el recuerdo de spa de 2011, muy presente

La explosión de Vettel y de su neumático: ¿a quién le estallará en la cara?

Sebastian Vettel y Ferrari señalaron a Pirelli y sus neumáticos como responsables del reventón de Spa. Este, al riesgo corrido por la Scuderia. Pirelli se encuentra de nuevo en el ojo del huracán

Foto: La explosión de Vettel y de su neumático: ¿a quién le estallará en la cara?

Adrian Newey se emocionó hasta casi las lágrimas cuando Sebastian Vettel entró en meta para ganar el Gran Premio de Bélgica de 2011. Durante el fin de semana, Red Bull había vivido con la angustia de ver cómo sus  Pirelli corrían peligro de reventar con la puesta a punto inicial de sus ingenieros. “Ha sido una de las carreras en las que más miedo he tenido en mi vida…".

Siempre bienhumorado e inteligente, Vettel ofreció el pasado domingo uno de los mayores exabruptos que se le conocen, al responsabilizar a Pirelli por el reventón a falta de vuelta y media, abriendo de nuevo el melón de una polémica que se proyectará hacia el próximo Gran Premio de Italia, en Monza.

¿Tenía o no razón Vettel con sus duras críticas? Si el reventón de Rosberg el viernes –independientemente de las causas– cuestionó la seguridad de los neumáticos italianos para Spa, ¿por qué entonces Ferrari arriesgó a una sola parada, a diferencia de todos sus rivales?

El caso de 2011

Newey vivió con el corazón en un puño en 2011 cuando Red Bull hubo de tomar medidas para aminorar los riesgos, sin la certeza de eliminarlos. Durante el viernes, los ingenieros se habían alejado de las recomendaciones de Pirelli y dañaron sus neumáticos con sus reglajes iniciales. La FIA se negó a suministrar otros nuevos al equipo austríaco.

Vettel celebra su triunfo en Spa de 2011 (Imago).
Vettel celebra su triunfo en Spa de 2011 (Imago).

Red Bull buscó a pesar de todo la victoria, y en vez de realizar modificaciones que hubieran obligado a salir de boxes, se decidió modificar la presión y entrar pronto en boxes para retirar las gomas rápidamente. Vettel y Webber lograron el doblete bajo la angustia de Newey. En el caso de Ferrari, no se trata tanto de un posible fallo estructural del  neumático  -lo que se desconoce- como del riesgo asumido a pesar de las dudas creadas por el incidente de Nico Rosberg el viernes.

"Siguen dando que hablar, pero nadie lo dice"

"¿Qué responden? Siempre lo mismo, restos, piezas del chasis, que el piloto se salió de pista… Estupideces”, criticaba Vettel para rechazar las justificaciones del fabricante italiano al incidente de Rosberg, tras descartar fallos estructurales del neumático. “Las gomas son un tema que sigue dando que hablar y que nadie menciona, pero es inaceptable”. Y otras lindezas por el estilo para señalar directamente al fabricante italiano como responsable.

Se requiere una investigación muy especializada para determinar por qué revienta un neumático. En el Gran Bretaña 2013 el problema venía avisando en carreras anteriores. Pero en 2015 no se habían producido problemas de seguridad. De hecho, el fabricante ha sido acusado de excesivamente conservador con sus opciones para muchos circuitos. Otro punto es que, por principio, a los pilotos les guste este tipo de neumáticos.

El ingeniero de Pirelli en Ferrari

Los pilotos mantuvieron conversaciones al respecto el viernes con Charlie Whiting, director de carrera, y trasladaron su preocupación tras el incidente de Rosberg. Sin embargo, en este contexto, Ferrari decidió una estrategia de una sola parada y Sebastian Vettel la aceptó…

“Tenemos un ingeniero de Pirelli. ¿Para qué creéis que estánbsp;No está para mascar chicle, sino para seguir todas las sesiones. Y no recibimos ningún aviso”, justificaba un encendido Mauricio Arrivabene tras la prueba. “Si Nico dice que no se salió de pista, no se salió de pista. ¿Por qué tendría que mentirnos? Yo tampoco me he salido y de repente el neumático ha explotado. Si hubiese ocurrido un poco antes (Eau Rouge) estaría jodido…”, remataba Vettel, para devolver la pelota al tejado de Pirelli y sus explicaciones.

Vettel durante el Gran Premio de Bélgica (Reuters).
Vettel durante el Gran Premio de Bélgica (Reuters).

"Las condiciones de carrera pueden cambiar"

¿Fue la causa de ambos reventones consecuencia de neumáticos inadecuados? ¿Lo fue por el estado de un neumático con 28 vueltas a cuestas? ¿Tuvo alguna responsabilidad  el pilotaje del alemán, quizás más agresivo de lo necesario para tan corta vida útil por delante para ese compuesto medionbsp;

“El neumático estaba al final de su uso y, así, con cualquier neumático en el mundo, vas a tener un problema”, explicaba tras la prueba Paul Hembery, responsable de Pirelli, "fue más de lo que pensábamos, una estrategía basada en dos o tres paradas. Es lo que la mayoría hizo, sin embargo pensaron que funcionaría con una". Según el técnico británico "el margen de degradación está indicado en torno a las 40 vueltas, pero es una indicación, las condiciones de carrera pueden cambiar, y determinados factores en la carrera hacen que no sea un dato preciso”.

"Ferrari no debería quejarse..."

Pirelli recordó el mismo domingo cómo en 2013 se rechazó una normativa en la que solicitaba “una distancia máxima del 50% del Gran Premio para el neumático más duro y un 30% para el más blando. Aplicadas a Spa-Francorchamps, el máximo de vueltas posibles con el neumático hubiera sido limitado a 22”, avisaba el comunicado.

“Ferrari no debería quejarse si la estrategia agresiva no funciona”, declaraba Niki Lauda al terminar la carrera. "Lo que Vettel dijo sobre el suministrador de neumáticos no es justo, yo no lo aceptaría de uno de nuestros pilotos. Ferrari era consciente de que corrían un riesgo. Nosotros tomamos medidas tras el incidente del viernes, e incluso llegamos a plantear la posibilidad una tercera parada", añadió.

El tiempo dirá –de ser posible averiguar las causas, o de repetirse el paisaje en Monza– si un producto fallido de Pirelli fuera o no responsable de los incidentes de Spa. Pero igual que Red Bull y Sebastian Vettel protegieron sus riesgos en 2011, otro tanto podía haber hecho Ferrari este año Entre la seguridad y la competitividad, apostaron por la segunda al comprobar sus grandes diferencias con Mercedes en Spa. A Adrian Newey le salió bien la jugada. A Arrivabene y los suyos… En Monza, la historia continuará.

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios