MARCHIONNE PONE FIRME AL PRESIDENTE DE FERRARI

La colleja a Montezemolo por descuidar sus deberes, y hablar demasiado

"El corazón de Ferrari es ganar en Fórmula 1. No quiero ver a nuestros pilotos en séptima y duodécima posición (de salida)". Las quejas son de Sergio Marchionne

Foto: Montezemolo (i) y Sergio Marchionne.
Montezemolo (i) y Sergio Marchionne.

“El corazón de Ferrari es ganar en Fórmula 1. No quiero ver a nuestros pilotos en séptima y duodécima posición (de salida). Ver a los coches rojos en esta situación, teniendo los mejores pilotos, instalaciones excepcionales e ingenieros que son realmente buenos. Ver todo esto y considerar que no hemos ganado desde 2008… Luca ha hecho un trabajo excepcional en cuanto al volumen y los resultados económicos”. Tirón de orejas, advertencia o bofetón, se puede calificar de diferentes maneras el mensaje que recibió el jefe de Ferrari, Luca Montezemolo, por parte de su jefe, Sergio Marchionne, que hasta le ‘regañó’ por decir el sábado que él mismo elegiría cuándo se irá de Ferrari: “Somos buenos amigos, pero cuando leí sus declaraciones… son cosas que yo mismo no hubiera dicho”.

Marchionne, director ejecutivo del grupo Fiat y Chrysler, estuvo el domingo en un evento a 40 kilómetros del circuito de Monza, pero no se acercó a ver la carrera. La Prensa aglutinada en dicho espacio aprovechó el abandono de Fernando Alonso -y el descalabro que estaba sufriendo Ferrari- para cuestionar al empresario por ‘su’ equipo. Y no se cortó a la hora de criticar la gestión deportiva de Montezemolo. “Lo importante para Ferrari no sólo son los resultados financieros, también ganar, y hemos sufrido problemas durante seis años”.

La de Monza no fue una carrera más para Ferrari. Cierto que se reparten los mismos puntos que el resto –salvo la última, en Abu Dabi-, pero el tremendo simbolismo que evoca la hace especial e importante para los coches rojos. De ahí que se estuviera preparando con más atención que otras y que deseaban realizar un papel “digno”. Al final, nada salió a derechas y el resultado puso en bandeja, nuevamente, la reflexión de ¿quién es y dónde está Ferrari? Hoy en día es el cuarto equipo de la F1, superado incluso por Williams (tercero), que maneja un presupuesto de aproximadamente la mitad.

En 2010 se empezó a perpetrar unos cambios internos a nivel de técnicos que aún hoy sigue sin dar los frutos deseados. Se marchó el segundo piloto, que no aportaba los puntos requeridos en el campeonato de Constructores, pero tampoco era ese el problema. La cabeza del proyecto, Stefano Domenicali, también se fue (de manera oficial no le invitaron a irse, sino que se fue…) y ahora Marco Mattiacci, un hombre sin experiencia en la F1 pero sí en la gestión de personas, es el encargado de levantar a un equipo que parece haber tocado fondo. ¿Y el responsable último, Montezemolo? A ver quién critica al jefe… pues otro ‘jefe mayor’, en este caso Marchionne, una de las pocas personas que el presidente de Ferrari tiene por encima de él.

‘Pero, ¿Ferrari no era bueno?’

Marchionne ha reconocido a Montezemolo su labor económica con la compañía, con la cual este año registró un récord en facturación con 2.000 millones de euros el pasado curso, pero también que el resultado de las carreras es un activo “importante” para la compañía italiana. Para los seguidores que se hayan enganchado en el último lustro a la F1, les sonará a otra época la asociación de ideas del tipo: ‘Ferrari-ganador’, ‘Ferrari-velocidad’, ‘Ferrari-tecnología’… Además, en España, los nuevos ‘consumidores’ de F1 se han preguntado en la barra del bar: ‘pero, ¿Ferrari no era bueno?’. Afortunadamente para la compañía italiana, cuentan con otras armas románticas para embaucar a su exclusivo perfil de clientes. “¿Cuánto venderán el día que ganen?”, se preguntaba una persona del entorno de la Scuderia Ferrari. Marchionne quizás también se haga esa pregunta, al fin y al cabo "el corazón de Ferrari es ganar en Fórmula 1".

Acostumbrados a ver los tirones de orejas de Montezemolo al equipo, a Massa y a Alonso, ahora ha sido él quien se ha llevado la colleja. Tal vez sea él mismo quien diga que se va en el momento en el que él lo considere oportuno, como aseguró el sábado, pero ya sabe que si no lo hace pronto y las cosas continúan así, Marchionne ha advertido que “nadie es imprescindible”.

Fórmula 1
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
10 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios