Sainz emergió cuando Verstappen estaba en la cresta de la ola
  1. Deportes
  2. Fórmula 1
merhi, con dificultades

Sainz emergió cuando Verstappen estaba en la cresta de la ola

El español superó a su compañero en la prueba de los sábados (10-9 en temporada), al ser décimo. El holandés se estaba llevando el mayor protagonismo en las últimas pruebas por los problemas de Sainz

placeholder Foto: Carlos Sainz junto a Max Verstappen y a Tabatha Valls (Reuters).
Carlos Sainz junto a Max Verstappen y a Tabatha Valls (Reuters).

La segunda mitad de temporada le ha valido a Max Verstappen muchos elogios, incluso en estas últimas semanas alguna comparación de nuevo con Ayrton Senna. El holandés estaba en lo alto de la ola cuando ha reaparecido su compañero de equipo, escondido principalmente por obligación, por problemas de fiabilidad. Pero cuando a Carlos Sainz se lo ha permitido el motor Renault, ha batido a compañero, en boca de todo el mundo en la Fórmula 1 actual.

Así, este sábado, Sainz emergió para dar un golpe sobre la mesa y recordar que puede estar a la altura de su rival. Con su décimo puesto en la clasificación del Gran Premio de Abu Dabi, entró en la Q3, y batió a Verstappen, decantando a su favor el resultado de los sábados en la temporada 2015: 10-9. “He hecho una muy buena vuelta, cuando más la necesitaba”, reconoció.

“’Joe’, por fin, ha sido un alivio”

“Hay que poner los tres sectores juntos pero es verdad que en el tercero me estaba costando bastante y por fin lo he podido poner junto, y cuando he visto el tiempo pasando por meta he dicho: "¡Joe, por fin!". Ha sido un poco un alivio”, explica Carlos Sainz. Su vuelta fue magnífica, mejor por muy poco que la de Verstappen, exactamente 39 milésimas: “Sí, eso demuestra un poco lo de todo el año. Hay muy poca diferencia, estamos décima arriba, décima abajo… Si lo hacías todo perfecto, como lo he hecho hoy, terminas delante. Si es él el que lo hace todo perfecto terminará por delante”. Diferencias ínfimas, pero detalles importantes en la Fórmula 1. Sainz fue al límite y ganó.

“Creo que a principio de año, con el viernes que tuve, no hubiese conseguido entrar en Q3, lo cual demuestra que hemos dado un paso en madurez. Creo que ha sido un sábado casi perfecto y a ver si mañana podemos rematarlo”, confesó. Verstappen también confesó hace unas semanas que ha ido ganando experiencia. Sin duda, el alto nivel al que están los dos pilotos les hace exigirse mucho más. Esta vez, Sainz, después de una jornada complicada el viernes donde los fallos en el monoplaza salían de nuevo a relucir, recuperó el tiempo perdido realizando gran parte del trabajo del viernes el sábado (no es la primera vez, y también le ha tocado hacer a Verstappen) y terminando con nota.

De las disculpas, a la felicitación

“Me siento triste porque este es otro día donde estoy pidiendo disculpas a Carlos por tener más problemas en los libres 1 y 2”, decía Phil Charles, jefe de ingenieros de carrera de Toro Rosso, este viernes. El sábado se dio una vuelta a la tortilla: “Tengo que felicitar a Carlos por entrar en el ‘top 10’”, admitió James Key, director técnico del equipo y el artífice del STR10, que además señala que en este circuito son mejores en las tandas largas que en las cortas.

Pero el motor que está usando Sainz va muy justo de vida. “No pienso en ello, si se tiene que romper, se romperá. Voy a dar lo mejor que tenga para seguir adelante y a ver qué podemos hacer”, señalaba Sainz para quitárle hierro al asunto. Y aunque Verstappen lleva 49 puntos frente a los 19 de Sainz, a falta de disputar la prueba este domingo, los múltiples abandonos del madrileño (7 en 18 carreras), más alguna otra incidencia le han dejado con el pie cambiado frente a su rival.

En definitiva, ambos han estado claramente a la altura de lo que se les pide a los jóvenes de Toro Rosso. Este domingo tienen una batalla muy complicada frente a Lotus, sexto en el campeonato de constructores por nueve puntos. Esa diferencia supone alrededor de 10 millones de euros que le vendría muy bien a la escudería de Faenza. Pero será una tarea muy complicada: “Los cinco equipos que tenemos delante están a otro nivel, así que habrá que pelearse con Lotus y McLaren para seguir ahí en ese último puesto de puntos”. Si no surge una carrera loca, el dinero parece perdido.

A Merhi le está costando el regreso

“Una clasificación decepcionante para mí y destruí mi neumático en mi vuelta lanzada, ya que no he tenido confianza con mis frenos en todo el fin de semana. También bloqueé en mi otra vuelta, así que no ha sido una buena sesión para mí. Es una pena para la última carrera, pero espero que mañana tenga más oportunidades y ver si puedo aprovecharlas”. Tres carreras llevaba Roberto Merhi sin subirse a un monoplaza de Fórmula 1, desde el Gran Premio de Rusia, el 11 de octubre. Quizá todo este tiempo de parón le ha podido afectar al castellonense.

Merhi rodaba todo el fin de semana por detrás de Will Stevens, a quien batía ya regularmente antes del parón. Y, en ocasiones, holgadamente, en especial en carrera. Este domingo tiene la oportunidad de darle la vuelta a la tortilla, pero sus sensaciones no son buenas: “Hemos intentado quitar el alerón del casco, las entradas de aire y tapar todo y parece ser que sigue habiendo esa diferencia. Un poco raro que yo vuelva a al coche, y las diferencias aparezcan en el segundo sector (donde están las dos rectas principales)”.

Fórmula 1 - GP de Abu Dabi Carlos Sainz Max Verstappen Roberto Merhi Toro Rosso Fórmula 1
El redactor recomienda