Es noticia
Menú
Ferrari: la 'ejecución' sumaria de Marco Mattiacci y el 'surfero' Arrivabene
  1. Deportes
  2. Fórmula 1
DESPIDO FULMINANTE Y LLEGADA DE UN 'VIEJO ZORRO'

Ferrari: la 'ejecución' sumaria de Marco Mattiacci y el 'surfero' Arrivabene

Solo siete meses después de su llegada como ejecutivo estrella, Marco Mattiacci deja Ferrari. Llega un veterano y con experiencia política en F1, Maurizio Arrivabene

Foto: Arrivabene, junto a Sergio Marchione, Botín y Montezemolo en la presentación del F150.
Arrivabene, junto a Sergio Marchione, Botín y Montezemolo en la presentación del F150.

“Busqué dentro de la compañía porque dentro de ella teníamos gente muy buena y de gran potencial, como Marco Mattiacci quien, por sus características y lo que ha hecho en el pasado en Tokio, China y América, tiene la capacidad para gestionar gente”. Luca Montezemolo presentó en abril a uno de los ejecutivos estrella de la marca italiana como nuevo responsable de la Gestion Sportiva de Ferrari. Esa capacidad de gestión se vendía como su gran capital para dirigir el equipo de Fórmula 1, contrapeso compensador a su inexperiencia en la Fórmula 1.

“Querríamos agradecer a Marco Mattiacci su servicio a Ferrari en los últimos quince años, y le deseamos lo mejor para sus futuros empeños” Así rezaba el comunicado que anunciaba su marcha y la llegada de Maurizio Arrivabene ¿Eso era todo? ¿Dos líneas y ‘puerta’, siete meses después de asumir la dirección de la Scuderia en momentos delicados? ¿Uno de los ejecutivos más brillantes de Ferrari ha quemado su carrera en tan escaso tiempo?

"Las pestilentes ‘alcantarillas’ y en el perfumado Paddock Club de la Fórmula 1"

La decisión de Sergio Marchionne tiene tintes de ejecución sumaria ¿Hasta qué punto ha podido fallar Mattiacci? ¿O era solo una figura de transición? Porque en este caso su disposición para comerse el ‘marrón’ de Maranello no ha recibido compensación alguna como cabría esperar, sino la puerta de salida. Por los términos del comunicado, no parece que Mattiacci vaya a seguir ni siquiera a frente de la filial de Ferrari en Mozambique.

Grueso ha de ser el calibre de los errores de Mattiacci. Puede que su inexperiencia en la Fórmula 1 se revelara demasiada carga para un equipo como Ferrari, como lo prueba el perfil de Maurizio Arrivabene, pez en el agua en las pestilentes ‘alcantarillas’ y en el perfumado Paddock Club. Porque el nuevo responsable del equipo italiano tiene algo más que ‘costra’ en la Fórmula 1.

Un equipo que parecía escaparse de las manos

Capaz de dar en dos años la vuelta como un guante a las pérdidas del Grupo Fiat desde su llegada, Marchione no debe tener demasiada piedad. El equipo italiano era como un trineo en caída libre y mayor descontrol desde la llegada de Mattiacci. El propio Marchione ya hizo comentarios negativos sobre los numerosos fallos que se estaban produciendo en pista en cada gran premio desde Spa Francorchamps, errores que no se veían en la época de Domenicali.

El equipo se le escapaba de las manos. Por no hablar de los resultados e imagen en pista de sus monoplazas. En Abu Dabhi solo al final de la carrera logró Alonso superar a un Rosberg sin ERS y 160 cv menos de potencia. Dónde salieron y dónde llegaron los Red Bull en comparación a Alonso y Raikkonen.

¿Fracasó Mattiacci al retener a Fernando Alonso?

La relación con el español ha sido algo más que tensa. Los encontronazos han sido potentes, y quizás al italiano le ha venido demasiado grande la personalidad y el peso específico de Alonso, sus demandas. Lograr medio segundo de carga aerodinámica o de potencia con los nuevos propulsores cuentas muchos millones sin el éxito asegurado. Alonso lo aportaba de su mano, como ha demostrado con los hechos durante estos cinco años. Ahora lo disfrutarán otros que no han dudado en hacer de tripas corazón para ello.

Si desde Maranello se presumía de 'haber dejado a Alonso sin cartas’ cuando Mattiacci rompió de cuajo las negociaciones en aquella famosa reunión, hoy vemos hacia donde se dirige Alonso, y hacia donde quién presumía de repartir la baraja. Y, es solo especulación, cabría saber si a Mattiacci le ha costado 'cash' anticipar el vencimiento del contrato del español antes de marchar a McLaren.

En todo caso, falta saber hasta qué punto Sergio Marchionne aprobó con su sello personal las gestiones de Mattiacci respecto a la continuidad de Alonso. Si así fue, las tristes dos líneas dedicadas a su persona se antojan tanto más crueles.

Ser surfero, o ser la ola

A Arrivabene aportará una autoridad moral de la que carecía Mattiacci por su inexperiencia. "Necesitamos una persona con una profunda comprensión no solo de Ferrari, sino también de los mecanismos de gobierno y requisitos de este deporte" ¿Más claro? Y quizás Marchionne también ha pensado en el extraordinario perfil ‘marketiniano’ para potenciar la imagen global de Ferrari por parte de alguien verdaderamente apasionado por la marca, que compara como icono con Apple.

Cesare Fiorio, a la sazón director deportivo de Ferrari, logró fichar a Alain Prost para 1990. En medio del casino político que era Maranello un año después, antes que el piloto francés había salido del equipo el propio Fiorio y varios técnicos. Poco después, lo hizo el presidente que le dio el finiquito al propio Prost, Pietro Fusaro, cesado por Montezemolo desde el Grupo FIAT. Ferrari no logró ninguna victoria en los dos años siguientes.

Evitar semejantes antecedentes será el desafío inicial para Arrivabene. Pero no el más exigente. “Cuando surfeas, incluso aunque seas muy bueno, más pronto o más tarde te caerás. Pero si eres la ola, no tienes ese peligro”, explicaba el nuevo responsable del equipo Ferrari en una entrevista, “esta es la diferencia entre seguir una tendencia o crearla. Ser un surfero significa seguir una tendencia, ser una ola significa crearla”. Hoy, Mercedes es la ola y Ferrari el surfero. Convertir a la Scuderia en la ola será el gran reto de Maurizio Arrivabene. De momento se están ahogando todos.

“Busqué dentro de la compañía porque dentro de ella teníamos gente muy buena y de gran potencial, como Marco Mattiacci quien, por sus características y lo que ha hecho en el pasado en Tokio, China y América, tiene la capacidad para gestionar gente”. Luca Montezemolo presentó en abril a uno de los ejecutivos estrella de la marca italiana como nuevo responsable de la Gestion Sportiva de Ferrari. Esa capacidad de gestión se vendía como su gran capital para dirigir el equipo de Fórmula 1, contrapeso compensador a su inexperiencia en la Fórmula 1.

Marco Mattiacci Alain Prost Fernando Alonso
El redactor recomienda