AMPLIO REPORTAJE SOBRE SU PERFIL EN AUTOSPORT

¿Enigmática personalidad?: "Hay dos Fernandos Alonso totalmente diferentes" (I)

La revista británica Autosport dedica un número especial a indagar en la personalidad del piloto español con el testimonio de quienes están o han estado a su lado

Foto: Fernando Alonso en el anterior gran premio de Hungría.
Fernando Alonso en el anterior gran premio de Hungría.

“Hay dos Fernando Alonso” resume Carlos Sainz Junior en referencia a la compleja y polémica personalidad del piloto español. Para conocerla mejor, la revista Autosport  ha dedicado un amplísimo espacio en su último número con el testimonio de varias personalidades que han trabajado o están cerca de él, incluyendo las opiniones del propio piloto español.

Con el título de “El piloto más enigmático de la Fórmula 1”, el reportaje intenta bucear en las diferentes percepciones que se tienen del asturiano. En una suerte de mosaico, Eric Bouiller, Pat Symonds, Felipe Massa, el ingeniero Andrea Stella, los Sainz y el propio Alonso ofrecen el mayor acercamiento posible al piloto español. ¿El resultado final? Alonso es alguien consciente del papel a jugar en la jungla de la Fórmula 1 y actúa en consecuencia, mientras preserva en lo posible su personalidad más íntima.

"Como quien necesita oxígeno para respirar"

Para empezar, Alonso alberga una motivación patológica por ganar que llega casi a la obsesión. “Si juego al fútbol con los amigos y pierdo, ¡a lo mejor no hablo con ellos una semana! Quiero entonces hacer otro equipo, y hablar con amigos que jueguen mejor y, cuando todo está listo, hablo con ellos dos semanas más tarde y les digo. ¿Qué tal, queréis jugar otra vez”, bromea sobre sí mismo, “no me gusta perder en nada”. Según Eric Bouiller, “es más que determinación; tiene necesidad de ganar, como alguien que necesita oxígeno para respirar. Este hombre necesita la victoria. Si no la consigue, se consume”.

La personalidad de Alonso dentro de los circuitos está así totalmente focalizada. “Para ser un ganador en este deporte tienes que ser un luchador, no confío en la gente que quiere parecer un ángel, es mejor ser tú mismo. Esta honestidad es parte del carácter de Alonso, lo que puede hacer difícil tratar con él en ocasiones”, explica Andrea Stella, su ingeniero en Ferrari, y ahora con mayores responsabilidades en McLaren.

"Las cosas solo te las dice una vez"

“No estoy aquí para decir que Fernando es alguien fácil de tratar, pero cuando confía en ti, tienes que entenderlo, y este es un compromiso enorme. Siempre iba con una libreta porque, aún cuando jugábamos al baloncesto, si decía algo, tomaba notas. Utilizaba su información, y me aseguraba que recibiera una respuesta. Podría incluso olvidarse de lo que dijo, pero luego volveríamos a ello”.

“Las cosas solo te las dice una vez”, en un sentido muy diferente a lo que ocurría con Michael Schumacher, que insistía o llamaba una y otra vez, y rechazando así la imagen de ser alguien que maquine entre bastidores. “Tienes que asegurarte de que eres muy lógico en lo que dices, muy bien informado. Con él, a veces, si no entiendes un par de buenas reglas, puedes tener problemas. Tienes que estar preparado a tope”.

"Perdió muchos amigos aquel año"

¿Y esa percepción sobre su polémica forma de terminar relaciones con los equipos en los que ha competido? Según Pat Symonds, director deportivo en los años de Renault, el equipo nunca entendió el ataque de Alonso en la rueda de prensa previa al Gran Premio de Japón de 2006, “cuando el trabajo era increíble, ya que nuestra competitividad caía frente a Ferrari, fue devastador para el equipo, perdió muchos amigos aquel año”.

Bouiller, sin embargo, lo atribuye a su reacción a los diferentes ciclos de competitividad o declive, y a la respuesta de sus respectivos equipos. “Con su personalidad –y la de Kubica que es exactamente igual- es cierto que cuando todo va bien funciona, pero cuando empieza la espiral decreciente, si la gente empieza a esconderse se rompe la confianza. Entonces comienzan los problemas, y esto es por lo que se decepcionó en Renault y Ferrari”.

“En McLaren era una historia diferente, un problema cultural”, explica Bouiller, que por su posición como “francés entre británicos y españoles” cree que “algunas palabras o el lenguaje corporal pueden herir a la otra cultura. Para él es muy importante sentir que la gente es inteligente, que empuja, que rinde. Es por lo que le gusta este lugar (McLaren). Mientras ofreces resultados y él puede ver tu determinación y entrega es la adecuada, tienes su apoyo y entrega total”.

"La verdad es totalmente opuesta"

Alonso ve las cosas de otra manera. Para empezar, “vives diferentes etapas de tu vida, de tu carrera, de madurez, y quizás encajan con equipos diferentes”.  Considera que se ha exagerado en este tema: “La percepción es la que los medios quieren vender. Con McLaren, la primera vez, es cierto que no estábamos cómodos juntos, pero eso no significaba que tuviéramos problemas enormes o fuéramos enemigos para siempre. El claro ejemplo es que estoy aquí de nuevo, y está más o menos la misma gente en el equipo”.

En cuanto a la imagen de que la relación con Ferrari terminó como el rosario de la aurora, Alonso tiene otra opinión: “Con Ferrari probablemente fue la mayor sorpresa, porque tuve cinco años fantásticos, tuve una gran relación con la cúpula. Voy a Maranello, al restaurante, y todavía oigo este rumor de que las cosas no acabaron bien. No sé por qué”.

Alonso insiste en sus razones para la partida. “Si hubiera terminado segundo un par de años más, se hubiera creado demasiada tensión y estrés. Le dije a Ferrari: “Estoy contento con vosotros, hemos pasado un gran tiempo juntos, encontrareis una nueva motivación con nuevos pilotos y yo con otro equipo, y tendremos grandes recuerdos para siempre”. Esta es la decisión que tomé, y ahora parece que terminamos mal, cuando la verdad es totalmente opuesta”.

Siga leyendo la segunda parte del reportaje.

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios