EL DESASTRE DE MCLAREN EN SPA

El día en que hasta Usain Bolt hubiera adelantado a los McLaren

Se sabía que Spa sería un trazado nada competitivo para el MP4/30, pero su rendimiento fue peor de lo esperado tanto en entrenamientos como en carrera. El camino se presume largo y tortuoso

Foto: Fernando Alonso en Spa (Imago).
Fernando Alonso en Spa (Imago).

“Parece como si alguien se hubiera olvidado de conectar las baterías”, corneaba flemáticamente Jenson Button  por la radio en la primera mitad del Gran Premio de Bélgica. “Sí, lo vemos en los datos”, le contestaban lacónicamente en el muro de boxes.

Si algún día McLaren aspira al campeonato, este período se recordará como una auténtica pesadilla. De momento, el equipo británico y sus pilotos viven inmersos en ella con un calvario permanente  en la pista y ante la opinión pública. En McLaren/Hoda sabrán hacia donde van, pero los aficionados sólo perciben dónde están. 

Un balance demoledor

En los entrenamientos, el mejor McLaren (Button) quedó un segundo por detrás del piloto que le precedía: Felipe Nasr, con un Sauber que también incorporaba una nueva evolución de su propulsor… Ferrari. Ese al que, según Yasuhisa Arai, Honda iba a igualar en Spa. A mitad de carrera, los Toro Rosso de Verstappen y Sainz rodaban más rápido con el compuesto medio que el MP4/30 con las gomas blandas a igualdad de vueltas en ambos. Cuando el monoplaza italiano y el británico montaban estas, el SRT10 era entre 1.5 y 2 segundos más rápido que el MP4/30.

Antes de que Hamilton reportase problemas de pérdida de potencia en la rect final, el británico rodaba en 1.52 por el 1.56 de Alonso. Los dos monoplazas británicos pararon tres veces en boxes para cambiar neumáticos y fueron doblados al terminar la carrera. Aun reventando su neumático, Vettel terminó clasificado por delante del Alonso. Mejor no seguir...

Todos los circuitos son malos y algunos, letales

Bueno sí. El lazo a este panorama lo ponían sus pilotos. “Seguramente haya sido mi mejor carrera en Spa”, explicaba Alonso al final de la prueba. Button reconocía tras su mejor vuelta del sábado que se sintió como en su pole  de 2012… para descubrir que sólo superaba a los Manor. Sensaciones subjetivas al volante de dos campeones del mundo que ponían los pies en la tierra ante la realidad competitiva de su monoplaza.

El piloto español nos hablaba de que Spa era el 'anticircuito' -como lo será Monza-, pero  en el fondo se trataba de un eufemismo. No hay trazados propicios para el MP4/30. Tras doce carreras, todos son malos para el monoplaza anglo-nipón. Los de alta velocidad como Spa son, simplemente, letales. 

“De 160 a 180 cv”

Al final de la carrera, Button fue mucho más duro que Alonso con el rendimiento de su monoplaza: “Ni recuperábamos ni devolvíamos energía. Los Fórmula 1 actuales no son muy rápidos sin motor eléctrico, se pierden entre 160 a 180 cv de potencia, es bastante embarazoso estar dando vueltas en la pista. Fernando terminó a 36 segundos del coche anterior y todo le fue bien. Aquí es donde estamos ahora”. 160 a 180 cv...

“Se puede comprobar que el gran paso de Ferrari desde el año pasado fue mejorar su MGU-H (energía recuperada de gases de escape)”, explicaba este fin de semana Eric Bouiller, “y parece que  Honda tiene un plan para contar con un sistema muy bueno el próximo año”. Sin embargo, en McLaren comienzan igualmente a admitir sus problemas con el chasis. Ya el sábado Button reconoció que descargar aerodinámicamente el monoplaza frente al viernes tampoco cambió mucho el panorama. Para Singapur, el equipo británico tiene prevista una importante revisión aerodinámica. Hasta entonces y a Suzuka nos emplaza Alonso. 

¿Dónde estaba Ferrari en 2014 y dónde este año?

“Si hubiera hecho segundo o tercero un par de años más, hubiera creado tensión o estrés”, reconocía el piloto español recientemente en Autosport: “Y le dije a Ferrari: encontraréis nuevas motivaciones con nuevos pilotos, yo con un nuevo equipo y tendremos buenos recuerdos. Esta es la decisión que tomé”. Por lo visto en 2015, parece que Alonso acertaba con Ferrari.

¿Pero con McLaren? La brutal complejidad técnica de la Fórmula 1 impide una respuesta del profano ante la evolución futura de Honda y el equipo británico. No obstante, hagamos un sencillo ejercicio comparativo. Volvamos por un momento al pasado año y recordemos dónde estaba Ferrari: ¿Alguien pensaba que el equipo italiano iba alcanzar a Mercedes en 2015 para luchar por el título? Pues recordemos dónde está McLaren/Honda.

Como nos ha repetido Alonso hasta la saciedad, este calvario de 2015 se justifica por la próxima temporada. “La mayor parte de la gente de Sakura (sede de Honda) no tenía experiencia ni conocimiento. Hay un largo proceso que atravesar, primero lograr el conocimiento, luego la experiencia, después construir la organización y la operativa, porque Honda comenzó, literalmente, desde cero”. Entonces, se recuerdan las recientes palabras de Bouiller y...

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios