mejor, sin duda”, añadía.

¿Y cómo justifica Withmarsh tan contundente juicio?: “Tienes pilotos que no logran los resultados que el coche merece, pilotos que sí logran esos resultados… Y luego tienes unos pocos que tienen mejores resultados, más puntos, que el coche merece: año sí, año también. Fernando hizo eso en Ferrari, y está en su ADN. Es un piloto de carreras fenomenalmente brillante, talentoso, implacable”. Por ello, si para la Fórmula 1 ya resulta un triste derroche que alguien de semejante calibre no cuente con un monoplaza competitivo, qué sería con Alonso fuera del deporte…

Estas declaraciones se realizaban antes de la polémica abierta por Ron Dennis sobre un posible año sabático. Whitmarsh también se mostraba “muy sorprendido” de la capacidad de Alonso para reprimir sus frustraciones en 2015: “¡Las cosas más interesantes que ha hecho este año Fernando han sido en la radio! Estoy contento de que no se haya vuelto loco y se hubiera marchado. Para McLaren hubiera sido catastrófico…”. Por supuesto, también para la Fórmula 1. A ver qué pasa.

McLaren Mark Webber Honda Bernie Ecclestone Fórmula 1 - GP de Abu Dabi Ron Dennis Fernando Alonso Ferrari Fórmula 1
El redactor recomienda