Es noticia
El 'sartenazo' a Mercedes: ¿puede Ferrari dar la vuelta a la tortilla en 2015?
  1. Deportes
  2. Fórmula 1
LUCHAR POR LA POLE PODRÍA DAR OPCIONES

El 'sartenazo' a Mercedes: ¿puede Ferrari dar la vuelta a la tortilla en 2015?

La dinámica de la actual temporada invita a pensar que la derrota de Mercedes en Singapur se debe a causas puntuales. Pero si técnicamente algo hubiera cambiado en su contra y a favor de Ferrari...

Foto: Vettel es tercero en la clasificación del Mundial (Efe)
Vettel es tercero en la clasificación del Mundial (Efe)

"Podéis imaginar lo especial que es para mí igualar el número de carreras completadas por Ayrton y, si gano en Singapur, igualar también su número de victorias". No solo era una carrera especial para Lewis Hamilton. Mercedes podía igualar el récord de 24 poles consecutivas en manos de Williams. Sin embargo, en el Gran Premio de Singapur ambos sufrieron la derrota más sonora de la nueva era híbrida.

"Si tenemos más fines de semana como este, podemos lograrlo", declaraba un eufórico Sebastian Vettel tras su dominio absoluto desde el sábado. "Lo daremos todo, ataque total, e intentaremos hacer posible lo imposible". Tras lo visto en Marina Bay: ¿puede Ferrari de la vuelta a la tortilla de Mercedes en las seis carreras restantes en 2015?

"No recuerdo nada parecido en mi carrera"

"No recuerdo ningún momento en mi trayectoria en la Fórmula 1 en que haya ocurrido algo parecido", confesaba un sorprendido Hamilton el sábado. "No hemos cambiado nada en el coche y estamos 1,5 segundos por detrás, esta es una nueva experiencia para nosotros, pero no tengo ninguna razón para pensar que se mantendrá. Ganaremos más carreras, podría ser solo cuestión de esta pista".

Singapur proporcionó jugoso alimento a quienes creen en las manos ocultas que mecen la cuna de la Fórmula 1, anestesiada por el dominio de Mercedes. Es cierto que resultaba insólito ver caer estrepitosamente al monoplaza con todas las poles en 2015 y que tuvo un segundo de ventaja por vuelta en la carrera de Monza. Para colmo, el W06 debió sentirse tan humillado por rodar detrás de Ferrari y Red Bull en la prueba, que decidió romperse mecánicamente por primera vez este año.

Circuito, neumático o las dos cosas a la vez

Pero como son arenas movedizas, mejor bordear este terreno y centrarse en los hechos. "Hemos hablado con los pilotos y la degradación es enorme, inexplicable para nosotros", admitía Toto Wolff, responsable de Mercedes. Por los neumáticos debían ir los tiros ante un trazado de 23 curvas, muchas de primera y segunda, altas temperaturas y los compuestos más blandos de la gama Pirelli.

Desde Mercedes, Wolff negaba que el problema tuviera que ver con el nuevo protocolo de uso del neumático establecido por la FIA y Pirelli, presiones incluidas. Seguro que Wolff y compañía no querrán marcarse un striptease técnico en público con sus debilidades. Pero, ¿y si algo ha cambiado para Mercedes desde que Pirelli y la FIA tomaron cartas en el asunto tras los problemas de Spa?

"Este es un circuito específico, con una forma también específica de funcionar del neumático en relación a otros circuitos", explicaba Wolff. Todos los equipos destacaban la singular dificultad para entrar en la estrecha ventana de uso de la goma superblanda. A Mercedes, el tema le explotó en la cara el sábado. Si se trataba del neumático, lo que jugó en contra del W06, lo hizo a favor del SF15 T. Sin olvidar a Red Bull, sorprendía también que Ferrari consiguiera la primera pole en seco en los últimos cinco años.

Ferrari recorta el sábado

Quizás sea el sábado, efectivamente, donde Ferrari pueda contar con opciones para intentar echar el guante a Hamilton y compañía si un torpedo técnico ha tocado la línea de flotación de Mercedes. A falta de más carreras para confirmarlo, también parece que Ferrari podría estar recortando terreno al fabricante alemán en los entrenamientos clasificatorios.

En Monza, solo dos décimas separaron a Hamilton de Vettel. En Singapur, el alemán vapuleó a Hamilton y a Rosberg, incluyendo una espectacular vuelta final marca de la casa. Fernando Alonso hablaba el sábado de ese "botón mágico" que los equipos activan el sábado para los clasificatorios y puede que en Ferrari hayan logrado más chicha en su propulsor desde la última evolución introducida en Monza. Aerodinámica aparte.

Cuando se domina la primera curva, las opciones de victoria crecen exponencialmente. En Hungría, Vettel y Raikkonen robaron la salida a los monoplazas alemanes y –errores de Hamilton aparte– Ferrari ganó cómodamente. En Marina Bay, el piloto alemán se paseó desde la pole. Resulta difícil –e ilógico– imaginar que pierda su ventaja en carrera un W06 que por chasis y aerodinámica, por potencia y elasticidad, ha dominado en todo tipo de trazados hasta el momento. Pero si Ferrari hubiera dado un paso adelante y Mercedes hacia atrás los sábados, el paisaje puede adquirir otros colores los domingos.

Suzuka, la prueba del algodón

"Tenemos Suzuka en una semana. El coche es el mismo, no hemos perdido rendimiento en el monoplaza, necesitamos un enfoque metódico del problema". Para salir de dudas, Mercedes pasará por otra prueba del algodón en el trazado japonés, una pista donde potencia y chasis juegan un papel más decisivo que en Marina Bay, con los compuestos más duros de la gama de Pirelli y otras temperaturas ambientales y de pista.

Si Sebastian Vettel y Ferrari volvieran a plantar cara a Mercedes, entonces algo estaría modificando el statu quo de la Fórmula 1. Y los amantes de las teorías conspiratorias tendrán más munición si cabe. Sobre todo, en caso de que el título llegara abierto hasta la última carrera de 2015. Sería una gran noticia para el campeonato. No tanto para un piloto que hoy espera tiempos mejores.

Fórmula 1 Lewis Hamilton Sebastian Vettel Toto Wolff
El redactor recomienda