LA JUSTIFICACION POR PERDER ANTE LORENZO

Algunas razones con las que la Fórmula 1 puede ilustrar a Valentino Rossi

Algunos episodios recientes de la Fórmula 1 en la resolución de los títulos pueden ayudar a situar en un contexto más amplio las acusaciones de Rossi a Márquez y el devaluar los méritos de Lorenzo

Foto: Petrov se convirtió en un muro para Alonso en Abu Dabi en 2010 (Imago).
Petrov se convirtió en un muro para Alonso en Abu Dabi en 2010 (Imago).

“Todo lo que escuchamos es una opinión, no un hecho. Todo lo que vemos es una perspectiva, no es la verdad”. Parece que Valentino Rossi ha querido acogerse a la la máxima de Marco Aurelio, porque el italiano ha intentado desdibujar el título de Jorge Lorenzo utilizando a Marc Márquez para imponer su verdad personal poniendo sobre la mesa su enorme carisma y prestigio. 

¿Tiene o no razón Valentino Rossi? ¿Es aceptable responsabilizar a terceros de su derrota, infravalorando los méritos del campeón? Algunos casos similares en la Fórmula 1 pueden ayudar a situar en un contexto más amplio la actitud del piloto italiano estos días.

Cuando Petrov se convirtió en un muro

“Intenté pasarle una vez y se protegió como si fuera la última vuelta, en la última carrera del campeonato, luchando los dos por el título, así que fue muy agresivo, pero pilotó muy bien, no cometió errores”. Así respondió Fernando Alonso cuando se le preguntó por la actitud de Vitali Petrov tras su actuación en Abu Dhabi 2010. Entonces, el ruso se defendió en la pista con uñas y dientes sin nada en juego, frustrando la remontada de Alonso hacia el cuarto puesto que hubiera supuesto su tercer título.

¿Qué reacciones hubiese suscitado Fernando Alonso de haber cuestionado el título de Sebastian Vettel utilizando al piloto ruso como Rossi hizo con Márquez? Petrov cumplió con su misión como piloto. Y si la responsabilidad de quien aspira a la victoria final es eliminar a los rivales que se interponen –deportivamente– en la pista, el español no lo consiguió, como tampoco Rossi con Márquez en la penúltima carrera de la temporada. De hecho, le tiró al suelo.

Schumacher felicita a Vettel por ganar el Mundial en Brasil (Imago).
Schumacher felicita a Vettel por ganar el Mundial en Brasil (Imago).

Abrir la puerta al rival también es un obstáculo

En sentido inverso, también Alonso podría haber cuestionado la actitud en Brasil 2012 de varios de los pilotos que dejaron pista libre a Vettel, -como también fue el caso con Rossi este pasado fin de semana en Cheste- cuando el alemán buscaba la necesaria remontada. Entre ellos, uno de los más duros de adelantar en la última época, Michael Schumacher, fue quien dejó totalmente abierta la puerta a Vettel tan pronto el piloto de Red Bull se puso a su estela. ¿Cómo hubiera caído una reacción de Alonso que restara mérito al título del piloto alemán señalando a otros rivales?

Quizás Rossi hubiera tenido buenas razones para quejarse de haber perdido el título por la actuación directa de Lorenzo. Fue el caso de Schumacher y Damon Hill, en 1994, en Australia. Entonces, el británico fue literalmente embestido por el alemán después de que este se tocara contra el muro, dañando su monoplaza. Cuando el británico se disponía a adelantarle, el alemán giró contra el Williams.

Ni equipo ni el piloto británicos polemizaron para desvirtuar su título. Y tenían motivos. Pero en 1997, Schumacher ya no pudo librarse. En una maniobra más flagrante todavía que la anterior, el alemán embistió a Villeneuve. Fue descalificado. Sin embargo, en el enfrentamiento directo entre ambos, quizás Lorenzo tenga algo de razón en sus alegaciones una vez logrado el título: "Le batimos en todo, en victorias, poles, vueltas rápidas, vueltas en cabeza, en liderar sesiones libres. En todo. Solo en podios y consistencia nos batió, y un poco por las circunstancias".

¿Y qué podía esperar Rossi?

Pero Rossi denunciaba a Márquez en Sepang por algo más que una maniobra  concreta. “Es un nuevo aliado de Lorenzo. Es su fan. Estuvo jugando con nosotros en Phillip Island. Le ayudó en Australia, no se escapó para ayudar a Lorenzo, su programa es no sólo ayudarlo en Phillip Island, sino también en Malasia y en Valencia. No es que lo piense, es que realmente fue así”.

Rossi no perdona a Márquez... ni Márquez a él (Reuters).
Rossi no perdona a Márquez... ni Márquez a él (Reuters).

¿Qué esperaba Rossi tras semejante ataque a Márquez? Porque anticipando una hipotética actitud favorable a Lorenzo, el italiano golpeaba con un palo la colmena del piloto de Honda. Abría una inesperada guerra psicológica, y si pretendía que aquel se retirara de la pelea con Lorenzo, logró el efecto contrario. Si provocas a un macho alfa  no esperes que se pliegue a tus artimañas. Si te declaran una guerra psicológica y no respondes, pierdes también para el futuro. Márquez respondió.

 ¿ Esperaba Rossi que el español luchara por su título en Cheste tras lo ocurrido en Sepang? Rossi llegó a la penúltima carrera controlando su destino. Pero se puso en manos de Márquez, también en Cheste. No cumplió con su misión porque se hizo rehén de sus propios errores, sanción incluida que le llevó al fondo de la parrilla en la última carrera. En definitiva, responsabilizó a otro de sus resultados acogiéndose a su verdad de la ‘conspiración española’. Y mantuvo esa postura incluso tras la derrota final, a pesar de no ser capaz de alcanzar a Lorenzo.

A Vettel le plantó cara... su compañero

Al respecto, quizás cabría recordarle a Rossi otra vez Brasil 2012. Entonces alguien también plantó cara de forma decidida a Vettel: su propio compañero de equipo, Mark Webber, sin opción alguna por el título. El australiano empujó al alemán contra el muro en la salida, y este quedó relegado a la mitad del pelotón. Pocos instantes después se tocó con el Williams de Senna en la curva 4,  pero se salvó milagrosamente del abandono.

Avanzada la carrera, Vettel alcanzó nuevamente al australiano. Otra vez Webber se resitió a su compañero. “Bueno, no me lo pusieron exactamente en bandeja en el 2010, ¿no?”, respondía el austaliano a un periodista británico cuando le preguntaban por su actuación. El alemán se tomaría la justicia por su mano en el famoso “Multi 21” de Malasia al año siguiente. Pero en Brasil, Vettel cumplió con su parte: se quitó también de en medio a Webber en la pista y logró el título.

No puede decirse que Valentino Rossi hiciera lo mismo con Lorenzo y Márquez en las dos últimas y decisivas carreras de Moto GP en 2015. Bueno, sí, tiró a Márquez en Sepang...

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
13 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios