Es noticia
Menú
La guerra de motores: o cambios para 2015 o se rompe la baraja
  1. Deportes
  2. Fórmula 1
MERCEDES NO ACEPTA LAS PROPUESTAS ACTUALES

La guerra de motores: o cambios para 2015 o se rompe la baraja

Lo avisó Bernie Ecclestone antes de la entrada en vigor de los nuevos motores en 2014. Hace pocas fechas pedía la vuelta atrás a los V8 anteriores.

Foto: Vettel y Hamilton durante una rueda de prensa (Efe).
Vettel y Hamilton durante una rueda de prensa (Efe).

Lo avisó Bernie Ecclestone antes de la entrada en vigor de los nuevos motores en 2014. Hace pocas fechas pedíala vuelta atrás a los V8 anteriores. Pero ahora ha sidoChristian Horner quien ha pegado el aldabonazo.“A nadie le gusta volver atrás, pero a veces hay que estudiarlo, situaciones desesperadas requieren medidas desesperadas y si ves el costo de estos propulsores ¿Es sostenible para todos los equipos e incluso los fabricantes?".

La guerra entre Mercedes y el resto de los fabricantes por desregular el restrictivo sistema actual de evolución de los propulsoresha subido detemperatura. Incluso el responsable de equipos mejor financiados ha cuestionado abiertamente los nuevos turbo híbridos. “A veces hay que levantar la mano y reconocer que te has equivocado”, ha declarado Horner, “creo que con el reglamentación de motores la gente involucrada se ha equivocado, no solo tenemos un motor enormemente costoso, sino que tiene un desarrollo muy limitado, de modo que lo que se hacees congelar la ventaja (de Mercedes) que actualmente vemos”.

Una ventana abierta a mitad de año para modificar el motor

Tras elGran Premio de Bélgica, Marco Mattiacci tiró la primera piedra públicamente.“Me gustaría un sistema no tan rígido como el actual, que hubieraun par de oportunidadesal año para trabajar en el motor, en los genes de la Fórmula 1 están la innovación y competir con los más rápidos, en Ferrari seguimos insistiendo en esto, y una de las áreas es la congelación de motores”.Ferrari, Renault y Honda pretenden introducir una nueva ventana de evolución a mitad de 2015.

Pero Mercedesse oponea las peticiones de Ferrari y Renault (Red Bull) y Honda para modificar el formato actual de evolución de los propulsores.Horner elevó el tonotras el fracaso en Brasil para concretarun acuerdo consensuado después de que el fabricante alemán mostrara una posición favorable que luego modificó.

El sistema actual divideel propulsor en diferentes bloquescon sus correspondientessubgrupos, a los que se adjudicauna puntuación determinada en una escala que va de 3 a 1. A mayor puntuación, mayor importancia de su funcióndentro del motor.Para 2015se pueden llevar a cabo modificaciones por valor de32 puntos.

Los rivales de Mercedes han presentado una propuesta para modificar adicionalmente sus propulsoresen julio por valor de 13.Mercedes la rechazó y presentó otra que reducía a5 puntos el alcance de dicha ventana que se abriría a mitad de año. Para el fabricante alemán, el impacto económico para su presupuesto y el de sus equipos clientes sería demasiado elevado de llevarse a cabolas intenciones de sus rivales.

En 2016 se rompe la baraja para todos, y también la cartera

Cualquier acuerdo para introducir modificaciones a mitad de 2015 requiere unaunanimidad de voto todos los fabricantesque no se daen estos momentos.Sin embargo, Ferrari, Renault y Hondahan amenazado a Mercedes con modificarradicalmente el actual sistema a partir de 2016, ya que para esa fecha soloharía falta mayoría y no unanimidad.Sería la única soluciónpara acortar diferencias si no hay mayor flexibilidad por parte del fabricante alemán.Pero esta última opción supondría una ‘guerra total’ técnica por la mayorlibertad en materia de evolución de motores y, por tanto, dispararía los costes de manera desorbitada para todos.

Lo cierto es quela propuestade volver a los antiguos motores V8 atmosféricosde Horner más parece un toque de atención a la opinión pública que una opciónrealista. Para empezar,sería un golpe letal para la imagen de la Fórmula 1.De momento, y a la espera de una solución de compromiso,sigue abierta laguerrade despachosentre los grandes fabricantes para encontrar la forma derecortar el terreno que les separa a Mercedes. Una diferencia considerada por algunos como ‘abismal’ a día de hoy y que, de mantenerse, podría condicionar el panorama deportivo –e incluso mediático- de la Fórmula 1 en los próximos años.

Lo avisó Bernie Ecclestone antes de la entrada en vigor de los nuevos motores en 2014. Hace pocas fechas pedíala vuelta atrás a los V8 anteriores. Pero ahora ha sidoChristian Horner quien ha pegado el aldabonazo.“A nadie le gusta volver atrás, pero a veces hay que estudiarlo, situaciones desesperadas requieren medidas desesperadas y si ves el costo de estos propulsores ¿Es sostenible para todos los equipos e incluso los fabricantes?".

Marco Mattiacci Red Bull Honda
El redactor recomienda