"mAJESTAD, ACUÉRDESE DE UN NOMBRE: ALONSO"

Don Juan Carlos, el rey de la Fórmula 1

Así ha sido la relación entre la F1 y el Rey Juan Carlos, quien cinco meses después de su coronación entregó el trofeo del GP de España a James Hunt

Torre de control del circuito de Valencia, primera ocasión que el Mundial de Motociclismo visitaba el nuevo trazado. Ante las vidrieras, el Rey Juan Carlos, quien abdicara el pasado 2 de junio de 2014, veía toda la panorámica del circuito. A su espalda, estaba Adrián Campos, expiloto español del equipo Minardi.

- "Bueno, Adrián, en las motos somos los primeros, pero ¿para cuándo en los coches y en la Fórmula 1?", preguntó Don Juan Carlos.
- "Majestad, acuérdese de este nombre: Fernando Alonso, será campeón del mundo algún día".

El Rey se rió y se volvió hacia Adrián Campos
- "Pero, ¿cómo va a ser eso, si Luis Pérez Sala y tú solo habéis conseguido un punto en vuestra carrera en la Fórmula 1?"
- "Majestad, acuérdese", le insistió Campos, "será campeón del mundo".

"Después, cuando le vi más adelante en varias ocasiones, siempre me lo ha recordado", explicaba Adrián Campos a El Confidencial. De hecho, la anécdota era una muestra más del conocimiento y la afición que de la Fórmula 1 tenía el rey español, quien se realizó sus primeras fotografías con el asturiano cuando éste pilotó para Minardi. "Siempre estuvo cerca de nosotros, le tengo mucho cariño desde que José María García le pidió al Rey que me felicitara el día mi cumpleaños, en el 87, y lo hizo, es algo que nunca olvidaré".

Traspaso de la corona, de Schumacher a Alonso
Traspaso de la corona, de Schumacher a Alonso

300km/h por Montmeló en 1999

De hecho, don Juan Carlos es el único monarca que se ha subido a un biplaza de Fórmula 1, el que fabricara el equipo McLaren Mercedes para permitir un segundo pasajero a bordo. Fue en Montmeló, en 1999, y manejado por el expiloto Martin Brundle, ahora comentarista estrella de la BBC y Sky.

"Yo estaba muy nervioso. Es el pasajero más importante que he tenido nunca, y más desde que vivo tres meses al año en Marbella. Creo que lo pasamos muy bien. Tuve la impresión de que le gusta la velocidad y no se habrá llevado una decepción hoy",  comentó cuando se bajó del biplaza Brundle. Por aquel entonces, el ex de Tyrrell, Brabham y Benetton, entre otros, desconocía que a Su Majestad, por aquel entonces con 61 años, no le había funcionado un botón en el que avisaba al ‘conductor’ de reducir el ritmo de la marcha...

"No tengo la menor gana de que me des una vuelta a la pista"

Enfundándose los guantes
Enfundándose los guantes

Para la ocasión, el monarca español llevaba un mono personalizado con su nombre -‘King Juan Carlos-, y pudo dar dos vueltas al trazado catalán, donde alcanzó los 300 km/h en la meta. Años más tarde, mientras Brundle realizaba sus tradicionales paseos por la parrilla entrevistando a los protagonistas, el rey Juan Carlos andaba por la misma acompañado por Bernie Ecclestone. "¿Señor, cómo está?", le preguntó Brundle: "Bien, pero esta vez no tengo la menor gana de que me des una vuelta a la pista". Todavía se acordaba de esa velocidad punta y de los más de 3G que su cuerpo debió aguantar durante aquel histórico ‘paseo’. Este lunes, McLaren mandó los "mejores deseos" a Don Juan Carlos a través de Twitter, acompañando al texto una imagen del Rey con Ron Dennis.

Cinco meses después de su coronación en las Cortes, el Rey entregó su primer trofeo al ganador del GP de España, en ese caso fue una corona de laurel a James Hunt. Desde aquel 1976 y durante cuatro décadas, un gran número de sus agendas anuales han tenido un día en el que se podía leer Fórmula 1, ya fuera en el Jarama, Jerez o Montmeló… e incluso el valenciano GP de Europa. Don Juan Carlos estuvo presente en los boxes y paddock desde el principio, mucho antes de que la ‘era Alonso’ revolucionara el panorama deportivo nacional.

"En el 77 participamos en la carrera, y entonces íbamos todos los pilotos en la parrilla formada y se hacía una reunión de pilotos en la primera línea”, cuenta a este periódico Emilio de Villota, uno de los pioneros de este deporte en España, “pero justo antes debíamos ir a los pies de la torre de control del Jarama para saludar todos al Rey y a la Reina, era parte del protocolo de la parrilla de salida".

Un regalo de De Villota al Príncipe ‘sospechoso’

Don Juan Carlos invitó a De Villota  y su esposa Isabel ese mismo año a la Zarzuela, donde ambos protagonizaron una divertida anécdota. "Pensamos en llevar un detalle para el Príncipe Felipe. Estuvieron muy cariñosos y a la entrada del palacio le dimos el paquete directamente, y se organizó un poco de revuelo, porque por cuestiones de seguridad no se podía entregar paquetes directamente", cuenta De Villota, "y le hicieron al Príncipe un gesto de desaprobación. Entonces, un asistente personal lo cogió, y hubo unos momentos de inquietud, porque lo que llevábamos para darle era un reloj dentro de una reproducción de mi casco, y claro, dentro sonaba tic-tac… Al final nos disculpamos, y terminó todo entre risas".

De la Rosa junto al Rey
De la Rosa junto al Rey

n cada jornada que Don Su Majestad ha viajado hasta el corazón del Gran Circo, además de desarrollar una labor institucional, se ha podido comprobar cómo había algo más, un interés por un deporte que le gustaba, que seguía de cerca y que le ha llevado a disfrutar de él en otros circuitos fuera de nuestras fronteras, como Abu Dabi o Bahrein.

"Siempre ha tratado a todos los pilotos españoles con mucho cariño. Ha sido una persona de una sola pieza y que ha demostrado cada año que estaba pendiente de los cambios y las reglas. Sabía cuándo debía preguntar por el motor, los neumáticos…", explica una persona asidua al paddock a El Confidencial. En su visita a los garajes no se debía emplear el lenguaje superficial que ante una celebrity o ‘político común’; sus dudas han sido siempre más complejas, consciente de por dónde se mueve cada temporada la F1.

A sus 76 años, Don Juan Carlos deja el trono pero no su pasión por la velocidad. Sus fotografías con decenas de pilotos y personalidades de Fórmula 1 forman ya parte de la historia de este deporte, situando el listón a su hijo muy alto. El 10 de mayo de 2015 y dependiendo de su agenda, Felipe VI tendrá la oportunidad de entregar el trofeo al ganador del GP de España. Otra cosa será ver las distendidas charlas que Don Juan Carlos mantenía con una importante parte de la parrilla momentos antes de las carreras. Dentro de un año se verá… quizás le haga su padre de anfitrión.

Fórmula 1
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
10 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios