Cómo Nico Rosberg le robó la cartera a Lewis Hamilton en Mónaco
  1. Deportes
  2. Fórmula 1
UNA MANIOBRA BASTANTE DUDOSA

Cómo Nico Rosberg le robó la cartera a Lewis Hamilton en Mónaco

Con su experiencia de piloto, Andy Soucek analiza la ya famosa salida de pista de Rosberg en Mónaco y sus posibles consecuencias para el futuro

placeholder Foto: Nico Rosberg, en el podio del Gran Premio de Mónaco. (EFE)
Nico Rosberg, en el podio del Gran Premio de Mónaco. (EFE)

Nico Rosberg ha estado picando piedra en Mercedes en los momentos más oscuros del equipo aleman. Y llegó la gran estrella de McLaren, Lewis Hamilton. Para muchos, el piloto más rapido de la Fórmula 1. ¿Y Rosberg se iba a dejar robar la cartera? En el pasado Gran Premio de Mónaco sedesató esa esperada guerra desde que Hamilton llegó a Mercedes, más si cabe con el coche que tienen entre manos este año.

La gran pregunta es: ¿hasta dónde fue capaz de llegar el piloto alemán para frenar a quien le había ganado todas las carreras de 2014, menos la de Australia,y porque abandonó?En principio, es difícilafirmar si su salida de pista en el Q3 de Mónaco fue intencionada pero, si lo fue, estuvo muy bien ejecutada. De todas formas, analicemos qué pudo pasar, y permitidme que lo haga desde mi experiencia como piloto.

Los giros de volante no son normales

Si observamos la cámara de a bordo desde la toma frontal,se ve claramente cómo Nico frena más tarde de lo habitual, hace varios movimientos con el volante para simular que va a entrar en la curva, pero lo que hace es desestabilizar el coche y se va recto con demasiado control del monoplaza.

Por mi experiencia, los pequeños giros de volante de izquierda a derecha no son normales. Tienen además la ventaja de desestabilizar los pesos del coche, con lo cual facilitan blocar un neumático, dandoasímás sensación de verosimilitud ycredibilidad a su acción en un circuito ya de por sí bacheado y con cambios de peralte como la zona de Mirabeau, donde se salió de la pista.

Simplemente, los curiosos gestos de volante de Rosberg parecían hechos para justificar con la telemetría y la cámara dea bordoun error de pilotaje, que intentó entrar en la curva pero se pasó de frenada por atacar más de la cuenta.

Un piloto, si duda, no gira varias veces el volante

La precisión y seguridad con la que entra un piloto a una curvasuele ser determinante. Si se frena muy tarde, ya anticipas que te vas a ir recto y decides tomar el camino de la escapatoria, porque en el fondo sabes que no vas a poder entrar en la curva a esa velocidad. Si dudas un segundo, te chocas contra la barrera.

Personalmente, me pasó algo parecido en Mónaco 2008 en la GP2, hice cuarto en los libres y salí a luchar por la pole. En mi primera vuelta lanzada, con los neumáticos aún fríos, frené tarde en Sainte Devote y bloqueé los frenos… Pensé que podía hacer la curva pero dudé y me fui recto contra el guardaraíl. Un piloto si duda, no gira el volante varias veces de izquierda a derecha… O intenta hacer la curva y se va recto por un error de cálculo, o directamente aborta la vuelta y utiliza la escapatoria.

Por mi parte, y en mi experiencia como piloto, reconozco haber provocado una bandera amarilla en alguna ocasión de forma deliberada cuando sabía que me iban a bajar el tiempo, por lo que no parece descabellado pensar en que Nico acudiera a ese plan B en mente ante la tremenda presión del momento y del valor de la pole en Mónaco.

A semejante nivel de presión y competividad, vale todo

Cuando Schumacher aparcó su Ferrari en mitad de la pista en 2006 para provocar una bandera amarilla, su maniobra fue demasiado evidente. Pero Rosberg deja lugar a la duda y seguramente fue lo que privó a los comisarios deportivos deimponer sanciones contra el piloto de Mercedes.

En la Fórmula 1, y a semejante nivel de competitividad y presión, vale casi todo.Acciones de este tipo demuestran la astucia de los algunos pilotos. Rosberg tiene fama de magnífica persona, pero a veces hay que conocerse en situaciones límite para saber hasta dónde puede llegar uno y qué es capaz de hacer.

Un golpe sobre la mesa

La moraleja de Mónaco es que Rosberg dioun golpe en la mesa para demostrar que en Mercedes no manda nadie. Montecarlo ha sido un punto de inflexión para Hamilton, que se quedó totalmente descolocado en el fin de semana.Poca gente esperaba que Rosberg pudiese plantarle cara en el Mundial, peroahoracomanda la clasificación de pilotos.

Aunque la pasada semana Hamilton se descolgara en Twitter anunciandola reconciliación con Rosberg, el panorama no cambia en absoluto.Uno de los temas más fascinantes del presente campeonato seraver cómo el británicoresponderá a partir de ahora. Dentro y fuera de la pistaporque, aunquees un poco más rápido que su compañero,también tendrá que ser más inteligente.Rosberg lo es,y mucho más que Hamilton.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Mercedes Nico Rosberg Ferrari Lewis Hamilton McLaren Fórmula 1
El redactor recomienda