el español, FUERA EN LA PRIMERA VUELTA.

Alonso y Button en el podio: la brillante caricatura de toda una temporada

Los dos pilotos de McLaren se fotografiaron con gran sentido del humor en el podio para recordar tiempos mejores. Tras la sesión de ayer, Alonso hizo otro tanto con su avería de la primera vuelta

Foto: Button yAalonso se subieron al podio de Interlagos (@f1).
Button yAalonso se subieron al podio de Interlagos (@f1).

Habría que preguntarse quién se está superando a sí mismo este fin de semana. McLaren-Honda con su fiabilidad o Fernando Alonso ofreciendo imágenes y escenas a cada cual más icónica. La respuesta parece difícil: ayer el piloto español se llevó la palma por delante de su equipo… que ya es difícil viendo el panorama.

“Pasábamos por ahí, vimos el podio y dijimos: vamos a hacernos una foto”. Fue una imagen absolutamente inusual en la Fórmula 1: dos campeones del mundo, sufridores de una temporada aciaga, que deciden fotografiarse en lo alto del podio para recordar con sentido del humor los viejos tiempos. “Al menos, una foto de recuerdo de este año para Jenson y para mí”. En el fondo, toda una caricatura de 2015.

“Pensábamos que podíamos subirnos al podio, hace ya mucho tiempo para los dos”, reconocía también Jenson Button. “Es la mejor diversión que he tenido en todo el fin de semana”. Habría que preguntar a Ron Dennis si pensaba igual pero, conociendo su naturaleza, ayer tuvo que revolverse en su silla.

Fernando Alonso en Interlagos (Imago).
Fernando Alonso en Interlagos (Imago).

Humor e ironía

“No pude tomar el sol nada la semana pasada y tengo que llevar un bolsillo en el coche con el teléfono, por lo menos, para seguir la Q1 y un poco de crema de sol”, bromeaba Alonso tras su rápido abandono de la sesión clasificatoria. Antes se 'bronceó' sentado en una silla de los comisarios de pista. Si el viernes se sorprendía por el impacto de su imagen sentado encima de un guardarraíl, para la de ayer el piloto español ya era más consciente de la repercusión que tendría la escenografía del baño de sol, que luego protagonizó una impresionante catarata de memes en las redes sociales.

“Le dije al coche médico que tienen un pasajero asiduo y que debería tener algunos puntos este año”, volvía a bromear Alonso en la única actitud posible ante la más que paupérrima fiabilidad de su monoplaza en las tres últimas jornadas en pista. Alonso ni siquiera ha podido competir en los momentos claves de México y Brasil hasta el momento. De hecho, no ha cubierto ni una vuelta. No extraña que ayer Alonso derrochara humor e ironía.

Entrar o no en el Q2, irrelevante

Desde Honda se decidió solicitar al piloto español que detuviera su monoplaza por un inesperado y repentino aumento de la temperatura “en un motor que no había dado ninguna señal de anomalías por la mañana” explicaba Yasuhisa Arai. En el caso de Button, reconocía Eric Boullier que “el coche mejoró el equilibrio, pero no había suficiente rendimiento para conseguir algo mejor que el decimoséptimo puesto”.

Alonso en los segundos libres (Reuters).
Alonso en los segundos libres (Reuters).

Visto el rendimiento en el FP3, el piloto español sí consideraba la posibilidad del paso al Q2: “Tampoco es que fuésemos demasiado rápido, pero creo que de pasar a la Q2 sí que había posibilidades. El coche se comportó bien en la FP3 y en las tres curvas que pude dar, lo noté bien aunque no pudimos acabar la crono”. Sin embargo, el MP4-30 se paró recién salido a la pista. “Estábamos décimos por la mañana y creo que podíamos mejorar un poco más en ese sector que tiene la combinación de curvas, pero la fiabilidad sigue siendo un problema y saldremos desde atrás. A ver si podemos acabar la carrera”, dijo. De lo primero, la certeza de que saldrá último. De lo segundo, mejor no hacer pronósticos.

Que llueva, que llueva… y aun así

En todo caso, según las simulaciones llevadas a cabo por Jenson Button el viernes, tan sólo los Manor estaban por detrás del ritmo del MP4-30 con los dos tipos de compuestos disponibles en Interlagos. Por ello, la pronosticada lluvia es la única esperanza para mejorar las pobres expectativas que presenta el equipo británico. Por supuesto, con permiso de la fiabilidad.

Alonso y Button en el GP de Brasil (Reuters).
Alonso y Button en el GP de Brasil (Reuters).

“Seguramente si llueve será más fácil remontar y normalmente podremos darles algo de competitividad a nuestros tiempos así que deseamos que llueva, pero incluso lloviendo creo que sería difícil la carrera para nosotros”, explicaba Alonso al terminar la sesión de ayer. Aún contando con la lluvia, el piloto español se preguntaba por los motores para la carrera de hoy: “Primero, vamos a analizar qué ha pasado con el coche, qué motores hay disponibles y si hay alguno. Normalmente hacen falta algunas vueltas para calibrarlo y para que esté óptimo en cuanto a prestaciones, no las vamos a tener lógicamente este domingo. Será una carrera difícil, un reto para todo el equipo”. De momento, parece que Alonso utilizará el decimosegundo propulsor de la temporada.

“Bromas aparte, desafortunadamente la frustración es alta”, reconocía Alonso: “Sabemos cuál es la situación y somos conscientes. A grandes problemas, grandes soluciones que es lo que se está tomando para el año que viene. Queda esta carrera y la que viene de sufrimiento; habrá que tomarlas de la mejor manera posible. Aprender cosas este año y tomar lecciones; de los abandonos que estamos teniendo hay que tomar nota y no repetirlos nunca jamás”. Terminar la carrera en Interlagos, vista la reciente racha, ya sería un gran éxito.

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios