se aprovecha el material para hacer la suela

Los neumáticos de F1 protegen desde hace años a pilotos y… ¡pescadores!

La alta tecnología que se fabrica cada año en la F1 también sirve provecho para la sociedad, en este caso, para proteger a los marineros que tienen que trabajar en un barco en movimiento y resbaladizo

Foto: Rosberg con los neumáticos de lluvia esta temporada (Reuters)
Rosberg con los neumáticos de lluvia esta temporada (Reuters)

Muchas de las evoluciones tecnológicas de la Fórmula 1 se trasladan a los coches de calle como es de sobra conocido, pero las innovaciones que se incorporan cada año en la máxima categoría del automovilismo también repercuten en beneficio de las personas, por ejemplo, para su vida diaria en el trabajo.

En los últimos años, los equipos han exigido mucho a Pirelli, proveedor de neumáticos desde 2011, y estos han sido capaces de responder e ir fabricando el modelo pedido gracias al alto nivel de sofisticación. Estas evoluciones, sirven para proteger cada vez mejor a un marinero en su barco. Hace veinte años, un diseñador de Dubarry descubrió la correlación entre el calzado y la F1: los neumáticos de lluvia que usan los monoplazas son el material ideal para fabricar las suelas en las botas de los pescadores.

La marca irlandesa comenzó a usar entonces las miles de gomas que sobran después de cada temporada para crear unas suelas antideslizantes que facilitan la vida a los pescadores cuando salen a faenar, gracias a que aportan mayor estabilidad y adherencia, lo que minimiza los riesgos por las inestables condiciones climáticas de agua, viento y frío, y la maquinaria pesada que utilizan.

Lo primero que mira un marinero: las botas

“El agua se dispersa en seis canales para conseguir una frenada más rápida y hemos aplicado lo mismo. Cuando un marinero está en alta mar en el Atlántico, quiere estar seguro que al pisar no resbalará y tendrá el agarre necesario”, explica Laura Egan, relaciones públicas de Dubarry.

Los neumáticos de lluvia que usan los equipos de F1 se caracterizan por una profunda banda de rodadura con canales, con laminillas que permiten drenar el agua del asfalto mojado. Estos, son capaces de dispersar hoy en día hasta 65 litros de agua por segundo a máxima velocidad. El resultado es que mejora la facilidad de conducción en una amplia variedad de condiciones, y esto también beneficia el trabajo de un pescador que realiza su tarea con mucha más facilidad y comodidad.

“El marinero sabe andar en el barco, está acostumbrado, pero cuando tienes una botas malas que te vas para un lado, que te vas para otro, no haces el trabajo bien y corres el riesgo de tener un accidente”, reconoce Manuel Iglesias, capitán de barco. Iglesias señala que las botas son lo primero que miran los tripulantes porque “siempre hay un riesgo total” y con el calzado adecuado se sienten mucho más seguros durante todas las horas que pasan en el barco que se mueve continuamente, lleno de agua, que resbala...

Paul Hembery, máximo responsable de Pirelli en la Fórmula 1 (imago).
Paul Hembery, máximo responsable de Pirelli en la Fórmula 1 (imago).

Pirelli solo obedece mientras innova

Pirelli, después de veinte años, volvió a la Fórmula 1 en 2011. Durante estas temporadas los equipos han exigido al proveedor de neumáticos seguridad a la vez que espectáculo, y la compañía italiana ha ido respondiendo según las necesidades y requerimientos. Las escuderías tuvieron problemas en los primeros años, en las primeras carreras, hasta que comenzaban a entender las gomas, y una vez comprendidas, tampoco llovía a gusto de todos y siempre había quejas.

Las gomas han sido protagonistas del campeonato en varias ocasiones, por ejemplo en 2012, precisamente porque los neumáticos  cobraban demasiada importancia en carrera y porque los equipos no terminaban de entenderlas. O en 2013, cuando Pirelli obedeció las nuevas instrucciones y fabricó un ‘calzado’ para los monoplazas que se desgastaba mucho más rápido en busca de más paradas, que finalmente fueron demasiadas, y los equipos se basaron en que las gomas ofrecían poca seguridad.

En definitiva, los proveedores de neumáticos han ido creando lo que la F1 les ha pedido, y encima, con una venda en los ojos. Pirelli, apenas tiene tiempo de probar los neumáticos de cara al año siguiente. Por ejemplo, las gomas de 2016 solo las podrán probar el martes posterior al Gran Premio de Abu Dabi, en la jornada de test, donde además estrenarán un nuevo neumático: el ultrablando.

Pirelli seguirá innovando en la F1, por lo menos, hasta 2019, y de ello, como de muchas otras tecnologías, se seguirá favoreciendo la sociedad.

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios