LOS CONSEJOS PARA EL GRAN PREMIO DE MEXICO

Gutiérrez se olvidó de la "Venganza de Moctezuma" con Vettel y Raikkonen

La Fórmula 1 vuelve a México tras décadas de ausencia. Sergio Gutierrez, piloto de Ferrari, ofrece a Sebastian Vettel y Kimi Raikkonen algunos útiles consejos para adaptarse a la vida social del país

Foto: Kimi Raikkonen en una imagen promocional con Ferrari.
Kimi Raikkonen en una imagen promocional con Ferrari.

Esteban Gutiérrez, tercer piloto de Ferrari, como mexicano, hace de amable anfitrión para Sebastian Vettel y Kimi Raikkonen ante el próximo Gran Premio de México en el vídeo que acompaña estas líneas. Ha debido tener éxito, porque no resulta frecuente ver sonreir tanto al piloto finlandés. Pero quizás, para no amargarles la fiesta, evitó avisarles sobre uno de los compañeros de viaje que suelen hacer más ‘fluida’ la presencia en el México: “La venganza de Moctezuma”.

Así conocen los locales el mal que a tantos turistas ataca en el país azteca, tan deseosos de visitar y degustar los numerosos atractivos turísticos y gastronómicos que ofrece, que cuando gozan de su compañía, deben acudir repetidamente a buscar el cuarto de baño más próximo con gesto sufrido y desesperación permanente.

Gran demanda popular de un GP en México

Bromas aparte, la llegada de la Formula 1 a México ha despertado una expectación extraordinaria con todas las entradas vendidas para esta edición y gran demanda para los próximos años. En este caso, el Gran Circo aterriza en el país centroamericano como algo más que la estrategia de diversificación global llevada a cabo por Bernie Ecclestone en estos últimos años. Se trata de un evento ampliamente demandado y querido por la sociedad mexicana. Las taquillas han recaudado 53,5 millones de euros, siendo la más acaudalada de todo el Mundial. Además, en la pista del DF también se habrán pagado los asientos más caros de todo el año: hasta 1.140 euros, tal y como recoge un informe del digital mexicano Juanfutbol.com.

El Gran Premio de México ofrece una gran historia deportiva aunque no cuente con tantas ediciones como otras ilustres pruebas del calendario. De hecho, la primera edición tuvo lugar en 1963, con grandes premios hasta 1970. Inicialmente el trazado recibía otro nombre: Magdalena Mixhuca. De 1986 a 1992, la Fórmula 1 volvió al rebautizado Autódromo Hermanos Rodríguez en homenajes a los dos precoces pilotos mexicanos, hermanos de sangre y de pista. Ahora, para el retorno de la Fórmula 1, el circuito ha sido amplia y espectacularmente remodelado. Y si las primeras impresiones que deja el trazado se hacen realidad, su configuración puede dar mucho juego.

"De puro macho"

Por razones de seguridad y diseño se ha modificado la famosa 'Peraltada', una amplia, rapidísima y bacheada curva que cuenta con algunos episodios históricos. Por ejemplo, aquí fue el único punto donde el mismísimo Ayrton Senna volcó durante toda su trayectoria en la Fórmula 1. En 1991, tras perder el control de su monoplaza en entrenamientos, el brasileño tuvo que salir arrastrándose, y aquel episodio tuvo un fuerte impacto psicológico en los días posteriores.

Esteban Gutiérrez también podría haber recordad a sus alumnos de Ferrari el concepto “de puro macho”, tan propio del carácter local. Fieles a su racial y testosterónica idiosincrasia, los mexicanos no han querido aprovechar la oportunidad poner su sello al modificar la “Peraltada” para reconocer la justamente admirada hipertrofia en los atributos de Nigel Mansell, campeón del mundo de 1992. No resulta frecuente que en los circuitos una curva sea bautizada por una maniobra de adelantamiento concreta.

'Il Leone', como le conocían los tifosi italianos en su época de Ferrari, realizó un impresionante adelantamiento pie a tabla, para superar al austríaco Gerhard Berger. Y no solo se atrevió a la ‘lijada’ del McLaren en la famosa 'Peraltada' (con gradiente y tantos baches como una pista forestal), sino que se permitió la chulería de hacer toda la curva por el exterior. Uno de los grandes adelantamientos de la historia de la Fórmula 1. “De puro macho”.

El gran sueño de Checo

Curiosamente, los pilotos británicos han sido grandes protagonistas en el Gran Premio de México. John Surtees ganaba el título en esta pista 1964. Jim Clark logró dos victorias (1963 y 1967), Graham Hill ganó en 1968, y el propio Nigel Mansell triunfó en 1987 y 1992. Con un imperial Lewis Hamilton, ya libre de la menor presión, Gran Bretaña puede seguir incrementando su palmarés en esta pista, totalmente desconocida para los pilotos actuales.

De entre ellos, Checo Pérez vivirá un auténtico sueño. No solo como la gran atracción local, sino porque sería fantástico poder cuajar ante sus compatriotas el gran momento, el mejor, que vive en su carrera deportiva. Si Nico Hulkenberg aparecía como la estrella del equipo y uno de los pilotos de gran futuro al comienzo de temporada, el mexicano ha dado la vuelta al panorama. Al margen de su podio en Sochi, cuenta con 64 puntos por los 38 del piloto alemán. Con su reciente quinto puesto en Austin podría convertirse en el primer piloto mexicano en puntuar en casa desde que Pedro Rodriguez fuera sexto en 1970.

La bebida, mejor acompañada

¿Tendrán los pilotos de Ferrari la oportunidad de celebrar un gran triunfo en el Gran Premio de México? Si así fuera, hubiera sido oportuno que Gutiérrez les hubiera instruido en las virtudes de una buena ‘michelada’, jugo de limón con cerveza, alguna salsa, hielo y sal. Prudentemente, seguro que el piloto mexicano dejaba el tequila y mezcal al margen para prevenir males mayores ante la injusta fama, todo hay que decirlo, que se gastaba Kimi Raikkonen en el pasado al respecto.

Y como la bebida siempre entra mejor acompañada, no hubiera estado de más que Gutiérrez recordara a Vettel y Raikkonen respecto a la gastronomía local porque como dicen en México, “lo que pica al entrar pica al salir, guey...”.

Fórmula 1
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios