Red Bull y Renault se ponen los cuernos: cuando el río suena, agua lleva
  1. Deportes
  2. Fórmula 1
¿ESTÁN BUSCANDO LOS AUSTRÍACOS UN MOTOR NUEVO?

Red Bull y Renault se ponen los cuernos: cuando el río suena, agua lleva

Siguen los rumores en torno a Red Bull y su futuro en el terreno de los motores. ¿Ha tomado la decisión de seguir caminos por separado con Renault, o seguirán juntos en 2016?

Foto: Daniil Kvyat en Canadá (Efe).
Daniil Kvyat en Canadá (Efe).

“¿Qué ocurre si Renault decide tener su propio equipo y compra otro? ¿Seguirá suministrando a Toro Rosso y Red Bull?”. La pregunta que se hacía el pasado fin de semana Toto Wolff podría estar detrás de muchos de los rumores que se están produciendo entre los bastidores en la Fórmula 1 con el fabricante y los equipos a los que suministra sus propulsores.

Puede que fuera el enésimo intento de presionar a Renault, pero también puede que el altísimo nivel de crítica -en grado de acusación directa- al que Dietrich Mateschitz elevó sus palabras contra el fabricante francés antes del Gran Premio de Austria reflejara una relación en estado terminal. Esto obligaría a Red Bull a trabajar en diferentes escenarios paralelos por voluntad propia o ante la hipotética continuidad de Renault como equipo oficial.

De paseo por el paddock

La revista británica Autosport apuntaba estos días la posibilidad de que el equipo austríaco esté negociando con Aston Martin una futura colaboración que se iniciaría la próxima temporada. Esto supondría el suministro de motores Mercedes en base al porcentaje -5%- que el fabricante alemán tiene en la marca deportiva, cuyo nombre se asociaría al equipo austríaco.

La presencia en Silverstone del máximo responsable de la marca, Andy Palmer, desató todo tipo de rumores. De hecho, también se habló de posibles sondeos de Aston Martin por estar presente en la Fórmula 1 con cualquiera de los equipos asociados al fabricante alemán como Williams, Force India o Lotus. Palmer se dejaba querer encantado con la salida a la luz pública de la marca: “El paddock siempre está lleno de rumores. Tenemos que explorar la forma de que el nombre de Aston Martin se conozca por todo el mundo. Ahora usamos el Mundial de Resistencia. Si algo cae en nuestro alrededor y de repente las estrellas se alinean, ¿lo consideraría? Sí”. De hecho, la visita a Silverstone ya salió enormemente rentable en retorno para la marca.

Ferrari, Mercedes, Honda, Lamborghini...

De hecho, el esquema sería similar al que estructuró Infinity -participado por Renault- con Red Bull. Una colaboración que también levantó también ronchas en el seno del grupo francés ante la capitalización que suponía para la marca de lujo cuando se utilizaba tecnología y propulsores de Renault. En la nueva era de tecnología híbrida, es el propio fabricante francés el que está recibiendo toda la publicidad negativa amplificada por las críticas de los responsables de Red Bull.

Simple constatación de una realidad legal o posible justificación ante acusaciones de un hipotético incumplimiento de contrato, Horner ponía las manos por delante tras la publicación de los rumores sobre Aston Martin. “Tenemos un contrato con Infinity y Renault hasta final de 2016. Cualquier otra cosa es especular”, declaraba el británico. “La pasada semana fue Ferrari, esta semana es Aston Martin y la semana que viene será probablemente Honda. Tenemos un contrato con Infinity, una gran relación y cualquier otra cosa a partir de 2016 es especulativo”, añadía.

Difícil imaginar una despedida a la francesa

Que Red Bull protagonice tantos rumores se justificaría en la decisión unilateral de una de las partes o de un acuerdo común de seguir caminos por separado. En el caso de Renault, se antoja difícil imaginar que el grupo automovilístico que tanto presionó para la adopción de la tecnología híbrida en la Fórmula 1 se retire ahora con las orejas gachas y en semejante posición. Fue precisamente Carlos Ghosn quien marcó el rumbo directriz del grupo Renault hacia la tecnología híbrida y la electrificación de su gama de vehículos. El pionera Nissan Leaf es uno de sus mejores ejemplos. ¿Qué mensaje se enviaría al mercado entonces con una despedida a la francesa?

De aquí el insistente rumor de que Renault seguirá en la Fórmula 1 como dueño y señor de su propio destino tecnológico, deportivo y de marketing. ¿Lotus, Toro Rosso, Force India? Parece que resultaría clave que el equipo tuviera sede en Gran Bretaña. Se rumorea que Romain Grosjean sería ya fijo en la lista de pilotos, con Sergio Pérez como candidato. El fabricante francés estaría igualmente llevando a cabo el seguimiento de un grupo de jóvenes promesas en categoría inferiores entre los que estaría el español Alex Palou.

La posición global de Renault

Renault estaría negociando una posición global en la Fórmula 1 en la que trataría de definir su posición política y económica en caso de que participar como fabricante oficial. Además estaría en discusión con la FIA para su participación en la reestructuración de la pirámide de campeonatos por debajo de la Fórmula 1. Sería el caso de la futura Fórmula 2 -que sustituirá a la GP2- a la que el fabricante francés podría suministrar los propulsores Mecachrome o GP3, posición que podría suponer a medio o largo plazo la desaparición de las World Series.

¿Está en su recta final la relación de Red Bull y Renault en la Fórmula 1? ¿Llegará o no la sangre al río entre ellos? En todo caso, parece muy aplicable al caso aquello de cuando este suena, agua lleva.

Fórmula 1 Renault Red Bull Toro Rosso Mercedes Toto Wolff Ferrari Romain Grosjean Carlos Ghosn Williams Alex Palou
El redactor recomienda