Red Bull se sacrifica en Monza y para 2016 recibe la tentación de Ferrari
  1. Deportes
  2. Fórmula 1
propuesta de la 'scuderia' para proveer motores

Red Bull se sacrifica en Monza y para 2016 recibe la tentación de Ferrari

El fabricante de bebidas está recibiendo muchos problemas con el motor Renault. Por ello, han preferido penalizar en Italia y no en Singapur, donde pueden hacer una de sus mejores carreras

Foto: A la posible oferta de Mercedes para proveer motores a Red Bull, se une la de Ferrari (Efe)
A la posible oferta de Mercedes para proveer motores a Red Bull, se une la de Ferrari (Efe)

Los problemas de los motores de Renault se han incrementado cuando la Fórmula 1 ha llegado a dos de los circuitos del calendario más exigentes para el motor. Trece abandonos llevan en total en las once carreras disputadas sumando los coches de Red Bull y Toro Rosso.

En aras de solucionar los problemas, la alianza del fabricante de bebidas con Renault parece que se acabará para 2016, los rumores apuntan a que los franceses se aliarán con Lotus, y Red Bull tiene tres frentes abiertos: abandonar, o bien montar un motor Mercedes o Ferrari. Los italianos se habrían ofrecido según La Gazzetta dello Sport a garantizarles la última especificación del motor. Tanto para los alemanes como para los italianos podría ser un riesgo poner un motor potente en el mejor chasis de la parrilla, aunque quizá Ferrari tenga menos que perder.

Sin poder mejorar de momento esta situación, Red Bull ha decidido montar la sexta unidad de potencia en los monoplazas de Daniel Ricciardo, Daniil Kvyat y Carlos Sainz (Toro Rosso) y sacrificar el Gran Premio de Italia, recibiendo ahora la sanción de diez posiciones para cada piloto en la parrilla del domingo, y no así en Singapur, donde esperan completar una de las carreras más fuertes del año.

Cambio: Monza por Singapur

En la última cita, en Bélgica, Max Verstappen cambió su motor antes de empezar el gran premio, y Ricciardo y Sainz abandonaron posteriormente durante la prueba por pérdida de potencia. “Estamos fuera de kilometraje en las unidades que tenemos, y necesitamos hacer todo lo posible para llegar al final del año”, admite Christian Horner. El circuito de Monza es uno de los menos adecuados para Red Bull porque se exige mucho al motor y se requiere una gran velocidad, y las unidades de potencia de Mercedes y Ferrari están por delante.

“Hemos decidido llevarlo a cabo tácticamente en Monza porque es una pista en la que se está a tope el 75 por ciento de la misma, así que por supuesto, no va a ser nuestro circuito más fuerte del año”, asegura Horner. El de Italia no lo es y sí podría serlo el de Singapur o Japón, las dos próximas citas. De esta manera, el fabricante de bebidas se asegura que sus cuatro monoplazas tengan garantías en una de sus mejores carreras. Incluso, podrían emular la estrategia de McLaren-Honda y utilizar otro motor más, y así ‘jugar’ con esos dos para lo que resta de temporada.

Mejor que si une fuerzas con el enemigo

“No es lo ideal fortalecer a uno de tus competidores”, señaló Toto Wolff sobre la posibilidad de proveer motores Mercedes a Red Bull. Lo mismo podría pensar Ferrari, pero quizá la ‘Scuderia’ tendría menos que perder que los alemanes, que ahora dominan la Fórmula 1. En cualquier caso, y como dijo Wolff también sería bueno para el espectáculo, para los fans y para la competitividad de la F1.

Pero por el lado de la ‘Scuderia’, y aun a costa de dar a Red Bull un motor con el que ganarles, si montara un motor Ferrari, los italianos evitarían un duopolio que formarían Mercedes y el fabricante de bebidas. Si al ‘Cavallino Rampante’ ya le cuesta estar en lo alto del podio, de esa manera le costaría entonces mucho más. Si por el contrario, Red Bull llevara a su espalda un motor Ferrari, aumentarían en dos las opciones de ganar cada gran premio, habría un mayor equilibrio y mejorarían las opciones para el futuro.

Cercanía con Verstappen y Sainz

En Maranello se han gastado unos 200 millones en nuevas tecnologías y tener un proveedor más también sería una buena opción. Mercedes prestaría sus motores a Force India y Williams y Ferrari lo haría con Red Bull, Toro Rosso, Sauber y Haas. Tres nuevos equipos para 2016. Además, los italianos acercarían posturas con los jóvenes pilotos de Toro Rosso: Max Verstappen y Carlos Sainz Max. Uno de los dos podría ser un buen candidato para sustituir a Kimi Raikkonen en 2017.

El director de Ferrari, Sergio Marchionne, ya se mostró en junio en predisposición de arrimar el hombro: “Tengo un gran respeto por Red Bull. Han hecho mucho por este deporte, han ganado el campeonato del mundo un número de años. Creo que encontrarán su camino de nuevo y si podemos ayudar a llegar allí, estaríamos más que encantados de hacerlo”.

Red Bull Singapur Renault Fórmula 1 - GP de Italia Fórmula 1 Toro Rosso Ferrari
El redactor recomienda