podria no acudir a estados unidos

Caterham, un equipo tocado y casi hundido para la Fórmula 1

La disputa legal y económica entre los anteriores propietarios de la escudería y los nuevos gestores amenaza con hacer desaparecer al equipo británico

Foto: La presencia de los Caterham en Austin aún no está asegurada (EFE)
La presencia de los Caterham en Austin aún no está asegurada (EFE)

No solo hoy está en juego la presencia de Caterham en el próximo Gran Premio de Estados Unidos, sino también su supervivencia. La disputa legal y económica que ha terminado por estallar públicamente entre el propietario inicial del equipo, Tony Fernandes, y Engavest, el consorcio empresarial que se hizo cargo del mismo, ha terminado por bloquear la actividad de la base de la escudería.

Los monoplazas deben salir este fin de semana para la Austin, pero la firma administradora encargada de gestionar del equipo, Smith & Williamson, decidió cerrar la sede del equipo en Leafield y bloquear la salida de los coches. Esta ha sido la última medida tomada contra el equipo gestor que intentaba sacar adelante Caterham tras el acuerdo inicial de compraventa adoptado en junio con Fernandes.

"Ahí te quedas con los trastos"

Durante estos días se ha producido un cruce de duras acusaciones entre el empresario malasio, el Grupo Caterham y los responsables de Engavest, que reprochan a aquel no haber transferido la propiedad del equipo después de que, según sus responsables, se cumplieran con todas las obligaciones acordadas para su venta.

“Tras tres meses operando Caterham F1, el comprador se ve obligado ahora a explorar todas las opciones, incluida la marcha de su equipo gestor. Los abogados han recibido instrucciones por parte del comprador para llevar a cabo las reclamaciones pertinentes, incluido al Señor Fernandes, quien, como propietario, gestionará el equipo de Fórmula 1”, lanzaba en su comunicado Engavest. Una suerte de 'ahí te quedas con los trastos', quejándose de encontrarse en la “injusta situación de financiar el equipo sin tener el título legal (de propiedad) del equipo que compró”. Engavest afirma incluso haber pagado por las acciones de Caterham, que todavía no habrían sido transferidas al consorcio suizo.

Colin Kolles gestiona la parte deportiva de Caterham (EFE)
Colin Kolles gestiona la parte deportiva de Caterham (EFE)

Empleados y seguidores sufrirán si el equipo deja de correr

Por su parte, Fernandes rechazaba en otro comunicado que Engavest hubiera cumplido su parte del acuerdo, esto es, “pagar a todos los acreedores existentes y futuros, incluyendo a la plantilla”. Según aquel, dichos pagos eran tan importantes para que se aseguró  "que las acciones no fueran transmitidas a los nuevos compradores a menos que no cumplieran con esta condición”. Al no hacerlo, Caterham Sports Ltd (la compañía británica que gestiona el equipo) tuvo que ser puesta bajo la tutela de Smith y Williamson por el banco acreedor, Export-Import Bank of Malaysia Berhad.

“Todo está preparado para ir a Austin, pero si los administradores no cambian de opinión, entonces será difícil”, explicaba Collin Kolles, quien gestiona la parte deportiva de Caterham por mandato de Engavest. Sus responsables reclaman ser los verdaderos propietarios de los monoplazas y el equipo, mientras que el Grupo Caterham declaraba que sigue "escuchando reclamaciones del equipo totalmente infundadas". "No solo no han pagado a los acreedores (e incluso han hecho que algunos de nuestro accionistas hayan tenido que pagar a algunos acreedores de su parte), sino que tampoco nos han pagado nada por el uso de la fábrica y la sede, o nada por el uso de nuestra marca. Resumiendo, no solo no han pagado, sino que ahora que se han nombrado administradores quieren escapar de sus obligaciones", explicaba.

No han cumplido con sus promesas y ahora, tristemente, son otras partes como los empleados y los seguidores de Caterham los que sufrirán si el equipo deja de correr”, amenazaba Fernandes. “Espero que no sea el caso y se encuentre una solución”.

De los tres nuevos equipos que entraron en la Fórmula en 2010, puede que dentro de poco solo quede Marussia. Y también en grave situación financiera. Bernie Ecclestone tendrá trabajo por delante si sigue mermando la parrilla de la Fórmula 1.

Fórmula 1
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios