Es noticia
Menú
Vidas paralelas: Lewis Hamilton gana su tercer título. ¿Y Fernando Alonso?
  1. Deportes
  2. Fórmula 1
la clave de sus decisiones deportivas

Vidas paralelas: Lewis Hamilton gana su tercer título. ¿Y Fernando Alonso?

Dos rivales que se eligen mutuamente como espejo de talento, considerados los mejores del momento, viven diferentes trayectorias fruto de sus estratégicas decisiones en momentos clave

Foto: Con su tercer título, Lewis Hamilton iguala a Ayrton Senna (Reuters)
Con su tercer título, Lewis Hamilton iguala a Ayrton Senna (Reuters)

Un Plutarco deportivo del siglo XXI habría encontrado en Lewis Hamilton y Fernando Alonso dos personajes ideales para sus 'Vidas Paralelas'. Grandes rivales deportivos en 2007, considerados como los dos mejores pilotos de su generación, el primero acaba de lograr su tercer título,mientras que el segundo lo persigue con ahíncoen medio de la bruma técnica, confiado enque su última gran apuesta en la Fórmula 1 acierte como la del británico.

Dos pesos pesadoscondenados a enfrentarse viajan, sin embargo, por vías paralelas, confirmando que el talento no garantiza el éxito en esta selvaen la quese trata, también, de elegir el momento y el sitio adecuado. Ayer, el Gran Premio de Estados Unidos escenificó el gran contraste que vivenAlonso yHamilton en sus respectivas carreras por susdecisiones estratégicas. ¿Está haciendo justicia la Fórmula 1 a ambos?

Más palmarés en menos tiempo

"Ha sido una de las mejores carreras de mi trayectoria. La considero así aun con un resultado fuera de los puntos". Con gesto cansado, Alonso delataba ayer una vez más la frustrante paradojadeportiva en la que vive: susactuaciones más inspiradas producen resultados mediocres. En el otro extremo, Hamilton se arrodillaba emocionado en la sala del podio, rezando para agradecer su tercer título. "No sé lo que haré a partir de ahora, pero no hay nadie a quien quiera igualar o emular a partir de ahora". El británico se refería a Ayrton Senna.El mismo objetivo deAlonso, que tan inalcanzable se antoja hoy.

"Espero que vuelva a luchar delante, donde merece estar, tan pronto como sea", escribía Hamilton sobre elespañol en su columna personal el pasado abril."He dicho muchas veces que le considero mi rival más rápido y de más talento, creo que es uno de los mejores pilotos que la Fórmula 1 ha visto". Sin embargo, debe resultar duro para el español comparar sus respectivos datos. Alonso debutó en 2001. Hamilton, en 2007. En 251 carreras, el español lleva 32 victorias y dos títulos. El británico, 43 victorias y tres campeonatoscon 164 carreras y cinco temporadas menos en la Formula 1. Parte de estos resultados se explican por algo más que el talento.

Cada uno ha echado sus dados

En la segunda parte de 2012,Ross Brawn le puso a Hamilton sobre la mesala hoja de ruta con la tecnología híbrida: objetivos,medios económicos, técnicos y humanos. Los ojos, chiribitas ante lo que debió ver.Lauda ayudó arematarla faena desde el punto de vista psicológico y personal.Y Hamilton arriesgó todo su capital deportivo en elequipo alemán. Antes de llegar a Mercedescontaba con 21 victorias. En solo dos años (2014 y 2015) ha igualado la misma cifra.

Hamilton acertó alabandonar McLaren. Alonsoabandonó laapuesta de Ferrari, tan fallida. Aunquela diosa Fortuna se apartaraen algunosmomentos clave. Abu Dhabi2010, la carambola de Grosjean en Spa 2012 yla cuchilla de Raikkonen en Suzuka, ese Vettelembestido brutalmente en Brasil que terminaba la carrera con los puntos necesarios para lograr su tercer título...El destino de Alonso también podía haberse escrito con otras líneas.

Alonso también apostó por ese paisaje idílico de futuro que le pusieron sobre la mesa de Woking y Sakura. Y como Hamilton en su día con Brawn y Lauda,se ha jugado una decisión que marca el final desu carrera. Puede que en 2016 McLaren y Honda no se parezca al equipo actual. Puede que hasta salten algunos fusibles inesperados en los próximos meses.A día de hoyaún no es posible conocerel resultado final de dicha apuesta, pero sí el panorama actual.

Cuando todas las piezas se encajan

No hay mayor estabilidad para un piloto que unmonoplaza ganador. Ayuda a encajartodas las piezas en la vida.Hamilton recoge ahora los frutos de una inspirada elección que le ha proporcionado uno de los monoplazas más competitivos de la historia. Con semejante base, un piloto se asienta mental y emocionalmente. El británico ha refinado su pilotaje, ha profundizado en su comprensión técnica de la Fórmula 1. Y ha modelado su personalidad desbocada y emotiva de tiempo atrás para convertirse en un personaje de naturaleza zen. Viviendo a tope por el camino una vida de realización personal al margen de la Fórmula 1.

"Absorbiendo todo, mirando al coche, obviamente pilotando, pero solo asimilando… y pensando que no se cuántas veces voy a estar en esta posición de nuevo, estaba disfrutando del momento y me sentía realmente bendecido. Adoro pilotar este coche, y también dónde estamos". Así se expresaba un extasiadoHamilton al ganar en Sochi, como prueba del nirvana deportivo que ha alcanzado con Mercedes. Ayer, en Austin, había culminado las ambiciones de su carrera deportiva. Este año, hay que ver a Alonso capeando el temporal cada jueves, viernes, sábado y domingo.

"El testigo, por mí y por Ayrton"

"Pensé que ganaría campeonatos en este equipo, y es por lo que me cambié aquí", explicaba Hamilton tras lograr su tercer título. "No fue nunca una cuestión de 'a ver qué pasa', hice mis deberes, y pensé que era la elección adecuada".El británico cambió su vida con aquellagran apuesta. ¿Lo conseguirá en el futuro Alonso con la suya?

"Siento que he tomado el testigo ahora por mí y por Ayrton, y lo voy a llevar tan lejos como pueda, con tanta fuerza como pueda, y veré hastadónde puedo llevarlo". No parece que el tercerovaya a ser el último título de Lewis Hamilton...

Un Plutarco deportivo del siglo XXI habría encontrado en Lewis Hamilton y Fernando Alonso dos personajes ideales para sus 'Vidas Paralelas'. Grandes rivales deportivos en 2007, considerados como los dos mejores pilotos de su generación, el primero acaba de lograr su tercer título,mientras que el segundo lo persigue con ahíncoen medio de la bruma técnica, confiado enque su última gran apuesta en la Fórmula 1 acierte como la del británico.

Fórmula 1 Lewis Hamilton Fernando Alonso Honda Sebastian Vettel McLaren
El redactor recomienda