Fernando Alonso 'vota' por Jules Bianchi
  1. Deportes
  2. Fórmula 1
EL FRANCÉS DA MOTIVOS A FERRARI PARA 'ASCENDER'

Fernando Alonso 'vota' por Jules Bianchi

"Es fantástico. Estoy contento por él y muy orgulloso de lo que este resultado significará para su carrera". El orgullo entre Alonso y Bianchi es recíproco

placeholder Foto: Jules Bianchi y Fernando Alonso en el tradicional partido de fútbol de Mónaco.
Jules Bianchi y Fernando Alonso en el tradicional partido de fútbol de Mónaco.

"Es fantástico. Estoy contento por él y muy orgulloso de lo que este resultado significará para su carrera". Seguro que Jules Bianchi también sintió orgullo cuando vio lo que su amigo Fernando Alonso dijo de él ante la Prensa en Mónaco. Habló como si fuera su tutor de lo que fue la remontada del fin de semana y una de las más significativas de2014. No es sencillo salir en Mónaco en la penúltima posición y terminar en los puntos. Y menos si se conduce un Marussia y hay que cumplir una sanción de 5 segundos. El piloto francés obró este ‘milagro’ desde que se apagó el semáforo, ganando cinco posiciones ya en la primera vuelta, para dar los únicos dos puntos en la historia del equipo anglorusoy un empujón (definitivo) para susalvación económica.

"No tengo dudas de que será buena (su carrera), pero espero que con este resultado pueda tener un coche más competitivo el próximo año y mostrar su talento todavía más". En las palabras de Fernando Alonso se podría pensar que existe cierta subjetividad ya que "Jules no es solo un chico de la Ferrari Academy, es también un amigo. Pasamos mucho tiempo juntos en Maranello jugando al fútbol, montando en bici y viajando también a algunas carreras". Sin embargo, nadie como el de Niza ha dado tantos motivos para un ‘ascenso’ de entre los que finalizan las carreras normalmente por detrás.

De las 19 pruebas que ha terminado en F1, sólo en 3 pasó por línea de meta detrás de su compañero, Max Chilton. El año pasado concluyó decimonoveno en el campeonato, superando a Chilton (último) y a los dos Caterham. Además, también acabó por delante de Heikki Kovalainen, quien disputó dos grandes premios con Lotus.

Segundo motor Ferrari de la carrera

El domingo adelantó hasta a cinco vehículos en los instantes iniciales y hacia la mitad de la prueba pasó a Kamui Kobayashi. El resto de las posiciones ganadas llegaron gracias a las averías de Bottas, Vergne, Kvyat y Vettel, a los fallos de pilotaje de Gutiérrez, Sutil y Pérez -que abandonaron tras sus respectivos golpes- y al lío en el que se metieron Kimi Raikkonen y Kevin Magnussen en Loews hacia el final de la carrera. Con la cabeza fría y una sólida conducción, Bianchi fue esquivando obstáculos para cruzar la línea de meta en octavo lugar. Como se suele decir: pescó en río revuelto.

Para poner la guinda al pastel, el último objetivo del día era sacar más de cinco segundos a su inmediato perseguidor, el Lotus de Romain Grosjean, de manera que la penalización no le bajase de ese meritorio octavo puesto. Pero dos ‘milagros’ en un mismo día ya eran demasiados. A pesar de que el MR03 había "mejorado tras los test de Barcelona", como aseguró el propio Bianchi tras la carrera, no era el coche quien le había puesto en esa situación, sino el piloto. Aún así le faltó poco, sólo un segundo y medio. Conviene recordar que Lotus pasó por meta tras un Marussia porque Grosjean sufrió un pinchazo nada más comenzar que le obligó a cambiar dos veces las gomas (una más que el resto).

El resultado de dos puntos aseguraprácticamente que Caterham (equipo en venta, ahora más) será el último equipo del Mundial y pone en aprietos a Sauber, que todavía no ha logrado puntuar. Las consecuencias de la clasificación de Constructores se traducen en un importante pellizco económico y el 'zarpazo' de Bianchi en Mónaco vale su peso en oro.

Un Marussia mejor que Sauber

¿Y si este éxito no termina aquí? "Al principio era un poco más lento que Sauber y los otros coches que tenía por delante, pero estaba con gomas duras y el resto con blandas. Cuando cambié las gomas fui competitivo y mis tiempos por vuelta muy buenos". En Canadá se verá de una manera más clara el estado de forma de Marussia.

Canterano de Ferrari con 24 primaveras, es uno de los pilotos que la Scuderia protege de cara al futuro y, como apunta el asturiano, lleva dando motivos para que el equipo italiano le busque un asiento en un equipo que aspire a algo más que terminar la carrera. Quién sabe si será capaz de convertir uno de sus sueños en realidad dentro de un par de años: "Con el que me gustaría correr algún día en Ferrari es con Fernando Alonso, es muy rápido, es alguien que me ha impresionado... es impresionante", señaló hace un año en una entrevista a El Confidencial. Si, como apunta el asturiano, el año que viene muestra su valía en un equipo medio y consideran en Maranello que su evolución es importante podrían llegar a coincidir en 2016. Aunque para eso deben suceder muchas cosas… empezando por respetar los contratos de los actuales pilotos –Kimi (2015) y Fernando (2016)- o que no se cuele nadie delante, tipo Nico Hulkenberg, por ejemplo.

Fernando Alonso Ferrari Marussia Jules Bianchi