Por qué para Alonso este GP de Singapur será uno de sus mayores desafíos
  1. Deportes
  2. Fórmula 1
siempre en la meta y 4º como peor resultado

Por qué para Alonso este GP de Singapur será uno de sus mayores desafíos

El palmarés del piloto español en Marina Bay es extraordinario, y un trazado donde ofrece sus mayores índices de rendimiento. Pero con el MP4-30 será muy difícil igualar sus marcas este año

Foto: Un cuarto puesto es el peor resultado de Alonso en Singapur (Efe)
Un cuarto puesto es el peor resultado de Alonso en Singapur (Efe)

"De los peores coches que he tenido igual fue el R29 de 2009, y con ese logré un podio en Singapur", presumía Fernando Alonso hace tiempo, en la pista donde mejor rendimiento ha ofrecido en la Fórmula 1, porque el piloto español nunca ha terminado fuera de los cuatro primeros clasificados desde la primera carrera de 2008

Pero aquel R29 se antoja hoy un caza de combate frente a la avioneta que es el MP4-30 en comparación a sus rivales. Alonso afronta así este próximo fin de semana el singular desafío de mantener tan elevado listón con el monoplaza menos competitivo de toda su carrera.

"Sólo Alonso, Hamilton y Vettel"

Es en los trazados urbanos donde los grandes dejan huella. Rodar al límite entre los muros siempre ha exigido un talento y confianzas especiales. Frenar al pico, acelerar con la mayor anticipación posible y besando los raíles… Y en Singapur se añade la luz artificial. Quizás determinados pilotos disfruten de un ‘hardware’ especial, una singular capacidad perceptiva espacial y de las condiciones lumínicas. Sin olvidar una prueba larga, tórrida y con una humedad brutal que tensa al límite la concentración.

No extraña entonces que sólo Alonso, Hamilton y Vettel han logrado todas las victorias en Marina Bay. El alemán cuenta con tres (consecutivas, de 2011, 2012 y 2013), y el único con mayor número de podios que el español. Pero Vettel disfrutaba del mejor monoplaza de la parrilla de 2010 a 2014. Hamilton también suma dos victorias, una de ellas la pasada temporada. Alonso es el único capaz de haber ganado en Singapur con un monoplaza que no era capaz de luchar por el título.

El 'Crashgate' de 2008 y el milagro de 2009

El piloto español ha puntuado en las siete ediciones celebradas hasta el momento, con podios en cinco de ellas. Considerando que en 2009, 2011, 2013 y 2014 contaba con el tercer o cuarto monoplaza de la parrilla como mínimo, Alonso pone de relieve el aporte del factor humano al volante. Sin olvidar la contribución estratégica de los equipos. Incluso con decisiones 'inéditas'

En 2008 logró su primera victoria desde la decimoquinta posición de parilla. Pero el famoso 'Crashgate' de Nelsinho Piquet empañaría posteriormente el logro. En 2009, también con Renault, salió quinto (Grosjean decimonoveno), pero terminó tercero. Un resultado extraordinario, porque Renault se despedía de la Fórmula 1 y aquel fue el primer podio y único podio de la temporada. “Se lo dedico a Flavio, está en casa, pero es parte del éxito de hoy”. Briatore había sido suspendido a perpetuidad por la FIA tras el escándalo del año anterior.

2010: la carrera perfecta

En 2010 Alonso logró un brillante triunfo por delante de Sebastian Vettel. Pole, victoria encabezando cada vuelta de la prueba, vuelta rápida… Vettel rodó absolutamente pegado a la caja de cambios de su Ferrari durante toda la prueba y la bandera cayó con el menor margen de victoria desde 2008: 0.239 milésimas.

Quinto de parrilla en 2011, “la mejor vuelta en Q3 de todo el año, dí el 120%”, dijo. Rodó tercero buena parte de la carrera, para acabar cuarto con un F150 Italia que había quedado descartado para el título ya en la primera carrera de Australia. También quinto en 2012, luchaba desesperadamente con un Red Bull que daba un salto gigantesco de competitividad en Marina Bay. Terminó tercero tras una carrera “sin ningún error y gracias al trabajo del equipo, un resultado merecido”.

En 2013, también la menor opción al título, terminó segundo desde la séptima posición gracias también a una jugada a la contra de Ferrari en boxes al salir el el coche de seguridad, el mismo que arruinó su podio el pasado año con el lamentable F14 T. Quinto el sábado, segundo momentáneamente en la primera curva, la carrera fue interrumpida y pilló con el pie cambiado a Alonso y Ferrari que, al tener que entrar en boxes, dejó el camino libre a los dos Red Bull. La cuarta posición sigue siendo su peor resultado en Singapur hasta el momento.

La cojera del MP4-30

“En un circuito con seis curvas, con el GPS (vemos que) perdemos dos o tres décimas en esas curvas, el resto de los tres segundos están en las rectas”. cuantificaba gráfica y demoledoramente Alonso en Monza. Marina Bay, por contra, cuenta con 23 curvas, la mitad de primera y segunda y con la segunda velocidad media más lenta tras Mónaco. Su configuración atenúa la cojera del MP4-30.

En Spa y Monza abochornaba su recuperación y entrega de energía eléctrica. Además, el chasis evidencia cierto ‘drag’ (resistencia aerodinámica) y menor carga en las curvas rápidas. Con un propulsor al que se exige menor jugo en Marina Bay, reglajes de elevada carga aerodinámica, si McLaren acierta con el ‘grip mecánico’, quién sabe…

Cuarto puesto como mejor resultado desde 2008, cinco podios, sin perder nunca un solo puesto en meta respecto a su posición de salida... Si Fernando Alonso fuera capaz de mantener un listón semejante este fin de semana, su brillante palmarés en Singapur se quedaría pequeño ante semejante campanada.

Fórmula 1 Fernando Alonso Fórmula 1 - GP de Singapur McLaren Mónaco Sebastian Vettel Renault Red Bull Romain Grosjean Lewis Hamilton
El redactor recomienda