Comienza el asalto del castillo: Ecclestone y Todt se unen contra Ferrari y Mercedes
  1. Deportes
  2. Fórmula 1
LA PUGNA POR MINAR EL PODER DE LOS FABRICANTES

Comienza el asalto del castillo: Ecclestone y Todt se unen contra Ferrari y Mercedes

La tecnología híbrida ha dado un gran poder deportivo y político a los fabricantes, y el sistema de gestión que rige la Fórmula 1 bloquea las reformas. Ecclestone y Todt empiezan a moverse

placeholder Foto: Ecclestone y Todt en el GP de China (Efe).
Ecclestone y Todt en el GP de China (Efe).

La poliorcética se entiende como el arte de atacar y defender las plazas fuertes en la Edad Media. Una de sus técnicas de asalto es el minado de las fortificaciones. ¿Y que tendrá que ver con la Fórmula 1, se preguntarán? Parece que este es el objetivo de Bernie Ecclestone y Jean Todt con sus últimos movimientos: debilitar la fortaleza en la que se han instalado Mercedes y Ferrari, encastillados en una posición de poder que la FOM y la FIA quieren alterar.

El Gran Premio de Estados Unidos ha confirmado que las carreras pueden ser apasionantes a poco que las grandes diferencias de competitividad se reduzcan. La superioridad de Mercedes está matando la incertidumbre en un deporte que vive de ella. Los costes disparatados de la tecnología híbrida están rompiendo las costuras de la mayoría de los equipos. El control de la clave competitiva, la unidad híbrida, fortalece a sus propietarios intelectuales e industriales. Y equipos del calibre de Red Bull se ven incapaces de lograr un propulsor que le permita luchar a la altura de sus rivales.

En definitiva, la nueva tecnología híbrida se ha convertido en un instrumento de control. Y para lograr una Fórmula 1 más abierta, más deportiva y menos costosa económicamente, está en marcha una pugna política con movimientos que anticipan la batalla que se avecina. Ecclestone y Todt intentan pasar al ataque.

Ferrari, en el punto de mira

La noche del pasado lunes, la FIA publicaba un sorprendente comunicado, fruto de reuniones mantenidas en Austin por el Strategic Group que reúne a los poderes fácticos de la Fórmula 1: equipos, FOM (Ecclestone) y la propia Federación. Según dicho comunicado, Jean Todt y los suyos habrían planteado sin éxito medidas que persiguen una importante reducción de costes a través de diferentes mecanismos (techo de gasto, reglamentos técnicos y deportivos, estandarización de piezas y elementos de los monoplazas).

"La FIA, de acuerdo con la FOM, sugirió el principio de establecer un precio máximo para el motor y la caja de cambios en la última reunión del Strategy Group. Estas medidas se votaron y aceptaron por una importante mayoría". ¿Cuál es el problema entonces? "Sin embargo, Ferrari Spa decidió en contra y ejercitó el derecho de veto reconocido en los acuerdos que gobiernan la Fórmula 1". En sus acuerdos comerciales de participación en el deporte, Maranello logró negociar una bala de oro para disparar al futuro de la Fórmula 1 cuando no encajara con sus intereses. Y la utilizó el otro día: "En el interés del campeonato, la FIA decidió no disputar legalmente a Ferrari el uso del derecho de veto".

Ferrari se opone a cualquier límite y control presupuestario. Como Mercedes, con el rechazo a suministrar motores a Red Bull confirma su control deportivo sobre los rivales. Cuando suministran, los precios son astronómicos para los equipos independientes. Con los 'clientes' de su lado, los fabricantes cuentan con un importante poder político para defender sus posiciones. En definitiva, hoy Mercedes y Ferrari controlan la Fórmula 1 por encima de la FIA y el gestor de sus derechos comerciales, la FOM. Ha llegado la hora del asalto a este castillo.

El 'túnel' de Todt y Ecclestone

Sin embargo, el sistema de gestión de la Fórmula 1 permite a los fabricantes levantar muros políticos inexpugnables. Si no cabe su asalto directo, quizás puedan ser minados en su base. Entre los recursos de la poliorcética medieval, cabía excavar un túnel que llegaba a los cimientos de la muralla y la debilitaba hasta el derrumbe. ¿Y cuál es el túnel que pueden estar excavando Todt y Ecclestone? En el mismo comunicado, la FIA recogía una propuesta que Ecclestone dejaba caer en entrevistas estos meses: "Por lo tanto, la FIA iniciará una consulta con las partes interesadas en referencia a la introducción de un 'motor cliente' que estaría disponible en 2017".

"Tras la consulta, se podría llevar a cabo una llamada a licitadores para este motor cliente, cuyo coste sería mucho menor que la actual unidad de potencia", termina apuntando el comunicado. De modo que, de prosperar la propuesta, un fabricante independiente suministraría un motor competitivo y viable económicamente socavando así los cimientos deportivos y políticos de los fabricantes. A la vez, aflojaría la soga económica que está asfixiando a la mitad de la parrilla.

Si, como parece, para 2016 no se conseguirá de los fabricantes un motor a precio 'capado', dicha alternativa se plantearía para 2017 cuando también entra en juego un nuevo reglamento que transformará radicalmente los monoplazas. Es pronto para conocer de qué tipo de motor se trataría, pero Ecclestone daba una pista en Austin: "Probablemente tendrán más potencia y utilizará más combustible". A buen entendedor, sobran palabras.

"Esto es un negocio y los intereses mandan"

Amenaza real o recurso para forzar una hipotética negociación, sin duda la propuesta de un motor independiente delata importantes alianzas, posiciona a las partes y anticipa grandes movimientos de futuro: Ecclestone y Todt han adoptado una postura común por primera vez en mucho tiempo para plantar cara a los fabricantes. Empieza la campaña para alterar el paisaje político y deportivo de la Fórmula 1.

"¿Para mejorar Fórmula 1? Es difícil y complicado. Si fuese por deporte, hay muchas ideas, pero esto es un negocio y aquí los intereses mandan. No sólo es deporte, es difícil congeniar esas dos cosas", explicaba Fernando Alonso en Austin la pasada semana, en una escueta pero acertada definición de la realidad de este mundo. Ahí le has dado, querido Fernando. Pero parece que Todt y Ecclestone han empezado a darle al pico y a la pala.

Jean Todt Bernie Ecclestone Mercedes Red Bull Fórmula 1 - GP de Estados Unidos Ferrari Fórmula 1 Fernando Alonso
El redactor recomienda