Cómo vender que Lotus ya no juega al baloncesto "con un balón de rugby"
  1. Deportes
  2. Fórmula 1
LA COMPLEJIDAD DE EXPLICAR UN NUEVO PROYECTO

Cómo vender que Lotus ya no juega al baloncesto "con un balón de rugby"

"Han cambiado muchas cosas. El motor es nuevo y estamos en la dirección correcta. Por encima de todo, ahora es un coche mucho más divertido de conducir"

Foto: El E23 rodando por el asfalto de Jerez. (EFE).
El E23 rodando por el asfalto de Jerez. (EFE).

“Han cambiado muchas cosas. El motor es nuevo y estamos en la dirección correcta. Por encima de todo, ahora es un coche mucho más divertido de conducir. Es como haber botado un balón de rugby, y después uno de baloncesto. Todavía no hemos conseguido un rendimiento del cien por cien en el coche y no sabemos exactamente dónde vamos a estar en la parrilla, pero lo que puedo decir es que es divertido de conducir, en general es un buen comienzo”. Romain Grosjean tiene motivos para sonreír con su Lotus E23. ¿Cómo convencer a los posibles patrocinadores de tal satisfacción?

El caso de Lotus apunta a que cualquier inversión tendrá una alta rentabilidad. Tienen fácil elevar su valor ya que parten del lastre provocado por el octavo puesto en Constructores y los 10 puntos sumados en 2014. Su antiguo ‘matrimonio’ con motor Renault propició una desastrosa campaña, que ahora tiene diferentes visos con el propulsor del campeón Mercedes.

Sin embargo, al igual que es sencillo superar la campaña anterior, es complejo ‘vender’ las bondades y altas expectativas del equipo de cara a buscar empresas y aliados que crean en el proyecto. Lotus no sólo se puede apoyar en las declaraciones de Grosjean, también en las de Pastor Maldonado, “tengo muchas expectativas y retos este año. El 2014 fue un año muy difícil y este 2015 parece abrir las puertas a una buena temporada”. Además, según pudo saber El Confidencial tras su paso por Jerez, en el equipo existe el convencimiento de que hay buen material y un coche competitivo. ¿Cómo explicar de que este es un proyecto ganador? En esta situación se encuentra toda la parrilla, no sólo Lotus.

El pasado año, Martini no podía intuir que su unión con Williams llegaría a ser tan fructífera. La marca de bebidas, en sus conversaciones con la escudería, escucharía todo tipo de bondades, al igual que otras compañías en diferentes equipos… pero es complejo afirmar que los pronósticos se pueden llegar a cumplir.

Esta es la otra ‘carrera’ de Fórmula 1 en pretemporada. La de lograr apoyos económicos. Esta compleja lucha no se ve pero resulta importante para la supervivencia de los equipos en una competición en la que es tan difícil sobrevivir, tanto como lo fue jugar un partido de baloncesto con un balón de rugby.

Lotus Mercedes Renault Romain Grosjean Pastor Maldonado
El redactor recomienda