Es noticia
Menú
Fernando Alonso da un 'raquetazo' a Mattiacci, quien podría salir de Ferrari
  1. Deportes
  2. Fórmula 1
ADEMÁS, DESTAPA CIERTA CENSURA ANTE LA PRENSA

Fernando Alonso da un 'raquetazo' a Mattiacci, quien podría salir de Ferrari

Pudo ser cuestión de interpretación pero, por si acaso, el piloto español mostró los argumentos que explican que continúa motivado, ante lo que pudieran prensar otros

Foto: Fernando Alonso, este fin de semana en Abu Dabi.
Fernando Alonso, este fin de semana en Abu Dabi.

El jueves, Marco Mattiacci desprendió elogios: “En el álbum de oro de los pilotos de la Scuderia Ferrari, Fernando Alonso ocupará siempre un puesto de honor. A él le dedicamos nuestro más sincero agradecimiento por su extraordinaria vivencia con la Scuderia”. Más tarde, otras palabras suyas dejaron abierta la puerta sutil de la interpretación: “Agradecemos a Fernando todo lo que ha hecho con nosotros. Tenemos que buscar un nuevo ciclo y hacerlo con alguien que esté motivado. Vettel es joven y tiene cuatro títulos. Es una persona que trabaja muchísimo y seguro que trae entusiasmo”. ¿Traer entusiasmo? ¿Alguien que esté motivado? Cuando se refería a esto Mattiacci, ¿lo dijo porque sentía que Alonso no lo estaba, o porque es una condición sine qua non para entrar en Ferrari? El español, por si acaso, se cubrió las espaldas sacando a relucir contundentes argumentos en un momento en el que el nombre de Mattiacci está en el disparadero.

“Escuché sus comentarios y creo que no fueron muy acertados si trató de decir que yo no estaba motivado”, respondió Alonso –ya sin la prudencia de otras veces para hablar de un compañero de equipo-. “Ha llegado a Ferrari demasiado tarde. Sólo ha estado un par de meses y no ha visto los cinco años que he pasado aquí y cómo he luchado por cada carrera”. Repasar cada una de las temporadas que menciona el asturiano parece motivo suficiente como para no pensar que Alonso no estuviera “motivado”.

Alonso, ‘perseguido’ por Mattiacci

Por si acaso, el bicampeón sacó más artillería camuflada bajo la tela de la ironía: “Sí… tal vez yo ya era demasiado viejo (y supuestamente sin motivación) cuando intentó renovarme hasta la carrera de Monza. Y continuó insistiendo, insistiendo… hablamos muchas veces e incluso en el último momento hubo muchas llamadas de teléfono, muchos emails que aún tengo guardados en mi ordenador. Quizás, entonces, en ese momento no era demasiado viejo. Pero cuando tomé mi decisión, diría que tenía que encontrar otro piloto”. Como en la pista, Fernando fue incisivo ante el micrófono y poniendo sobre la mesa que, pese a que Mattiacci dijera que lleva en conversaciones desde “junio” con Vettel, el tetracampeón no fue la primera opción para Marco.

Lo dijera con una intención u otra Mattiacci, Alonso ha dejado claro que el director de la Scuderia intentó convencerle -sin éxito- de que se quedara en Maranello, al tiempo que desnuda una relación poco amistosa entre ambos. Por sus palabras y explicaciones, quizás el novato en Fórmula 1 Mattiacci haya realizado alguna acción contraria a las ideas del veterano Alonso. O, tal vez haya sido al revés, Mattiacci no haya realizado ningún movimiento ante las ideas de Alonso… En cualquier caso, sus personalidades se han encontrado este sábado en el GP de Abu Dabi.

Y todo esto llega en un momento en el que el papel de Mattiacci en Ferrari ha sido puesto en tela de juicio ya que los rumores sobre su salida, tras sólo siete meses en el cargo, son cada vez más importantes. La sombra de Arrivabene, gerente Marlboro en Europa y responsable de que Philip Morris continúe patrocinando a Ferrari, es cada vez más grande según fuentes consultadas por El Confidencial.

Adiós a la ‘censura’ de Ferrari

Fue tras el verano cuando Alonso, comedido a la hora de hacer comparaciones con su compañero, comenzó a dejar constancia cada vez de la diferencia entre su resultado y el de Raikkonen. Ahora, tras reconocer que tomó la decisión de marcharse en septiembre, se entiendo el porqué de esa relajación ante el micrófono. La de este sábado es una muestra más de la libertad que ansía tener a la hora de expresarse ante la Prensa, algo que ha extendido a sus redes sociales, donde también ha dejado caer que tenía cierta censura: “Ahora creo que tuitearé un poco más que en el pasado, porque este año ha estado un poco… restringido”. En McLaren debe haber más manga ancha.

En lo deportivo, la despedida de Fernando Alonso continúa siendo prácticamente impecable, a falta del último resultado a bordo de un Ferrari. En lo personal, sin embargo, ha dejado al descubierto cierta incomodidad debido a que alguna persona le ha hecho demasiado estrecho el traje. Es el único borrón en este sentido ya que no hay que olvidar que se despide, en Abu Dabi, con un casco en el que está la foto y firmas de todos sus ‘trabajadores’, con los que mantiene una excelente relación. Pero alguna pieza por ahí arriba no debe encajar bien para el asturiano cuando él mismo recuerda que en el mismo año “presidente, director y yo” se han bajado del barco.

Con todo esto, normal que tras bajarse del monoplaza este sábado dijera que afronta la última carrera, en la que sale octavo, "con alivio".

El jueves, Marco Mattiacci desprendió elogios: “En el álbum de oro de los pilotos de la Scuderia Ferrari, Fernando Alonso ocupará siempre un puesto de honor. A él le dedicamos nuestro más sincero agradecimiento por su extraordinaria vivencia con la Scuderia”. Más tarde, otras palabras suyas dejaron abierta la puerta sutil de la interpretación: “Agradecemos a Fernando todo lo que ha hecho con nosotros. Tenemos que buscar un nuevo ciclo y hacerlo con alguien que esté motivado. Vettel es joven y tiene cuatro títulos. Es una persona que trabaja muchísimo y seguro que trae entusiasmo”. ¿Traer entusiasmo? ¿Alguien que esté motivado? Cuando se refería a esto Mattiacci, ¿lo dijo porque sentía que Alonso no lo estaba, o porque es una condición sine qua non para entrar en Ferrari? El español, por si acaso, se cubrió las espaldas sacando a relucir contundentes argumentos en un momento en el que el nombre de Mattiacci está en el disparadero.

Marco Mattiacci Philip Morris Fernando Alonso
El redactor recomienda