"tarde o temprano sería parte de esta familia"

La victoria de Ferrari no llegó por sorpresa: como a Enzo, el equipo se la debía a Jules

En 1988, poco después de fallecer Enzo Ferrari, la ‘Scuderia’ hacía doblete en el Gran Premio de Italia. En la única carrera que no ganó McLaren-Honda aquella temporada. El martes fallecía Jules Bianchi...

Foto: Sebastian Vettel le dedicó la victoria a Jules Bianchi (Efe)
Sebastian Vettel le dedicó la victoria a Jules Bianchi (Efe)

En septiembre de 1988, poco después de fallecer Enzo Ferrari, la ‘Scuderia’ hacía doblete en el Gran Premio de Italia, en Monza. El primero que se perdía Enzo. Gerhard Berger venció en la única carrera que no ganó McLaren-Honda aquella temporada y Michele Alboreto fue segundo. Triunfo que no estaba previsto, como el de este domingo. El martes fallecía Jules Bianchi, piloto destinado a correr en el equipo italiano.

“Día increíble pero esta victoria es para Jules. Sabemos que ha sido una semana increíblemente dura y creo que para todos es muy difícil. Así que ésta es para él, todo el mundo de Ferrari sabíamos que más tarde o más temprano sería parte de esta familia. Cette victoire, c’est pour Jules”. Sebastian Vettel le dedicó el triunfo a Jules, el equipo se la debía.

El viernes, “el peor día de mi carrera”

El Gran Premio de Hungría podía dar oportunidades a otra escudería que no fuera Mercedes por ser un circuito lento, con pocas rectas y por el calor. Aquél que ya echó una mano a Ferrari para ganar en el Gran Premio de Malasia. Además, el trazado de Hungaroring ha ofrecido muy buenas carreras por sus características, y la de este domingo fue una más que apuntar a la lista.

Los pilotos abrazados para el minuto de silencio en memoria de Jules Bianchi (Efe)
Los pilotos abrazados para el minuto de silencio en memoria de Jules Bianchi (Efe)

“Antes del viernes estábamos leyendo nuestros datos y pensábamos: ‘Hungría puede ser una buena carrera’”, señalaba Maurizio Arrivabene. “Obviamente no pensábamos en ganarla, pero al menos sí en luchar por ella. Entonces ocurrió de todo el viernes y, antes del sábado, lo primero que pensé fue ‘vale chicos, calma’ necesitamos analizarlo todo”, reconoció el jefe de Ferrari. Vettel fue sexto y séptimo en los dos primeros entrenamientos libres, en la segunda sesión su diferencia con Lewis Hamilton fue de 1.7 segundos. En ese momento las cosas no pintaban bien para la ‘Scudería’. Además, Red Bull empezó a mostrar sus credenciales para el fin de semana como una amenaza para los italianos.

“El viernes estábamos esforzándonos un montón. Y en un momento, James Allison me dijo: ‘si tengo que pensar en el peor día de mi carrera, hoy es el peor’”, confesó Arrivabene.  Pero siguieron trabajando “con determinación” y centrados solo en ajustar el coche para los Libres 3: “Después, el sábado por la noche dijeron: ‘Ok, pensamos que vamos por el buen camino’”. Aunque no pensaban en que iban a ganar la carrera…

Los dos Ferrari liderando la carrera del Gran Premio de Hungría (Efe)
Los dos Ferrari liderando la carrera del Gran Premio de Hungría (Efe)

Ferrari veloz sin tráfico, “con aire limpio”

El sábado las sensaciones fueron a mejor con el tercer puesto de Vettel en los Libres 3. El esfuerzo del viernes iba cogiendo sus frutos. No obstante, Raikkonen tuvo problemas por una fuga de agua y apenas pudo rodar. Aunque el finlandés supo salir adelante en clasificación y fue quinto. Su compañero fue tercero batiendo a Ricciardo, y a siete décimas de Mercedes. La buena noticia para los italianos, aparte de que fueron el segundo equipo, es que sus dos pilotos saldrían por la parte limpia el domingo.

Y la supieron aprovechar muy bien: tanto Vettel como Raikkonen superaron a las ‘flechas de plata’. Por segundo Gran Premio consecutivo, los dos pilotos de Mercedes perdieron su posición en la salida: “Tenemos que llegar al fondo de la cuestión. Es inaceptable esta situación y debe ser analizado por qué sucedió. Hay muchas razones, no sólo una en particular”, reconoció Toto Wolff.

 Y tras colocarse los dos primeros, las buenas noticias siguieron llegando. Hamilton se iba a la mitad de la parrilla tras darse un paseo por la grava y Rosberg no era capaz de mejorar el ritmo de los Ferrari. “Cuando comienzas con aire limpio el coche te da más opciones. Y los chicos de detrás tenían un gran desgaste de neumáticos pero nosotros estábamos delante y el desgaste fue bueno”, admitió Arrivabene. Así, la ‘Scuderia’ pudo mostrar su verdadero ritmo.

“Fue muy emotivo y difícil volver a la carga”

Desde el Gran Premio de Alemania de 2010, con la victoria de Fernando Alonso y el segundo puesto de Felipe Massa, Ferrari no ha vuelto a conseguir un doblete. El domingo parecía posible volver a lograrlo, pero las cosas se pusieron difíciles pasada la mitad de carrera. Nico Hulkenberg sufrió un accidente y el coche de seguridad entró en la pista; la brecha conseguida desapareció. Raikkonen, con problemas en el MGU-K iba a perder posiciones y por detrás ya apareció Hamilton, y también Ricciardo con neumáticos blandos.

Vettel nada más ganar el Gran Premio de Hungría (Efe)
Vettel nada más ganar el Gran Premio de Hungría (Efe)

Para alivio de Vettel, Rosberg montó las gomas medias en vez de las blandas, Hamilton chocaría con Ricciardo, con la consecuente sanción para el británico, y el australiano posteriormente se tocaría haría con Rosberg provocando un pinchazo en el monoplaza alemán. Las dos ‘flechas de plata’ se quitaron del medio y apareció Daniil Kvyat seguido de su compañero que tuvo que pasar por boxes. Vettel tenía distancia de sobra para ganar si mantenía su buen ritmo. Como en el resto de la prueba, sin tráfico por delante, el piloto alemán estuvo impecable y completó una magnífica carrera. “Ha sido una gran carrera, demostramos gran ritmo. Muchas gracias al equipo por la recuperación desde el viernes, hoy creo que salió todo bien. A pesar del coche de seguridad, logramos ganar, así que ésta se la dedico al equipo también”, confesó Vettel

Y eso que el triunfo pudo habérselo llevado Mercedes. Pero Hamilton no estuvo a la altura, fue el más rápido, pero cometió muchos errores: “Ha sido una tarde dura. El equipo hizo todo bien y el coche tenía el ritmo, simplemente tuve un mal día en el trabajo. Fue una de las peores carreras que he tenido y no tengo explicación. Todo lo que puedo hacer es disculparme al equipo y trabajar para mejorar de cara a la próxima carrera”, admitió Hamilton el domingo.

“Volver a pensar en Jules en la parrilla, fue muy emotivo y difícil volver a la carga. Pero luego te encuentras de nuevo en el coche, te bajas la visera y hay muchas cosas en las que pensar así que no tienes tiempo para otras cosas. Creo que hacemos lo que amamos hacer”, aseguró Vettel explicando su dificultad para pilotar por la muerte de Jules. Pero la carrera tenía que ganarla un Ferrari. Era el mejor tributo posible a Jules Bianchi, el joven y talentoso tallo tronchado para la ‘Scuderia’.

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios